21 octubre 2011

Turquía inicia una ofensiva militar con 22 batallones contra las bases del PKK en Turquía y el norte de Irak (El Periódico)

Andrés Mourenza
Estambul
El Ejército turco penetró ayer en Irak en el marco de una operación militar de grandes dimensiones contra las bases del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), como represalia al atentado que el miércoles se cobró la vida de 24 soldados. Participan un total de 22 batallones, unos 10.000 soldados. Las tropas turcas entraron en territorio iraquí por cinco puntos diferentes precedidos por horas de bombardeos de las Fuerzas Aéreas. Según confirmó la agencia de noticias Firat, cercana al PKK, los cazas turcos arrojaron toneladas de bombas en la zona.
El objetivo principal son los campos logísticos de Zap –que supuestamente ya fueron dañados en la operación militar llevada a cabo en el 2008– ya que este área es considerada la base estratégica desde la que el PKK organiza los ataques a Turquía. Pero al contrario que en la anterior invasión, parece que los turcos no se centrarán esta vez en un solo campo y pretenden atacar también los de Metina, Hakurk y Avasin-Basya.
Al mismo tiempo, el Gobierno que dirige el conservador Recep Tayyip Erdogan ha lanzado una ofensiva diplomática para convencer a las autoridades iraquís de la necesidad de cooperar y, para ello, Nechirvan Barzani, vicepresidente del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) –que domina la parte noroeste de la región autónoma del Kurdistán Iraquí– viajó ayer a Ankara. También lo hará en los próximos días el presidente kurdo-iraquí, Mashud Barzani, y el titular de Exteriores iraní.
UN ATAQUE A TRES BANDAS / El plan de Ankara es atrapar al PKK en un ataque triangulado por los turcos desde el norte, los peshmerga kurdos por el suroeste y los iranís por el este, pero el concurso de Teherán es dudoso ya que se ha molestado por el apoyo turco a las revueltas en territorio de su aliado sirio y al escudo antimisiles de la Alianza Atlántica.

No hay comentarios: