23 octubre 2008

Chicas pijas con el pañuelo kurdo (El Periódico)

ANDRÉS Mourenza
La moda no es nueva. Desde hace años, y especialmente desde la pasada temporada, famosas y famosillos (desde Cameron Díaz a David Bisbal), iconos de la moda y adictos a lo trendy se han dejado ver en todo el mundo luciendo la kefiá, el pañuelo que hicieron popular los palestinos como símbolo de su lucha. La sociedad turca, igual que otras europeas, sigue atentamente las últimas tendencias de la moda global, incluidos sus excesos y absurdos. Como el del famoso pañuelo palestino. En Turquía esta moda irrumpió a partir de su comercialización por parte de las marcas internacionales y de la multinacional turca Mavi Jeans, que el otoño pasado creó su propia línea femenina de kefiás. Pero la prenda no es solo utilizada por los discípulos del fallecido Yasir Arafat, sus simpatizantes en todo el planeta y las nuevas fashion victims sino, sobre todo, en Oriente Próximo, sea cual sea la patria del usuario. Y esto incluye a los árabes y, fundamentalmente, los kurdos del sureste de Turquía, que lo portan en la cabeza para soportar el pesado sol veraniego y en torno al cuello para sobrellevar las frías temperaturas del invierno de esa parte del país. Tampoco hay que negar al pañuelo su fuerte contenido identitario en un pueblo, el kurdo, que ha sufrido la negación del poder central durante largos años. En primavera, el Kanal 7 turco, esforzándose por reducir las tensiones derivadas del enfrentamiento entre nacionalistas turcos y kurdos, preguntaba a un joven de Mardin por qué llevaba anudada la kefiá: "Te protege la garganta del viento", respondió sonriente. "Pero, ahora ya no hace frío, ¿por qué sigues con el pañuelo?", inquirió el entrevistador. "Ehhh, uhhhm, bueno, es típico de aquí", dijo el joven kurdo esquivando la espinosa cuestión. En esos momentos, cuando las operaciones de los militares turcos en Irak contra los terroristas kurdos del PKK estaban en su punto álgido y así también las manifestaciones baratas de patrioterismo turco, Afsin, una joven periodista estambulí, culta, educada y coqueta, compró su kefiá y se paseaba con ella por las ruedas de prensa. "¿Adónde vas con ese pañuelo, Afsin? Con la que está cayendo...". "Lo he comprado en Zara", alegó tranquilamente. Al final la economía le ha dado la razón a Afsin, el pañuelo de marras se ha extendido por los grandes almacenes de Estambul y en la calle Istiklal, donde se concentran las principales marcas nacionales e internacionales, se puede comprar en casi cualquier tienda de ropa. Y las rubias tintadas de rostro hipermaquillado que se interesan en comprarlo no lo hacen por solidaridad con los kurdos, ni con los palestinos, sino más bien por imitación ciega del escenario de la moda global, a pesar de que su precio --entre 25 y 30 euros-- es superior a lo que cuesta en el sureste --unos 4 euros--. Lamentablemente, las nuevas víctimas de la moda de la kefiá suelen ser las mismas personas que al comentarles que viajarás a la región kurda del país te miran con gesto hosco e interrogan: "¿Qué se te ha perdido por allí?". No hay duda: cuando la ignorancia y el consumismo se unen, producen monstruos.

5 comentarios:

dudo dijo...

Desde luego, aquí en Espain las adolescíticas los llevan, ahora teñidos de rosa, de verde... En mis tiempos (voz de abuelita) tuve uno, como buena jovenzuela punkarra-antisistema, que luego pasó a ser el mantel de la mesa de mi piso de estudiantes... Es increíble, lo que son las modas y hasta dónde puede llegar la estupidez humana.Por cierto, que me encanta éste sitio -aunque cuanto más te leo, más cuenta me doy de que no se nada de Turquía-.
Abrazos riojanos.

Reno dijo...

Todo al final acaba siendo moda. En Ankara de todas maneras no lo he visto mucho, por lo que quizá es algo más de Estambul.

De todas maneras, el este de Turquía no es un sitio que uno deba de visitar tan a la ligera, sobre todo por el penoso estado de las carreteras en muchos tramos.

Nersa Roa de Alvarez dijo...

Andrés me encanto el comentario de la Kefiá, estoy leyendo tus reportes, un Saludo Nersa ,Venezuela

NdT dijo...

Hola a todos,

Respecto a lo que dice Reno, tampoco hay que exagerar con la situación de la zona kurda de Turquía. Las carreteras hace unos años que fueron remodeladas y no hay ningún problema de comunicación entre las capitales de provincia y las zonas que merece la pena visitar. Sólo hay que tener en cuenta que a principios de septiembre y al principio de la primavera se incrementan los controles militares y las operaciones contra el grupo terrorista PKK. Pero normalmente se trata de operaciones en puntos muy concretos, como las provincias fronterizas con Irak. Yo visité la zona con unos amigos a finales de mayo y no tuvimos ningún problema, disfrutamos como nunca de la belleza de los lugares y de la hospitalidad de la gente del sudeste: kurdos, turcos y árabes.

Anónimo dijo...

Felicitaciones por haber empezado a utilizar el bien merecido adjetivo Terrorista al referirse al PKK.

Estoy seguro que después de vivir tanto tiempo en Turquia ya sabes que nosotros los turcos no tenemos ningun problema con los ciudadanos turcos de origen kurdo, sino solamente con el organismo terrorista PKK que ha matado a muchos inocentes ciudadanos turcos, algunos de los cuales de origen kurdo.

Hay que aprender, saber y ensenar el distinguir los miembros de algun grupo étnico, como son los kurdos en este caso, y los terroristas que pretendan representar alguna comunidad...

Saludos cordiales,

El turco
Ankara