31 agosto 2010

Un gashego entre argentinos (Las crónicas del Mundial de Basket de Turquía) 6: 3 victorias 3

-----------
Argentina se impone con claridad a Angola pese a su irregular juego
KAYSERI Argentina se impuso este lunes con claridad a Angola (70-91) y sigue líder del grupo A, a pesar del mal juego que practicó durante el primer y el tercer cuarto, en los que sólo la calidad de un imprescindible Scola mantuvo a flote a los sudamericanos. Sólo fue tras el descanso y la salida como base de Cequeira que el equipo encontró su lugar en el campo y empezó a hacer valer su clara diferencia de calidad respecto al equipo africano. En el primer cuarto, Delfino parecía mentalmente marcado por su partido anterior, en el que los australianos no le dejaron jugar, y parecía tener la muñeca oxidada: lanzó tres triples y los falló todos. Así las cosas, nuevamente Scola hubo de cargar con todo el equipo a sus espaldas y anotó 17 puntos en los diez primeros minutos. Conscientes de la superioridad física argentina en la pintura, los angoleños jugaron al tiro medio y largo, viendo el daño que les había hecho Australia ayer. SEGUIR LEYENDO

30 agosto 2010

Un gashego entre argentinos (Las crónicas del Mundial de Basket de Turquía) 5: Argentina líder aunque con susto

----------
74-72. Una Argentina despistada sufre demasiado para vencer a Australia
KAYSERI Argentina, una de las candidatas al oro mundialista, venció a Australia (74-72) en un mal partido de la albiceleste, en la que sólo brilló Scola y en el que fue, prácticamente siempre, a remolque del conjunto oceánico. A la nacional argentina se le puso cuesta arriba el primer cuarto (5-13 en el ecuador), con los australianos tirando de tres con bastante acierto (4 de 7 dentro) y una defensa muy dura en la pintura que impedían entrar a Scola y a Leo Gutiérrez. No hallaba su sitio Argentina. SEGUIR LEYENDO
----------------
El próximo rival: La reina de África, pero en baja forma
KAYSERI Angola, la reina indiscutible de África pero en baja forma debido a la falta de partidos preparatorios antes del mundial, recibe mañana (18.30 GMT) a una Argentina imbatida pero que ha sufrido para ganar a sus rivales hasta el momento, Alemania (74-78) y Australia (74-72). El debut de Angola fue un desastre, una humillación, ya que los serbios les pasaron por encima como una apisonadora (44-94), sin que pudiera levantar la mano para quejarse. "Lo que pasó con Serbia no fue bueno para nosotros", confiesa el entrenador angoleño, Luis Magalhaes: "No era fácil reponerse de esa derrota". El segundo encuentro, frente a la inexperta Jordania, no empezó mucho mejor, con parciales favorables para los árabes en los tres primeros periodos. Hasta el final -con cierta ayuda de un par de decisiones polémicas del árbitro- no lograron los africanos ponerse claramente por delante. A pesar de que el resultado fue holgado (65-79), Angola no dio una buena imagen, excepto en el último cuarto, cuando mostró el juego que le ha llevado a dominar los campeonatos FIBA de África en los últimos 20 años. Fue la experiencia de los africanos la que supo sacar tajada del hundimiento jordano. No podía ser menos en un equipo comandado por un base de 38 años, Miguel Lutonda, que encestó 11 puntos en los últimos minutos. La convocatoria de Lutonda para el Mundial resultó una sorpresa ya que el jugador se había retirado de los campeonatos internacionales en 2007 y no participó junto a su selección en las Olimpiadas de Pekín, pero el base de 187 centímetros es el cerebro de la selección. SEGUIR LEYENDO

29 agosto 2010

Un gashego entre argentinos (Las crónicas del Mundial de Basket de Turquía) 4: Argentina se estrena con victoria

----------
Argentina vence a Alemania gracias a un gran Delfino
KAYSERI Argentina venció a Alemania (74-78) en un partido con alternativas constantes en el marcador, pero en el que logró imponerse gracias al brillo de Delfino (27 puntos), seguido de un Escola que acertó más en la segunda mitad (20 puntos), aunque a punto estuvo de ensombrecerle el debut una Alemania comandada por un Greene demoledor (20 puntos). Comenzó igualado el primero cuarto (18-23) entre los dos equipos que están llamados a liderar el grupo A -junto a Serbia, que machacó a los angoleños (44-94). SEGUIR LEYENDO
El próximo partido: espera la Australia de la sangre fría, que no empezó bien
KAYSERI Después de haber dejado atrás a los alemanes (74-78), a Argentina le espera la Australia de la sangre fría. Aunque vencieron su primer partido (76-75), los australianos decepcionaron un tanto en su inicio ante Jordania, el que parecía el equipo más débil del campeonato, aunque finalmente resulto un hueso duro de roer. A los oceánicos se les nota la baja del pívot de Milwaukee Andrew Bogut y salieron al partido en un primer cuarto que parecían presas de Morfeo, mientras los árabes, aunque renqueantes y tropezando, atacaban. Así, Jordania lideró durante prácticamente todo el partido -excepto un breve periodo al inicio del último cuarto- hasta llegar a los últimos 30 segundos con un marcador 74-75, contrario a los australianos. Ahí fue donde la selección de Brett Brown, asistente de los San Antonio Spurs, demostró su experiencia y sangre fría: un rebote ofensivo cazado provocando una falta en ataque; tiros libres y los dos puntos que les faltaban para adelantarse (76-75). En general ése es el as en la manga de los canguros: la paciencia. Durante todo el partido contra Jordania supieron jugar si no de forma deslumbrante, sí con la virtud de mantener la calma y no alterarse a pesar de que aumentase en su contra la diferencia del luminoso. De hecho, el seleccionador argentino, Sergio Hernández, ya conoce la baza de su próximo rival y antes del Mundial decía de ellos: "No se les puede subestimar. Se mantienen en pie aunque les lleves una diferencia de 15 puntos. Juegan como si nada hubiese pasado". SEGUIR LEYENDO

28 agosto 2010

Un gashego entre argentinos (Las crónicas del Mundial de Basket de Turquía): 3 EMPIEZA EL MUNDIAL

----------
Una Alemania joven y sin Nowitzki será una incógnita en el debut de Argentina
KAYSERI La experiencia y táctica de los argentinos, frente a la juventud de los alemanes. Las lesiones en el equipo americano contra la ausencia de la estrella de Alemania Dirk Nowitzki. La solvencia de la albiceleste, frente a la incógnita germana. Así se presenta mañana (18.30 GMT) en el Kadir Has Arena de Kayseri el encuentro que abre la participación de Argentina en el Mundial de Baloncesto y que puede ser una verdadera caja de sorpresas. El seleccionador argentino, Sergio Hernández, no se fía de Alemania para nada. Ni aunque les falte Nowitzki. De hecho, precisamente no se fía por eso. El equipo que antes contaba con la estrella de los Dallas Mavericks era previsible como la maquinaria de un instrumento electrónico alemán. Ahora no. SEGUIR LEYENDO
Sergio Hernández: la ausencia de Nocioni obliga a "readaptar la táctica"
KAYSERI La ausencia del alero Andrés Nocioni, vetado de la participación mundialista por los Filadelfia 76ers a causa de su lesión de tobillo, obligará a Argentina a readaptar su táctica. Esta es la conclusión del seleccionador de la nacional argentina, Sergio Hernández, quien, en una conversación con la prensa, contradijo las palabras dichas poco antes por sus jugadores Luis Scola y Pablo Prigioni. Scola había mantenido que la baja del 'Chapu' no afectará al juego de Argentina ya que el combinado albiceleste disputó la mayor parte de los partidos de preparación sin la contribución del alero de la NBA. "Puede que el que esté equivocado sea yo", dijo Hernández con su habitual caballerosidad. "Pero no podemos obviar es que la parte deportiva se ve afectada porque (Nocioni) era una pieza muy importante del equipo", añadió. SEGUIR LEYENDO
Scola: “No hay tiempo para lamentos”
KAYSERI No hay tiempo para lamentarse. El Mundial es la máxima competición del básquetbol a nivel global y el equipo de Argentina, uno de los favoritos para alzarse con el oro en Turquía, debe pasar página al golpe moral que supuso ayer el abandono del alero Andrés Nocioni debido a su lesión y a la presión de su club en Estados Unidos: “Aquí el que se pone triste, pierde”. Así opinó hoy el ala-pivote de la nacional argentina Luis Scola, que como Nocioni milita en la NBA y sabe de la presión que ejercen las franquicias estadounidenses sobre sus jugadores. Con todo, el jugador de Houston Rockets reconoció que la retirada del “Chapu” les ha afectado anímicamente. SEGUIR LEYENDO
Ramadán, referéndum y golpe de estado: algunas curiosidades del Mundial
KAYSERI Un referéndum constitucional que coincide con el 30 aniversario del golpe de estado más sangriento de la democracia turca justo el mismo día -12 de septiembre- que se juega la final de un Mundial disputado en pleno mes de Ramadán. Sin olvidar el partido 'político' que se disputará el 1 de septiembre: se enfrentan Irán y EEUU, pero esta vez sólo con las armas del balón. SEGUIR LEYENDO

27 agosto 2010

Un gashego entre argentinos (Las crónicas del Mundial de Basket de Turquía): 2 - Argentina y el Grupo A

--------
Argentina, favorita de grupo A pese a golpe moral por la retirada de Nocioni
KAYSERI Argentina es una de las candidatas a ocupar el podio del Mundial de Baloncesto de Turquía y la clara favorita para quedar primera en la fase de grupo que disputa a partir de mañana en Kayseri contra Alemania, Serbia, Australia, Angola y Jordania. El primer puesto del grupo A sería el lugar que corresponde a la selección número uno en el ránking de la FIBA y en cuyo palmarés acumula una plata en el Mundial de EEUU (2002), el oro olímpico en Atenas (2004), un cuarto puesto en Japón (2006) y su bronce en los Juegos de Pekín (2008). Pero para mantener esa tendencia tendrá primero que arreglar cuestiones internas y sobreponerse a los problemas físicos de los jugadores y, especialmente, al duro golpe moral y técnico que ha supuesto la retirada forzosa del alero Andrés Nocioni. SEGUIR LEYENDO

Un gashego entre argentinos (Las crónicas del Mundial de Basket de Turquía): 1

Doy comienzo aquí a una nueva serie de reportajes: publicaré algunas de mis crónicas desde el Mundial de Baloncesto de Turquía 2010. En la fase de grupos escribo desde Kayseri, donde se juega el pase a la fase final el grupo A: Argentina, Angola, Alemania, Australia, Serbia y Jordania. Con especial atención a la albiceleste de Scola, Delfino y Prigioni.
Foto: Llegada de la Selección Serbia a su concentración en el hotel Hilton de Kayseri (Andrés Mourenza)

----------

Bascat: El enigmático felino mascota del mundial (EFE - Diario Vasco)

VAN Bascat es la mascota oficial del Mundial de Baloncesto que se disputará en Turquía del 28 de agosto al 12 de septiembre. Como buen felino, es amante de vagar sin rumbo; como buen fan del baloncesto, en lugar de trepar por los tejados trepa hacia la canasta con el balón en su manos. Aunque su cabeza es la media luna de la bandera turca, su mirada alegre y chispeante es la de un auténtico gato. Y sin embargo, es leal y amigable porque... ¡cree que es un perro! ¿Es que los organizadores del mundial diseñaron la mascota bajo los efectos de algún extraño estimulante? No. Para descubrir qué hay tras el enigmático Bascat hay que tomar un avión y recorrer Turquía de cabo a rabo, hasta la frontera con Irán y Armenia... (SEGUIR LEYENDO)

----------

Nocioni dice adiós al Mundial entre lágrimas (EFE - AS)

KAYSERI Sin poder contener las lágrimas y con los ojos enrojecidos, el alero argentino Andrés Nocionio anunció hoy que no disputará el Mundial debido a que su nuevo club, los Philadelphia 76ers, le han obligado a retirarse para no agravar sus problemas físicos. Nocioni, uno de los jugadores esenciales en el esquema del seleccionador Sergio Hernández, arrastraba una lesión desde hacía semanas. El médico de la albiceleste que ha llevado su caso, Diego Grippo, explicó hoy... (SEGUIR LEYENDO)

23 agosto 2010

"Tele-Ramadán a domicilio, dígame" (El Periódico)

Andrés Mourenza

¡Paquete para la calle Mostar! Media docena de mujeres cubiertas con coloridos velos atienden los teléfonos de la línea Aló-Iftar, un proyecto del Ayuntamiento de Esenler, un distrito estambulí de clase obrera de 500.000 habitantes. Entre las tres y las cinco de la tarde, cualquier hogar de Esenler puede solicitar por teléfono una cena de iftar –la comida con que se rompe el ayuno en el mes sagrado del Ramadán– que se entrega en su casa de forma gratuita, como si se tratara de un Telepizza sin ánimo de lucro.

«A todos nos puede suceder algo a lo largo del día que nos impida preparar el iftar. Por ejemplo, que la señora de la casa se encuentre indispuesta o que su marido no le haya dejado dinero para hacer la compra», afirma el alcalde de distrito, Mehmet Tevfik Göksu, del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan. Eso sí, hay una condición: solo se puede hacer uso de Aló-Iftar una vez en todo el mes.

Existe también un programa para los más pobres y necesitados, ya que el Ramadán hace aflorar la compasión como ninguna otra época del año. Y el AKP, de raíces islamistas moderadas, tampoco desaprovecha esta oportunidad para ganar puntos. Todas las tardes, los trabajadores del Ayuntamiento de Esenler reparten comida a unas 3.000 personas sin recursos. «¡Que nadie se quede sin iftar!» es la consigna. «Antes poníamos carpas e invitábamos a los más necesitados, pero la gente agradece más que le llevemos la comida a casa», asegura Ömer, un funcionario municipal.

Los servicios sociales del ayuntamiento designan a las familias que reciben esta ayuda. «Comprobamos si tienen trabajo y preguntamos a los vecinos y a los comerciantes», explica Ömer. Meryem, una funcionaria que a veces acompaña a los repartidores, conoce el timbre de cada uno de los vecinos del barrio, sus nombres, su ocupación, si están enfermos o sanos. «En esta familia, el marido tiene tuberculosis, y el hijo, un grave problema dermatológico. Se pasan el día en el hospital. La única que trabaja, en un taller textil, es la mujer», comenta.

En realidad, esta es la maquinaria política del AKP trabajando a pleno rendimiento. El secreto de cómo el partido de Erdogan ha logrado asentarse en Turquía se halla precisamente en su efectivo gobierno municipal, en los lazos que teje con la población de los barrios y en la beneficencia que reparte.

En el ayuntamiento, dos personas se acercan a Özcan Hamza, director de los servicios sociales. Un muchacho con pinta de haber dormido en la calle pide una ayuda económica y el funcionario le explica que debe solicitarla a través de canales burocráticos. Aun así le invita a un iftar popular (el Ayuntamiento pretende establecer un récord Guinness juntando a 45.000 personas para romper el ayuno). La otra, una anciana, exige una caja de comida gratuita, pero Hamza le recrimina que no cumple los requisitos para recibirla. Ella insiste e insiste y finalmente el director ordena que la vieja se lleve un paquete. A fin de cuentas, cada voto es importante.

20 agosto 2010

Mending the Israeli-Turkey fracture (Common Ground - Hürriyet Daily News)

by Andrés Mourenza
The government of Israel recently announced its willingness to cooperate with a UN investigation into the raid on the Freedom Flotilla in which eight Turks and a US citizen of Turkish origin were killed. However, Ankara’s insistence that Israel admit its role as an instigator and Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu’s stance on the flotilla incident, insisting that Israel was forced to act, has further undermined the relations between two of the United States’ main allies in the Middle East.
Turks have grown upset about Israel’s operations in Gaza and Lebanon in recent years, which have disrupted Turkey’s efforts to promote peace in the region. These efforts include a revitalisation of the Erez industrial zone project in Israel – a project that would have given hundreds of Gazans the opportunity to work – and Turkish diplomats’ efforts to promote dialogue between Israeli and Syrian officials.
For their part, Israelis and some groups within the United States and the European Union are concerned that the government of Turkish Prime Minister Recep Tayyip Erdogan has embraced a conservative Middle East because of it growing contacts with the Iranian and Syrian governments. This, coupled with the political Islamic roots of Turkey’s current Justice and Development Party (AKP) government, has caused the right-leaning members of Israel’s government to suspect Turkey’s motives of being more political than humanitarian in providing aid to Gazans, unfortunately deepening their divide.
At this point in Israeli-Turkish relations, some steps need to be taken to help re-establish positive people-to-people and government interaction between the two countries – and to improve the political climate in the Middle East.
The first step in re-establishing positive ties would be for Israel’s government to first apologise to Turkey for the flotilla incident. In the raid’s aftermath, Turkish nationalism cannot be ignored, and the Turks will not soon forget the deaths of their compatriots and the attack on a ship carrying the Turkish flag. Turkey is unlikely to send its recalled ambassador back to Israel in the absence of an apology. Without any concessions on Israel’s part, the potential for nationalist solidarity within each country could occlude either country’s desire for renewed diplomacy.
Meanwhile, Netanyahu must consider not just the humanitarian reasons for lifting the blockade of the Gaza Strip, but also the benefits of doing so for the sake of good public relations both in the region and globally. Allowing aid into Gaza would reduce hostility toward Israel, not only in Turkish public opinion, but also in Israel’s neighbouring countries with Muslim-majority populations.
On the Turkish side, Erdogan and other members of his cabinet should gracefully accept this move and declare relations back to normal, leaving the inflammatory rhetoric against Israel aside going forward and re-focus on mediation in the peace process and development projects that help Palestinians. Both sides must keep in mind the long-term need for continuing dialogue. This is essential for the future of the entire region. Ankara’s role in Israeli-Syrian mediation, for example, has been the most promising in a while when it comes to resolving the dispute over the Golan Heights.
As Syrian President Bashar al-Assad said during his July visit to Spain, Syria wants to see Turkish-Israeli relations recover because Turkey is playing the most vital role in furthering the Middle East peace process.
At the same time, Turkish business owners with investments in Israel are urging the Turkish government to resolve the current crisis.
Neither Syria nor Israel can afford to lose Turkey as a peace-broker, as Turkey’s interests as an emerging regional power are realistically bound to healthy diplomacy with Israel.
The European Union has a role to play as well. Every time Brussels has rejected a Turkish bid to join the EU – in 1989, 1997 and possibly again in the current rounds – Ankara has turned its gaze eastward, which the West views nervously for geo-political reasons. A decisive and inclusive stance by the EU as far as Turkish accession is concerned would greatly help Turkish-Israeli relations, since it could allay Israeli fears of an eastward-looking Turkey.
Turkey still stands as a reputable broker for disputes in the region. Without solving its current issues with Israel, however, Ankara’s role as mediator may be undermined in some of the most intractable and urgent conflicts.
###
* Andrés Mourenza is a coordinator of Eurasian Hub (www.eurasianhub.org) and a Spanish journalist based in Istanbul since 2005. He writes for Spanish EFE news agency (www.efe.com) and El Periodico de Catalunya (www.elperiodico.com). This article was written for the Common Ground News Service (CGNews).
Source: Common Ground News Service (CGNews), 17 August 2010, www.commongroundnews.org

17 agosto 2010

¿Está utilizando el ejército turco armas químicas contra el PKK?

Foto: Empleados municipales de Semdinli lavan el cadáver mutilado de un miembro del PKK, el pasado julio (IHD).
---------------
Carne deformada como si fuera plástico quemado, huesos retorcidos, vísceras al aire. Resulta inexplicable el horror que se siente al ver estas imágenes de los cadáveres de militantes del grupo armado kurdo PKK. Este periodista consiguió recientemente unas fotografías de un grupo de militantes kurdos abatidos el pasado septiembre que podrían demostrar el uso de armas químicas contra el PKK por parte del ejército turco. He aquí la investigación hecha para El Periódico:
-------------
Andrés Mourenza
Estambul
Los miembros del PKK que aparecen en las fotografías fueron abatidos por el ejército turco el pasado mes de septiembre y, a pesar de que las autopsias oficiales se negaron a certificar nada inusual, la Asociación Derechos Humanos (IHD) denunció que los cadáveres presentan restos de productos químicos. Un informe forense del Hospital Universitario de Hamburgo, hecho a petición del semanario alemán Der Spiegel, certifica este punto.
«Hay indicios de que el Ejército turco utiliza armas químicas contra el PKK», explica a este diario Ismail Akbulut, representante de IHD en la provincia de Hakkari. Turquía firmó en 1997 la Convención sobre Prohibición del Desarrollo, Producción y Almacenamiento de Armas Químicas y hasta ahora ha aprobado 12 inspecciones. Un representante del Gobierno ha negado que los miembros del PKK hayan sido abatidos con armas químicas, tildando las acusaciones de «propaganda del PKK».
Existe otra posibilidad. «Respecto a este último caso aún no estamos seguros de si los muertos han sido víctimas de armas químicas o se han utilizado productos químicos para deformar los cadáveres tras su muerte», dice Akbulut.
A mediados de los años 1990, la foto de un soldado turco posando con las cabezas decapitadas de dos miembros del PKK enfureció a Europa. Desde entonces no se habían detectado abusos sistemáticos de los cadáveres de los rebeldes kurdos, pero en los últimos meses las denuncias se han multiplicado.
AMENAZA CUMPLIDA / Un activista de derechos humanos explica que, en julio, recibió la llamada desesperada del único superviviente de un comando del PKK. El hombre, encarcelado, afirmaba que los soldados turcos le habían amenazado con decapitar el cuerpo de su comandante, cuyo alias era Capitán Özgür, si no cantaba. Los militares cumplieron su promesa. «Comprobamos que ocho guerrilleros habían sido mutilados. Les habían cortado manos, pies y cabeza. En el caso de las mujeres habían jugado con sus miembros sexuales», relata el activista de la organización humanitaria que atendió al denunciante.
La pasada semana se detectó otro caso: cinco cadáveres de militantes del PKK abatidos en Batman fueron devueltos a sus familias completamente calcinados, denuncia IHD.
«El Estado turco no respeta las normas de la guerra», se queja Akbulut para añadir: «Es necesaria una investigación internacional sobre lo que está pasando».
------------

ORÍGENES

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se levantó en armas el 15 de agosto de 1984 para reivindicar la independencia de los kurdos de Turquía.

VÍCTIMAS

Desde entonces, han muerto unas 45.000 personas entre rebeldes kurdos, soldados turcos y civiles.

REIVINDICACIONES

Con el paso de los años, el PKK ha reducido sus reivindicaciones y, actualmente, solo exige la autonomía, además del respeto a la lengua y la cultura kurdas. Turquía, la UE y EEUU consideran al PKK una organización terrorista y su líder, Abdulá Ocalan, cumple una condena de cadena perpetua.

En lo que va de año el PKK ha incrementado sus atentados y ataques matando a cerca de un centenar de soldados y policías turco. El pasado viernes, el PKK anunció una tregua hasta el próximo 20 de septiembre.

---------------
Tras valorar largamente los pros y los contras, Noticias desde: Turquía ha decidido publicar como prueba documental una de las fotografías de los cadáveres de miembros del PKK que se sospecha que han sido objetos de armas químicas. NdT la publica porque, por un lado, los familiares de los muertos desean que se conozca esta situación y, por el otro, porque la visión de los cadáveres calcinados demuestra que "algo" se ha utilizado: bien sean armas químicas o ácidos para mutilar los cuerpos post-mortem y ambas acciones implicarían una grave violación de las convenciones internacionales sobre derechos humanos y normas de la guerra.
Ahora bien, NdT avisa de que la fotografía puede HERIR GRAVEMENTE LA SENSIBILIDAD DE LOS LECTORES por lo que si no se siente completamente preparado NO abra la fotografía. Para verla haga click en el siguiente recuadro.

16 agosto 2010

La ciudad de los contrabandistas (EFE - La Vanguardia, Qué!)

Andrés Mourenza

Yüksekova, una localidad situada allá donde se unen Turquía, Irán e Irak, es una tierra de frontera en el más estricto sentido de la palabra: sus gentes, en medio de la cruel guerra entre rebeldes kurdos y soldados turcos, sobreviven sólo gracias al contrabando.

"Anda, tráenos té. Pero que sea 'de verdad', no de contrabando", ordena un agente de policía. En la región kurda de Turquía, en lugar de aquel de las provincias norteñas, se consume el té producido en Sri Lanka que llega de contrabando hasta el país euroasiático por la antigua Ruta de la Seda, ahora reconvertida en moderna ruta de la energía, las migraciones y el tráfico de estupefacientes.

El té de contrabando -al que se llama así sin ningún rubor- es fuerte y amargo, de un amargor similar a las vidas de los habitantes de Yüksekova.El desempleo está generalizado (las cifras oficiales lo sitúan en torno al 20 por ciento, otros cálculos lo elevan por encima del 50 por ciento), los jóvenes abandonan temprano sus estudios y la emigración a las grandes ciudades es una sangría para la región. Yüksekova es también uno de los puntos calientes de la guerra desatada en 1984 por la insurrección del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) -que por el momento se ha cobrado unas 45.000 vidas- lo que impide las inversiones estatales y el desarrollo económico.

El ejemplo es la historia que todo el mundo cuenta sobre la única fábrica fundada en la provincia. Al poco de abrir se vio obligada a cerrar, según unos por amenazas del PKK, según otros por presión de las autoridades turcas. "El Estado no invierte porque nos considera a todos miembros del PKK. Así que no hay trabajo y por eso no nos queda otra solución que el contrabando", se defiende Yusuf.

Heroína, tabaco, té, azúcar, arroz... son algunas de las mercancías que atraviesan la frontera engordando el comercio ilegal. "En Yüksekova todo es de contrabando", sintetiza el hombre.

El entoldado de paja bajo el que se sienta Yusuf está rodeado de botellas de plástico y bidones rellenos de un líquido anaranjado, es el producto estrella del contrabando: la gasolina. "Pasamos en coche a Irán y compramos gasolina y gasóleo. Vendemos unos 20 litros al día y sacamos unas 10 liras limpias (menos de 5 euros)", relata el contrabandista.

Los traficantes de Yüksekova cruzan la frontera a través de un paso que no existe en los mapas: el cruce de Semdinli, donde un camino entre montañas lleva al país vecino sin el ojo vigilante de las aduanas. "A veces te pilla la policía y te requisa el material. A veces te ponen una multa. Hace unos días, los militares mataron a tiros a uno que traficaba cigarrillos", se queja Yusuf. Para redondear estos magros beneficios, algunos cargan el maletero del trayecto de ida con bebidas alcohólicas, prohibidas en el país de los ayatolás.

El paso fronterizo de Esentepe es, además, uno de los puntos que atraviesan los camioneros iraníes cargados de variadas mercancías con destino a Siria y uno de los lugares por donde los emigrantes ganan el suelo turco como un paso más hacia Europa. "Muchos traficantes dejan a los inmigrantes en las colinas de Irán y les dicen: 'allá está Turquía' sin importarles que para llegar tengan que atravesar una zona minada y guardada por los soldados iraníes y turcos. Es cruel, pero así es como ocurre", explica un gendarme.

Sin duda, otro producto de enriquecimiento importante, aunque pase por canales ocultos, es la heroína afgana, ya que Irán y Turquía son una de las puertas de la 'dama blanca' hacia Occidente. ¿Quién controla este mercado? ¿La guerrilla kurda o militares corruptos? Hay quienes afirman que el contrabando sirve para financiar al PKK, como explica un oficial de la Policía Nacional de Turquía e indican los informes de diversos servicios de inteligencia.

Sin embargo, se sospecha que también algunos grupos dentro del Ejército utilizan la droga para enriquecerse ilícitamente, asegura un activista de derechos humanos de Yüksekova desde el anonimato. "Si no estás compinchado con el Ejército es imposible traficar con cosas 'importantes'", argumenta. De hecho, en 1996 se desarticuló la llamada Banda de Yüksekova, dirigida por tres altos oficiales del Ejército, que se dedicaba al contrabando de armas y droga.

Entre las destartaladas calles de Yüksekova se pasean rancheras americanas y todoterrenos de elevado precio, una muestra de que en el negocio del contrabando también hay clases. Yusuf se lamenta de su suerte como traficante de poca monta, pero no le queda más remedio que seguir cruzando fronteras, llenando bidones y estafando al Estado: "Mi vida está en esas botellas, en botellas de coca-Cola o fanta vacías y rellenas de gasolina de contrabando".

Fotos (Andrés Mourenza /EFE) extraídas de Lainformación.com y yahoo.com

10 agosto 2010

Diarios de viaje: La Casa de Cultura (Armenia)

Entre las resquebrajadas losas de piedra del patio que rodea el edificio brotan las malas hierbas. Hace tiempo que Bagaran dejó de depilarse.
Igual que dejó de cuidar de la tienda comunal de provisiones, de las calles y del suministro eléctrico. Igual que quedó abandonada la serrería con sus letras oxidadas. C-C-C-P.
Bagaran es un pueblo a tan solo un riachuelo de distancia de la frontera que separa Armenia de Turquía. Es un pueblo sin Casa de Cultura. Antes la tenía, ahora es sólo un fantasma viejo, un edificio sin uso al que sólo mantienen en pie sus pesados ladrillos de piedra roja.
Tras la caída de la sistema soviético, la dejaron morir poco a poco. Había otras cosas en que pensar: la libertad, la independencia, la nación. La guerra. La guerra con Azerbaiyán, el bloqueo de turcos y azerbaiyanos -en el fondo son todos turcos, todos nos odian-. La falta de recursos dejó a Armenia empantanada, nada funcionaba. No había electricidad. La guerra. La nación, la independencia, la libertad.
Había otras cosas en que pensar.
Los cristales se resquebrajaron y nadie se ocupó de restituirlos. Poco a poco se fueron cayendo también las tuberías. Quizás alguien las arrancó para utilizarlas en su propia casa. A fin de cuentas ya no éramos comunistas. Por fin existía la propiedad privada. La han ocupado las ratas y el olvido.
Gohar, una rechoncha maestra de escuela, lidera a un puñado de vecinos del pueblo que intenta juntar fondos para renovar la Casa de Cultura. Quieren reabrirla. Comprar libros y ordenadores para que los niños puedan estudiar. Es una iniciativa privada, el gobierno armenio ya no está para esas cosas. Bagaran es un pueblo demasiado pequeño, demasiado insignificante para tener una biblioteca estatal. No es rentable. “¿No conocéis a algún filántropo , alguna organización de beneficencia en el extranjero que pueda ayudarnos?”. Sólo ahora se dan cuenta de su error.
---------------
Imagen: Vista de Bagaran y Halikisla (ya en territorio turco) en 2009. La Casa de Cultura es el edificio situado a la derecha (Armenian Reporter)

Polémico relevo en la cúpula de las Fuerzas Armadas turcas (EFE - Telecinco)

Imagen: Erdogan y el Jefe del Estado Mayor saliente, Ilker Basbug, presiden la reunión anual del Consejo Supremo Militar. A la derecha, el nuevo jefe de las Fuerzas Armadas, Isik Kosaner.

El general Isik Kosaner fue elegido ayer nuevo Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía poniendo fin a una semana de polémica y disputas entre el gobierno de Recep Tayyip Erdogan y el Ejército.

La madrugada del domingo al lunes, el presidente de la República, Abdullah Gül, ratificó la designación de los generales Kosaner y Erdal Ceylanoglu como Jefe del Estado Mayor y Jefe del Ejército de Tierra, respectivamente, tras una reunión de varias horas en la que las máximas autoridades del Estado, tanto civiles como militares, llegaron a un acuerdo. Durante varios días estos dos cargos de las Fuerzas Armadas, precisamente los dos más importantes, estuvieron vacantes al oponerse el gobierno islamista moderado a los designios del Ejército turco, el segundo más numeroso de la OTAN.

El gobierno de Erdogan no aceptó la promoción del general Hasan Igsiz a nuevo comandante del Ejército de Tierra al haber sido llamado a declarar por un juez en relación a una trama paralela a la red Ergenekon, una organización ultranacionalista formada por militares, mafiosos, políticos y académicos con el presunto objetivo de derribar al actual ejecutivo. Igsiz debería haber sustituido en su puesto a Kosaner, que sería ascendido al máximo escalafón de las Fuerzas Armadas y a cuyo nombramiento el gobierno no ponía objeciones.

Con la oposición gubernamental a Igsiz el ascenso de Kosaner quedó bloqueado y la reunión anual del Consejo Supremo Militar que comenzó el pasado 2 de agosto hubo de concluir sin reemplazar a parte de la cúpula militar. Durante la semana se propusieron los nombres de otros dos generales como sustitutos de Igsiz pero tampoco fueron aceptados, en un caso porque el oficial decidió jubilarse y en el otro porque el militar propuesto también ha sido implicado en un presunto plan golpista.

Curiosamente, el general Ceylanoglu, que finalmente el gobierno ha decidido para el puesto de jefe del Ejército de Tierra, fue el responsable de que una columna de tanques atravesase la ciudad de Sincan en 1997, una de las primeras acciones del golpe de estado que derribó al gobierno islamista de Necmettin Erbakan. Por ello se decidió que Ceylanoglu sólo dirija por un año el Ejército de Tierra y luego pase a la reserva, siendo sustituido entonces por el jefe de la Gendarmería, Necdet Özel. Por su parte, Kosaner, un militar que ha estado muy ligado a las fuerzas de ocupación turcas en Chipre, estará al frente del Ejército durante los próximos tres años.

La dura oposición del gobierno a las decisiones de la cúpula castrense (también logró bloquear el ascenso de 11 altos cargos citados por un tribunal en relación a planes golpistas) ha supuesto un antes y un después en las ya de por sí tensas relaciones cívico-militares en Turquía, un país en el que los generales han derribado cuatro gobiernos en los golpes de estado de 1960, 1971, 1980 y 1997. La oposición más nacionalista acusa sin embargo a Erdogan de querer "debilitar" a las Fuerzas Armadas de Turquía, autoproclamadas defensoras del laicismo y nacionalismo oficiales.

09 agosto 2010

Turquía pone fin al calvario de los niños acusados de "terroristas" (EFE - La Razón, El Mundo, La Rioja)

Andrés Mourenza

Hakkari (Turquía)

El calvario por el que han pasado en Turquía cientos de menores de edad acusados de delitos relacionados con el terrorismo puede haber llegado a su fin con la aprobación de una reforma legal que suaviza las penas.

R, un joven de 17 años y mejillas sonrosadas por el sol y el aire que corre entre las altas montañas de Hakkari, en el sureste de Turquía, fue apresado el pasado diciembre. Había participado, como muchos de sus vecinos, en una protesta a favor de Abdullah Öcalan, el líder encarcelado del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que derivó en las habituales carreras frente a la policía, disparos de balas de goma y bombas de gas a los manifestantes, pedradas a las fuerzas del orden y detenciones.

"Los policías me golpearon la cabeza con la culata de sus fusiles y me taparon la cara. Pensaba que me iban a matar", recuerda R. "En la comisaría los policías nos llamaban: 'terroristas', 'separatistas' y nos siguieron pegando. No dejaron que mi familia me viese porque tenía la cabeza cubierta de sangre y las piernas amoratadas".

Luego, "el hospital no quiso hacer un informe de torturas", critica. Tras 75 días en la prisión de Bitlis, a 340 kilómetros de su ciudad, compareció finalmente ante el juez: le cayeron 5 años y 3 meses de cárcel.

"Por lanzar una piedra se puede llegar a juzgar a estos niños por cinco delitos diferentes -entre ellos el de actuar en nombre de una organización terrorista-. Las penas que pide la Fiscalía por estos hechos llegan hasta los 35 años de cárcel", denuncia el vicepresidente del Colegio de Abogados de Diyarbakir, Eshat Aktas. En comparación, un miembro arrepentido del PKK -grupo al que Turquía, la UE y EEUU consideran terrorista- puede quedar en libertad en menos de un día si no ha cometido delitos de sangre.

4.000 menores procesados

En 2006, la Ley Antiterrorista fue enmendada para permitir juzgar como adultos a los mayores de 15 años, así que en los últimos cuatro años han sido procesados unos 4.000 menores de edad acusados de "colaborar con el terrorismo". De ellos, cerca de 200 aún permanecen en prisión. La situación se ha hecho tan insostenible que el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, ha protestado formalmente ante el gobierno turco.

El parlamento, ante la presión de la sociedad civil, cambió la ley el mes pasado. A partir de ahora, ningún menor será juzgado en tribunales para adultos ni se le imputará el cargo de "miembro de organización terrorista" por el mero hecho de lanzar una piedra o corear un eslógan pro-PKK, a la vez que se impondrán programas de rehabilitación en lugar de penas de cárcel.

"La nueva ley no es suficiente porque si el niño reincide será condenado por todos los crímenes anteriores. Lo que no se puede hacer es tratar a estos niños como terroristas, cuando deberían estar en el colegio en lugar de en la cárcel", opina el representante de la Asociación Derechos Humanos (IHD) en Hakkari, Ismail Akbulut.

El problema es, de hecho, mucho más profundo y tiene que ver con la política de tierra quemada seguida por el ejército turco en los años 90.

'Faltan oportunidades'

Entonces, las Fuerzas Armadas evacuaron unos 3.000 pueblos sospechosos de dar cobijo a la guerrilla kurda, obligando a más de un millón de personas a emigrar a las ciudades, donde se concentraron en los suburbios de chabolas. "Hakkari tenía 30.000 habitantes, pero tras las evacuaciones hemos llegado a los 65.000. Hay paro y faltan las oportunidades", explica un periodista local. La mayoría de niños procesados por terrorismo proceden de estos barrios de aluvión.

En cambio, los principales partidos políticos de Turquía y las fuerzas del orden acusan al Partido de la Paz y la Democracia (BDP, nacionalista kurdo), al que consideran el brazo político del PKK, de instigar a los menores contra las fuerzas del orden. "Los niños están siendo utilizados en las manifestaciones", se queja un oficial de policía.

"Ninguna madre, ningún padre le pone una piedra en la mano a un niño para que la tire", desmiente Akbulut. "Pero si los niños preguntan ¿quién nos echó del pueblo? Su madre responderá: el ejército. Si preguntan: ¿quién quemó nuestra casa? Dirá: el ejército. Si pregunta: ¿dónde está papá? En la cárcel. Es normal que desarrollen rabia contra las fuerzas de seguridad", añade.

En la lejanía, resuenan disparos por sobre las montañas y R., sentado en el prado, vuelve la cabeza: "¡Ves! Con esto vivimos todos los días".

-------------
Imagen: Un menor de edad es detenido por la policía al término de una manifestación en Hakkari en 2008. El agente, que rompió el brazo del niño, nunca fue condenado. (imagen cortesía de la asociación IHD)

05 agosto 2010

Nueva disputa entre Erdogan y el Ejército por la renovación de la cúpula militar (El Periódico)

Andrés Mourenza
Estambul
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, profundizó ayer su constante guerra con el estamento castrense impidiendo la normal renovación de la cúpula de las Fuerzas Armadas durante la reunión anual del Consejo Militar Supremo.

Se trata de un cónclave rutinario donde se aprueba la sustitución de los mandos del Ejército y un puñado de soldados son expulsados por «contrarrevolucionarios», un término que usan los militares para designar a aquellos con ciertas simpatías islamistas. Sin embargo, esta vez se hizo patente que el Gobierno no iba a dar manos libres a los generales.

Erdogan boicoteó la sesión para mostrar su oposición. En el centro de la polémica estaba la promoción de 11 altos oficiales que reclama un tribunal por su supuesta implicación en el plan golpista Balyoz (Mazo). Desde el punto de vista legal, está permitido ascender a los militares bajo los que pesa una orden de arresto hasta que no haya comenzado el juicio contra ellos, pero el Gobierno de Erdogan no estaba dispuesto a permitir un nueva cúpula militar compuesta de presuntos golpistas contrarios a su figura.

Otro punto de fricción fue el ascenso del actual comandante del Primer Ejército, Hasan Igsiz, al puesto de jefe del Ejército de Tierra, una posición que tradicionalmente da paso a la jefatura del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. Mientras se celebraba el Consejo Militar, el fiscal que investiga la trama ultranacionalista Ergenekon llamó a Igsiz a declarar sobre su presunta participación en otro plan destinado a derrocar al Gobierno, algo que ha provocado que el Ejecutivo islamista moderado exija su jubilación inmediata.

En ambos casos Erdogan se salió con la suya: los 11 oficiales no fueron ascendidos e Isik se retirará en septiembre. Pero esto ha causado un vacío de poder en el Ejército de Tierra ya que el hasta ahora comandante, Isik Kosaner, ocupará la jefatura del Estado Mayor en sustitución de Ilker Basbug, que pasa a la reserva.

Si hace unos años era el Ejército el que presionaba al Gobierno para que siguiese sus indicaciones con amenazas de intervención, ayer el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, dio la vuelta a la tortilla y demostró quién manda en Turquía. Los militares, desde luego, cada vez menos.

03 agosto 2010

El conflicto kurdo se recrudece en la frontera entre Turquía e Irak (EFE - Deia)

Andrés Mourenza
Si 2009 fue el año de la esperanza en la solución del conflicto kurdo, 2010 es todo lo contrario: los combates han aumentado, los atentados del grupo armado PKK se han recrudecido y el ejército turco ha perdido más de 80 soldados en lo que va de año.
Fiuuuu Pum. Pum. El camarero se asoma a la ventana.“Estos son fuegos artificiales –dice-. Pero antes eran disparos contra la sede del AKP (el partido del primer ministro Recep Tayyip Erdogan)”. En esta época resulta difícil distinguir si lo que rompe el silencio de la noche son los festejos de las bodas o los sonidos de las escaramuzas.

Hakkari, la provincia más sudoriental de Turquía, es uno de los principales teatros donde se libra esta guerra no declarada -que ha dejado 45.000 muertos desde 1984- ya que los rebeldes kurdos utilizan la montañosa frontera para infiltrarse en territorio turco desde sus bases en Irak. Se trata de una región agreste, tanto que los diarios no llegan a la ciudad hasta las tres de la tarde, y tomada por las fuerzas de seguridad, que patrullan noche y día en vehículos blindados.

"La 'iniciativa kurda' (un plan del gobierno de Recep Tayyip Erdogan para solucionar el conflicto kurdo) generó muchas esperanzas, pero se ha demostrado que las medidas no eran suficientes. Además el ejército continúa atacando. La gente está descontenta y por eso el PKK ha retomado los combates", opina un vecino que pide el anonimato. El vicepresidente provincial del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), Adnan Hatiboglu, reconoce que la 'iniciativa kurda' está prácticamente muerta, pero culpa de ello a los jueces por ordenar la detención de cientos de representantes electos y la ilegalización del partido nacionalista kurdo tras acusarle de mantener lazos con el grupo armado PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán). "También el Partido de la Paz y la Democracia (BDP, las nuevas siglas bajo de los nacionalistas kurdos) debería habernos apoyado más", se lamenta.

En el exterior, un furgón policial armado con una metralleta vigila la sede del partido, cuyas ventanas y paredes muestran los agujeros de bala de un ataque del PKK. Ni el Ayuntamiento ni el BDP han condenado el atentado. "Los habitantes de Hakkari no colaboran con nosotros porque temen al PKK o porque simpatizan con él", se queja un oficial de policía.

"Guerrilla, guerrilla". Como si no les importase que Turquía, EEUU y la UE consideren al PKK un grupo terrorista, en el jardín de té de la alcaldía de Hakkari suenan canciones de apoyo al grupo armado. Aquí se sienten fuertes, pues el BDP gobierna con el 80 por ciento de los votos.

Recuerdos de los 90

M. recuerda lo que ha sucedido en cada rincón de Yüksekova, una comarca de la provincia de Hakkari: "En esta orilla del río torturaba la policía en la década de 1990. Esta casa la atacaron los soldados. De esta se llevaron preso a uno y el resto huyó a Irak. Este pueblo lo quemaron los soldados", relata. Son afrentas, abusos, muertos, que los habitantes de estas montañas no olvidan fácilmente. Sólo Yüksekova, de poco más de 60.000 habitantes, ha dado 3.000 mártires -como se llama a los caídos en combate- del PKK.

"Aquí te pueden matar en cualquier momento si entras en una zona militar, las detenciones son arbitrarias y controlan todos nuestros movimientos", denuncia Bedirhan Alkan, miembro de la Asociación Derechos Humanos (IHD) de Yüksekova. Ismail Akbulut, también de IHD, acusa al ejército de mutilar los cadáveres de los militantes del PKK antes de devolverlos a sus familiares, lo que incrementa la rabia y rebeldía de los jóvenes. "En los últimos meses ha aumentado la tensión y tememos que Turquía retroceda a la época de los años 90, y vuelvan los asesinatos por parte del Ejército y la policía", explica.

El gobierno del AKP, islamista moderado pero también profundamente neoliberal, mantiene una política basada en impulsar el desarrollo económico en la región kurda -una de las más subdesarrolladas del país- con la esperanza de que un mayor bienestar distienda también el conflicto. Pero para el teniente de alcalde de Hakkari, Abdullah Kiliç (BDP), ello no basta: "El conflicto no es sólo económico. No exigimos la independencia, pero sí que se respete legalmente nuestra identidad, lengua y cultura".

En una reciente entrevista con la BBC británica, el comandante del PKK Murat Karayilan ofreció el desarme a cambio de mayor autonomía para los kurdos de Turquía y el pasado año, otro de los comandantes del PKK, Bozan Tekin, aseguró a EFE que se darían por satisfechos con un modelo autonómico similar al español.

La mayoría de los dirigentes políticos turcos reconocen que el conflicto kurdo no se puede resolver exclusivamente manu militari, pero el gobierno se niega de momento a "negociar con terroristas". Mientras tanto, en Hakkari, este rincón tan apartado de los pasillos políticos de Ankara, los soldados y los miembros del PKK continúan matándose entre sí.

El ejemplo kosovar da alas a otros estados no reconocidos (El Periódico)

Andrés Mourenza

El puente sobre el Ingur es mucho más que el paso sobre un río. Sus 870 metros de longitud cubiertos de barricadas y bloques de hormigón dan paso a un Estado no reconocido por la comunidad internacional: Abjasia. A un lado del río vigilan los soldados georgianos, mal equipados pese al suministro de EEUU e Israel. Al otro, están los soldados rusos, mejor armados, para evitar que el Ejército de Georgia intente recuperar su antigua provincia por la fuerza.

Como Abjasia, a lo largo de la geografía exsoviética se extienden otros países que formalmente no existen: Osetia del Sur, también desgajada de Georgia en el 2008; Nagorno Karabaj, independizado de Azerbaiyán en 1994; y Transnistria, separada de Moldavia desde 1992. Son estados de facto; es decir que, a pesar de que la mayoría de miembros de la ONU no admite su soberanía, funcionan como estados independientes. «Estamos viviendo un proceso muy interesante. El surgimiento de Eritrea, Timor Oriental o los estados exyugoslavos nos muestra que es posible reconocer nuevos países», explica Masis Mayilian, exviceministro de Exteriores de Nagorno Karabaj.

LA GUERRA / A nadie se le escapa que el rápido reconocimiento de la independencia de Abjasia por parte de Rusia tras la breve guerra con Georgia de agosto del 2008 tuvo mucho de venganza por la aprobación occidental de la de Kosovo a expensas de Serbia, tradicional aliado de Moscú en los Balcanes. Ahora, el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) avalando la independencia de Kosovo ha sido bien recibido por el Gobierno de Sujumi. «Refuerza el derecho de Abjasia y Osetia del Sur a la autodeterminación», dice Nadir Bitiev, asesor presidencial abjasio.

Osetia del Sur está siguiendo un proceso de integración, sobre todo económica, con Osetia del Norte, situada en la Federación Rusa. En cambio, Abjasia, más celosa de su particular identidad, ha preferido forjar lazos más allá de su vecino del norte, por ejemplo con empresarios de Turquía, donde habita una importante comunidad abjasia. Ambos estados, aún habiendo sido reconocidos por Venezuela, Nicaragua y Nauru, funcionan solo gracias a la ayuda de Moscú. La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Asthon, exigió la pasada semana a Rusia que retire sus soldados de las dos provincias que, formalmente, aún pertenecen a Georgia. «Necesitamos esas tropas para defendernos», contestó Bitiev.

Además de servir para los tejemanejes políticos de las grandes potencias, este tipo de estados son también utilizados por algunos vecinos como proxy (representante) de alto valor geoestratégico, como es el caso de Armenia y Nagorno Karabaj. Según relata el analista Sergey Minasyan, parte del sistema de misiles antiaéreos S-300 –de fabricación rusa– que posee la República de Armenia está situada en el Karabaj, más cercano a la enemiga Azerbaiyán.

A pesar de ello, ni siquiera Armenia reconoce al Karabaj. «Pero a partir de ahora los mediadores internacionales deberán tener en cuenta la decisión de Kosovo en el caso del Karabaj», argumenta Masilyan. Por eso la sentencia del TIJ no ha sentado nada bien en Azerbaiyán, que niega que sirva de precedente.

«La decisión del TIJ no debería tener un impacto en los movimientos separatistas de otras partes del mundo ya que solo ha considerado que la declaración de independencia no es ilegal, sin pronunciarse sobre el derecho de un territorio a independizarse», dice Paola Gaeta, profesora de Derecho Internacional de la Universidad de Florencia: «Pero será instrumentalizada, porque los políticos siempre usan los documentos legales para sus propios fines».

Lo cierto es que la decisión sobre Kosovo ha creado un precedente, dando alas a los gobiernos separatistas, tal y como reclama Bitiev: «Abjasia no es un territorio georgiano, nunca lo fue ni lo será jamás».

01 agosto 2010

El futuro en el fondo de una taza de café (El Periódico)

«Se busca mujer que sepa leer el futuro en los posos del café». Este anuncio escrito en claras letras de ordenador en un folio pegado a las paredes del Liceo Galatasaray podría parecer misterioso en cualquier parte del mundo. En Turquía pasa tan desapercibido como aquellos que buscan «un dependiente con experiencia».

La primera vez que lo percibí fue hace un par de años, cuando comenzaba a azotar la crisis, y solo al cabo de unos meses, como si los restauradores hubiesen adivinado el futuro, los locales del animado distrito de Beyoglu comenzaron a llenarse de anuncios que incitaban a los clientes a detenerse regalando una lectura de posos por cada taza de café.

La gente, debieron pensar los dueños de las cafeterías, estaría ansiosa por conocer qué iba a ser de ellos ante la situación financiera global.

Adivinar el destino a través de los posos del café es una antiquísima tradición entre los turcos y otros pueblos del sureste de Europa y de Oriente Próximo. Al terminar el fuerte café turco (que en Grecia se llama griego, chipriota en Chipre y armenio en Armenia) se gira la taza y se deja reposar hasta que los posos se enfrían dibujando formas caprichosas. Entonces, la persona apropiada lee en ellas el destino del bebedor creyente.

El fundador de la República, Mustafá Kemal Atatürk (1881-1938), pretendió a lo largo de su vida acabar con todo tipo de supersticiones y crear un islam ilustrado y racional, algo que chocaba con la esencia misma del hecho religioso, que no es sino una respuesta mágica y organizada al miedo vital del ser humano a la muerte y la finitud.

Antes de que eso ocurriera –nos cuenta el literato español Vicente Blasco Ibáñez sobre su viaje a Estambul en 1907–, existían en el Imperio otomano todo tipo de magos y derviches que curaban con el aliento e incluso el aullido. El mismo escritor acudió al ceremonial de un convento donde un hombre considerado santo curaba a los crédulos caminando sobre ellos.

Pero, a pesar de los mensajes aprendidos en la escuela republicana y laica y a pesar también de las autoridades religiosas musulmanas (que consideran este tipo de asuntos contrario a la ortodoxia del monoteísmo), las supersticiones de los turcos perviven, pues muchas tienen origen en su pasado chamanista y en las lejanas estepas de Asia Central, de donde partieron hace más de 10 siglos.

A (llamémosla así para proteger su anonimato) fue adivina durante un tiempo. Sus predicciones se hicieron tan famosas que empresarios y políticos de todo el país la requerían para que interpretase sus sueños y los posos de sus respectivos cafés. Finalmente, asustada por sus aciertos, dejó el negocio para refugiarse en la fe canónica.

Todo lo contrario que Manuel, a quien visito para probar fortuna. Es un armenio estambulí de aspecto ambiguo y de cuyo cuello penden collares, amuletos y rosarios. Falla en todo lo que se refiere a mi estado familiar y mi trabajo. Solo acierta en que viajaré «a una país de montañas». Quizá porque se trata de Armenia, la tierra de sus ancestros.