07 enero 2012

Prisión preventiva para el exjefe del ejército turco por golpismo (El Periódico)

ANDRÉS MOURENZA
BARCELONA
El exjefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas turcas Ilker Basbug ingresó ayer en prisión de forma preventiva imputado por su presunta participación en un plan golpista contra el Gobierno que dirige el islamista moderado Recep Tayyip Erdogan. La decisión fue tomada por un tribunal de Estambul tras un interrogatorio de siete horas que se prolongó hasta bien entrada la noche del jueves al viernes.
A Basbug, el militar turco de mayor rango juzgado hasta la fecha por un tribunal civil, se le acusa de haber dado su visto bueno al llamado Plan de Lucha contra el Conservadurismo, que comportaba la creación de 42 páginas web con propaganda antigubernamental y contra la cofradía religiosa dirigida por el teólogo musulmán Fethullah Gülen (comparable por sus ideas e influencia al Opus Dei católico). El plan está ligado a la trama Ergenekon que, según la Fiscalía, es un «grupo terrorista» formado por militares, policías, periodistas, políticos ultranacionalistas y académicos que, a través de atentados y asesinatos, pretendía sembrar el caos para así justificar un nuevo golpe de Estado del Ejército turco, que ha derrocado a cuatro gobiernos en los últimos 50 años.
El general, que dirigió las Fuerzas Armadas entre el 2008 y el 2010, trató al principio de su mandato de no inmiscuirse en la guerra judicial entre Gobierno y militares pero, cuando las detenciones comenzaron a mermar ciertas capacidades operativas del Ejército, no se privó de denunciar lo que consideraba una «guerra psicológica» contra el estamento castrense.
LEGALIDAD / Basbug alegó el jueves que si hubiese querido derrocar al Gobierno habría aprovechado su puesto al frente del segundo mayor Ejército de la OTAN, con 711.000 soldados, en lugar de limitarse a crear páginas web. No obstante, dijo que siempre ha preferido actuar «dentro de la legalidad». Además tildó las acusaciones de «tragicómicas» por cuanto fue el propio Gobierno al que supuestamente quería derrocar quien lo nombró en el cargo. «No cabe duda de que es un valioso compañero de trabajo. Nosotros lo nombramos y durante años ha trabajado junto a nuestro Gobierno», reconoció el viceprimer ministro Besir Atalay, quien se negó a valorar la detención puesto que, según dijo, se trata de una acusación «muy técnica».
La oposición socialdemócrata y nacionalista acusó al tribunal que ha enviado a Basbug a la cárcel de haberlo hecho siguiendo «directrices políticas» del Gobierno. En cambio, un portavoz de la Comisión Europea juzgó el caso como «una oportunidad para reforzar el imperio de la ley», aunque advirtió a Ankara contra el excesivo uso que hace de las medidas de prisión preventiva. Muchos de los acusados en la trama Ergenekon llevan más de dos años entre rejas en espera de sentencia.
139 GENERALES DETENIDOS
La investigación de Ergenekon comenzó en el verano de 2007 y, desde entonces, se han abierto 15 juicios sobre el caso, de los que varios se juzgan en tribunales aparte de la trama principal como ocurre con el llamado Plan de Lucha contra el Conservadurismo. Cientos de personas permanecen encarceladas en espera de los veredictos, entre ellas 139 generales y almirantes, 58 de los cuales se encontraban en activo en el momento de su arresto.