16 octubre 2011

Turquía aumenta impuestos indirectos y propone trabajar los sábados (EFE - La Vanguardia)

El Gobierno conservador de Turquía ha aprobado un considerable aumento de los impuestos indirectos y ha propuesto trabajar los sábados como medidas de ahorro a pesar de que la crisis financiera global apenas ha afectado al país euroasiático.

Esta semana, el Consejo de Ministros que preside Recep Tayyip Erdogan aprobó un aumento del Impuesto Especial de Consumo (ÖTV) -que se incluye en ciertos productos no considerados de primera necesidad- en los automóviles de gran cilindrada, los teléfonos móviles, el alcohol y el tabaco.

Según publicaron hoy los periódicos turcos, el ÖTV de los automóviles con motor de entre 1.600 y 2.000 centímetros cúbicos (cc) pasará del 60 al 80 % y el de aquellos que superen los 2.000 cc subirá del 84 al 130 %. La medida ha sido duramente criticada por fabricantes como Mercedes-Benz y Toyota."En los periodos de transición como el que vivimos actualmente no se deberían provocar aumentos de precios a base de subir los impuestos de un día para otro", se quejó el director de Mercedes-Benz en Turquía, Sükrü Bekdikhan, en declaraciones publicadas hoy por el diario 'Hürriyet'.

En el caso de los teléfonos móviles, el impuesto especial crece del 20 al 25 % y del 63 al 69 % en el tabaco; mientras que el precio mínimo del litro de alcohol aumentará entre 0,20 céntimos y 5 euros dependiendo de su graduación. Con estas medidas, el Gobierno turco pretende recaudar 5.500 millones de liras (unos 2.180 millones de euros) extra a final de año, para cerrar el déficit por cuenta corriente, explicó el ministro de Finanzas, Mehmet Simsek.

Por otro lado, el ministro de Energía, Taner Yildiz, ha anunciado que propondrá al Consejo de Ministros adelantar el horario de trabajo de los funcionarios y que el sábado pase a ser considerado día laborable. En declaraciones a los periodistas turcos durante su viaje de regreso de una visita a Bruselas, Yildiz dijo que adelantar el horario laboral a las 7.00 de la mañana (ahora se comienza entre 8.30 y 9.00 horas) ayudaría a la "integración" con la Unión Europea, pues en los países europeos más avanzados se trabaja de esta forma, y, al aprovechar mejor las horas de luz solar, "se ahorrarían 600 millones de liras anuales" (237 millones de euros). Sobre recuperar el sábado como laborable -algo que existía en Turquía en la década de 1970- el ministro recordó que los "pequeños comerciantes y artesanos ya trabajan ese día", por lo que no vio inconveniente en que los funcionarios también lo hagan. Ante las críticas que ha supuesto esta medida, Yildiz dijo hoy en Ankara que "se trata sólo de una propuesta abierta a discusión".

Las medidas de ahorro propuestas por el Gobierno contrastan con la reciente aprobación parlamentaria de una moción para que los diputados puedan adquirir billetes de avión y gasolina de forma gratuita.

Turquía cerró el ejercicio de 2010 con un crecimiento del PIB del 8,9 % y mantiene una previsión del 7,5 % para 2011, según anunció ayer el Gobierno, aunque las instituciones financieras internacionales rebajan ligeramente esta última cifra.

13 octubre 2011

Egemen Bagis responde al informe de progresos de la UE: "Turquía vive el periodo más libre y democrático de su historia" (EFE - ABC.es)

El ministro turco de Asuntos Europeos, Egemen Bagis, aseguró hoy que su país "vive el período más libre y democrático de su historia", en respuesta a las críticas de la Comisión Europea sobre la detención de periodistas en Turquía.

"No hay en Turquía una sola persona que se encuentre en prisión por labores relacionadas con el periodismo", afirmó el ministro en rueda de prensa en Estambul, y aseguró que los informadores detenidos se encuentran encarcelados por "involucrarse en actividades ilegales sin relación con el periodismo". Bagis reaccionó así al valorar el informe sobre los progresos de las negociaciones de adhesión entre Turquía y la Unión Europea (UE), que fue hecho público hoy por la Comisión Europea y en el que se expresa "preocupación" por el "elevado número de violaciones de la libertad de expresión" en el país euroasiático. "La libertad de los medios de comunicación ha sido restringida en la práctica. El encarcelamiento de periodistas y la confiscación de un manuscrito no publicado en relación con la investigación sobre (la supuesta red golpista) Ergenekon, ha avivado esta preocupación", señala el informe, que apunta que "un gran número de periodistas permanece detenido". De acuerdo a la plataforma 'Libertad para los Periodistas', 66 informadores turcos se encuentran actualmente en prisión.

Bagis aseguró que su gobierno se siente en general "contento" por el informe y los elogios que vierte sobre los progresos de Turquía, y que se "anota" las críticas. Aún así, afirmó que algunas de las críticas son fruto de la presión hecha a la Comisión Europea por "políticos de estrechas miras".

Se quejó especialmente de las críticas por el tema de Chipre, la isla dividida entre turcos y griegos desde 1974, y cuya parte grecochipriota (sur), la República de Chipre, no reconocida por Ankara, es miembro de la UE desde 2004. Para Bagis, ha sido la UE la que ha "fortalecido" a los grecochipriotas que se oponen a una solución para reunificarla. El ministro destacó la posición de su gobierno favorable a la unificación, pero dijo que Ankara seguirá apoyando a la parte turcochipriota para "no hacer pagar a los turcos (de Chipre) el precio de la falta de soluciones".

Por otro lado, resaltó que el parlamento turco ya está trabajando en la redacción de una Constitución civil, en sustitución de la actual, aprobada por los militares en 1982, tal y como exige la UE. Añadió que su país no dará pasos que lo alejen de la UE y reiteró que el objetivo de Turquía es ser miembro de pleno derecho, por lo que rechazó una vez más ofertas como la asociación privilegiada, que favorecen los gobiernos conservadores de Alemania y Francia. "Queremos ser miembros de la UE tanto como (los bebés) quieren la leche de su madre", afirmó.

06 octubre 2011

¡30.000! (Crónicas de la crisis griega - El Periódico)

Andrés Mourenza
Atenas
“Nuestras vidas, nuestras familias están en peligro. Tengo 52 años, llevo 30 trabajando y me van a despedir”, se queja Yanis, un funcionario del Ministerio de Economía griego, mientras camina junto a miles de funcionarios, trabajadores y estudiantes que secundaron la convocatoria de huelga de los principales sindicatos del país contra las nuevas medidas de austeridad que tramitará hoy en el parlamento el gobierno de Yorgos Papandreu.
Yanis es parte de los 30.000. No son tan heroicos como los 300 espartanos de Leónidas pero les espera un final igual de destructivos. Se trata del número de empleados públicos que –según anunció el gobierno el domingo- serán obligados a pasar a la reserva cobrando un 60 % de su salario y, si en un año no se les ha podido recolocar, irán a la calle. Además, se prevé que otros 120.000 funcionarios, de los 900.000 con que cuenta Grecia, sean despedidos hasta 2013.
Es la primera vez durante un siglo que un gobierno se atreve a despedir funcionarios en un país en que los grandes partidos ofrecían empleos públicos a cambio de votos. Eran puestos vitalicios, incluso en organismos de utilidad más que dudosa. Ahora, funcionarios que quizás no tengan culpa alguna pagarán los desmanes de las últimas décadas.
La huelga –que también protestaba por los recortes de pensiones y el nuevo impuestos sobre la vivienda- fue secundada hasta por un 90 % de trabajadores del sector público y privado, según los sindicatos. Los trenes y los vuelos quedaron paralizados y el transporte público en Atenas sólo funcionó lo suficiente para acercar a los manifestantes al centro.
“Hasta ahora sólo los trabajadores de las empresas privadas tenían malas condiciones laborales, pero los funcionarios también han empezado a sufrir”, explica Vangelis Kutumanos, informático de una empresa privatizada hace dos años y ahora poseída por la alemana Deutsche Telekom: “Las condiciones laborales empeoran día a día desde la privatización”. La rabia contra Alemania era patente en la manifestación, en la que se repartían panfletos paragonando a Angela Merkel con Adolf Hitler: “No dejaremos que nos roben nuevamente. Toda la Europa democrática se levantará contra la Alemania del Cuarto Reich. La Alemania de Merkel será castigada como aquella de Hitler. La democracia vencerá de nuevo”. (El próximo 28 de octubre se conmemora en Grecia el Día del No, en recuerdo a la oposición griega a la invasión italo-germana durante la Segunda Guerra Mundial).
Unas 20.000 personas convergieron desde la mañana en la céntrica plaza de Sintagma, frente al parlamento, para exigir la marcha del país de la Troika que ha diseñado el plan de austeridad. Hacia las dos de la tarde comenzaron los incidentes cuando un pequeño grupo de manifestantes quiso traspasar una valla que impedía la entrada al parlamento y lanzó piedras a la policía. Un hombre fue salvajemente golpeado por algunos manifestantes, alegando que era miembro de un partido neonazi, cosa que este negó. Inmediatamente los antidisturbios dispararon botes de humo que dispersaron a los miles de personas concentradas en Syntagma. Cada cual se tapaba la cara, la boca y los ojos con lo que podía para no inhalar el nocivo gas.
Entonces ya hacía tiempo que la columna de unos 5.000 manifestantes de sindicatos ligados al Partido Comunista (KKE) se había alejado de la plaza fuertemente protegidos por sus disciplinados militantes para evitar ser infiltrados por alborotadores y violentos, a quienes consideran esbirros de la policía. Esta organización y disciplina está comenzando a atraer a jóvenes hartos del caos que se arma tras cada manifestación.
Al final del día, doce personas habían sido detenidas y se produjeron varios heridos, dos de ellos policías que habían recibido pedradas de los manifestantes y otro, un fotógrafo agredido por los agentes. Aún así, los incidentes fueron menores en relación a las manifestaciones de años anteriores, muestra de que los organizadores están logrando contener a los más violentes. Además, tras las protestas, miembros de la organización se dedicaron a barrer los restos dejados por los manifestantes, en su mayoría botellas de agua y vasos de café frappé.
CONSULTA / Ayer, el ministro del Interior, Haris Kastanidis, prometió llevar a cabo un referendo sobre los presupuestos y la crisis económica, algo que anteriormente había rechazado Papandreu. Pero la respuesta podría no agradar al gobierno ya que parte de la izquierda comparte la opinión de los europeos más críticos con Grecia: “Hay que salir de la Eurozona y la UE porque sus políticas no benefician a los trabajadores”, opina Vangelis, afiliado al sindicato PAME, que está ligado al Partido Comunista. Otros, no ven ahí la solución, como Yanis: “No podemos volver al dracma, porque las deudas en euros del Estado y las de las familias resultarían imposibles de pagar”. “La solución está en la unión de la gente, no en los partidos políticos que sólo se dedican a manipular”, añade.

20 septiembre 2011

Chipre comienza la búsqueda de gas pese a las amenazas turcas (El Periódico)

Andrés Mourenza
La empresa estadounidense Noble ha comenzado prospecciones en busca de bolsas de gas submarinas en aguas territoriales de Chipre a pesar de las amenazas de Turquía, que considera que el Gobierno grecochipriota no tiene derecho a explotar los recursos naturales sin el concurso de la población turcochipriota de la dividida isla mediterránea. Según informó el encargado de Energía grecochipriota, Solon Kasinis, la exploración comenzó en la noche del domingo y resultó «exitosa».
Dervis Eroglu, líder de la República Turca del Norte de Chipre (RTNC, solo reconocida por Ankara), había pedido al presidente grecochipriota, Demetris Christofias, posponer las prospecciones hasta después de la reunión que ambos mantendrán en la ONU durante la Asamblea General, en la que se espera que haya avances sobre las negociaciones de reunificación. El comisario de Ampliación de la UE, Stefan Fule, también telefoneó a Nicosia para pedir tiempo, mientras que la oficina de Política Exterior ha pedido a Turquía que «se abstenga de amenazas». Pero ninguna de las partes se ha privado de incrementar la tensión en una zona ya caliente por el contencioso entre Turquía e Israel y las prospecciones energéticas israelís –también a cargo de Noble– en aguas disputadas con Líbano.
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, avisó de que esta misma semana Turquía comenzará sus propias prospecciones en aguas bajo control turcochipriota y el ministro de Energía, Taner Yildiz, aseguró que sus barcos irán escoltados por buques militares.
Algo a lo que Christofias reaccionó diciendo que «contraviene las leyes internacionales». La isla de Chipre se encuentra dividida desde la invasión turca de 1974.

19 septiembre 2011

Turquía desafía a la UE por el contencioso de Chipre (El Periódico)

El Gobierno turco amenazó ayer con «congelar» las relaciones con la Unión Europea (UE) si Chipre se hace cargo de la presidencia rotatoria de los Veintisiete, tal y como le corresponde en el segundo semestre del 2012. «Si las negociaciones de paz en Chipre no dan resultado y la UE le da la presidencia a Chipre del sur , la verdadera crisis será entre Turquía y la UE», dijo el viceprimer ministro turco, Besir Atalay, en una entrevista con medios turcochipriotas.
Aunque Ankara ya había expresado en el pasado amenazas similares, la de ayer cobra especial significado debido a la tensión en el Mediterráneo Oriental por la disputa entre Turquía e Israel. Los grecochipriotas han anunciado que, a partir de octubre, comenzarán las prospecciones submarinas en busca de recursos energéticos. Turquía, que pretende enviar su flota cerca de las aguas israelís, se muestra también dispuesta a utilizar la fuerza naval para impedir las prospecciones en aguas chipriotas.

Erdogan rechaza la mediación de EEUU en su disputa con Israel (El Periódico)

Andrés Mourenza
Turquía rechazó ayer la oferta de mediación de EEUU en su contencioso con Israel, tal y como había sido formulada por el presidente estadounidense, Barack Obama, al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en una conversación telefónica esta semana. «No necesitamos ningún tipo de mediación», sentenció ayer el ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu, en una rueda de prensa.
«Por supuesto que seguiremos hablando con Obama de las relaciones turco-israelís. De hecho, EEUU sabe perfectamente cuál es la posición de principio de Turquía. Pero ahora mismo no hace falta ninguna mediación. Yo mismo anuncié el paquete de sanciones [contra Israel]. Después de este, tomaremos las medidas que consideremos necesarias», explicó el ministro turco, dando a entender que el enfado con Israel no es una pataleta pasajera, sino el inicio de una nueva etapa en su política exterior. Turquía está poniendo en práctica una diplomacia cada vez más independiente y atenta a sus propios intereses nacionales, sin importarle lo que digan su antiguo padrino en Washington o sus socios europeos.
MANIOBRA / Eso sí, el Gobierno islamista moderado de Erdogan ha maniobrado esta vez con más cuidado que otras veces para evitar ser tachado de antioccidental. Al tiempo que ponía punto final a su alianza con Israel, ha acordado con EEUU la instalación en su territorio de parte del sistema de escudo antimisiles de la OTAN, organización de la que Turquía es miembro desde 1952.
Este era un asunto que se llevaba años debatiendo y que Ankara no veía con buenos ojos dado que está dirigido a detener una supuesta amenaza militar de Irán, un país con el que la Turquía de Erdogan ha estrechado los vínculos, hasta el punto que es posible que ambos «trabajen juntos» en la lucha contra los rebeldes kurdos refugiados en el norte de Irak, según aseguró el viernes el primer ministro turco.
Finalmente en el proyecto no se nombra a Irán como amenaza objetiva, por expresa petición de Ankara, y el radar será instalado en la provincia oriental turca de Malatya, aunque controlado desde una estación de la OTAN en Alemania.

16 septiembre 2011

Erdogan vende su modelo (El Periódico)

Andrés Mourenza Dice un refrán que quien siembra con buena semilla y paciencia tendrá buena cosecha. Eso es lo que ha hecho el Gobierno turco, silenciosamente, desde inicios de año. Los Hermanos Musulmanes y otras formaciones de los países donde se han producido revueltas, desde Yemen a Túnez, han sido invitados por diversas organizaciones a visitar Turquía y comprobar las bondades del modelo turco: un país de mayoría musulmana, laico, democrático y cada vez más desarrollado económicamente. Algo que ha influido en que no pocas formaciones islamistas de Oriente Próximo y el Magreb adopten como ejemplo al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Recep Tayyip Erdogan, en vez de opciones más radicales.
«Turquía es un país donde el 99% de la población es musulmana. Nosotros no tenemos ningún problema en compaginar islam y democracia. Así ha sido desde hace años y así seguirá siendo», dijo ayer el mandatario turco tras entrevistarse con el primer ministro provisional tunecino, Beji Caid el Sebsi: «Túnez también demostrará que el islam y la democracia pueden convivir cuando celebre las elecciones a la asamblea constituyente el 23 de octubre». Una encuesta publicada esta semana indica que la formación más votada sería el Partido del Renacimiento (Ennahda) de Rashid Ghannushi, un político al que le gusta comparar sus ideas a las del AKP turco.
«Nosotros no entendemos el laicismo como los occidentales», prosiguió Erdogan en Túnez. «Una persona no puede ser laica, en todo caso lo es el Estado. Y un musulmán puede dirigir con éxito un Estado laico. El laicismo implica estar a la misma distancia de todas las creencias. Un país laico es la mejor protección para todas las creencias», añadió.
El primer ministro turco viajará en la mañana de hoy a Libia para entrevistarse con las nuevas autoridades y visitar Trípoli y Bengasi. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el premier británico, David Cameron, se le adelantaron ayer, probablemente para evitar que Erdogan acapare todas las medallas, pero el turco les lleva ventaja. En declaraciones a los medios turcos, el presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafá Abdul Jalil, afirmó: «Erdogan y el pueblo turco están en posición de liderar el mundo islámico. No solo nos han ayudado a los libios, sino que muestran su preocupación por Somalia y Palestina. Gracias a ello, Turquía ha recuperado toda la autoridad que tenía en tiempos del Imperio otomano».

El sueño otomano de Erdogan (El Periódico)

Andrés Mourenza
El diario HaberTürk publicaba ayer una viñeta en la que el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, sobrevuela las pirámides de Egipto en una alfombra voladora y adelanta a Aladino. Este inquiere: «Y tú, ¿quién eres?» «Alguien mucho más famoso que tú por estos lares» .
En los últimos años, Erdogan ha dado un salto a la palestra internacional y es ya el político más querido del mundo musulmán, como ha puesto de relieve la calurosa acogida dispensada estos días en su visita a la cuna de las revueltas árabes: Egipto, Túnez y Libia. Resulta imposible comprender cómo ha llegado tan lejos sin hacer referencia a su infancia y juventud en Kasimpasa, un barrio de emigrantes de Estambul, donde se forjaron las dos fuerzas motrices de su personalidad: el orgullo y la ambición.
El honor y el orgullo juegan un papel importante en la sociedad turca y más ahora que Turquía es un país cada vez más desarrollado y confiado en sí mismo. Es por orgullo que muchos turcos han dejado de apoyar la adhesión a la Unión Europea tras escuchar el rechazo de líderes europeos como Nicolas Sarkozy o Angela Merkel. «Si ellos no nos quieren, tampoco nosotros a ellos», piensa el turco medio.
Erdogan, al contrario que la mayoría de gobernantes turcos, se crió en las calles de un barrio pobre, donde la defensa del honor, la fuerza y la bravuconería dictan las normas de comportamiento. De ahí que no extrañe que, tras congelar las relaciones militares con Tel-Aviv, a pesar de que supusiera quedarse sin los aviones que había enviado a reparar a Israel, Erdogan dijera: «Para nosotros, lo más importante es que nadie mancille nuestro honor. El honor no tiene precio» .
La prensa turca e internacional coincide en que Erdogan, quien de niño contribuía con la economía familiar vendiendo limonada y galletas en las calles de su barrio, se ha convertido en el líder turco más influyente desde Mustafa Kemal Atatürk, fundador de la Turquía moderna en 1923. Atatürk era ambicioso en extremo, tanto que un rival suyo decía de él: «Cuando sea nombrado general, querrá ser sultán. Y cuando se convierta en sultán, querrá ser Dios». Esta es quizá una de las pocas cosas que lo une con el religioso Erdogan. El primer ministro turco fue jugador de fútbol pero abandonó el deporte por la política, a la que entró de la mano del movimiento islamista del ya fallecido exprimer ministro Necmettin Erbakan, llegando a ser alcalde de Estambul. Pero se distanció de su mentor para fundar el más moderado Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que ganó las elecciones del 2002 y revalidó su triunfo, con crecientes mayorías, en el 2007 y el 2011. Pero tampoco se ha conformado con eso y, rechazando la política exterior aislacionista fundada por Atatürk, ha sacado a su país a escena, lo que le ha llevado a ser considerado El salvador del islam y el Líder del mundo islámico , según se leía en algunas pancartas en El Cairo.
Durante su mandato, Erbakan creó el grupo Developing-8 (D-8) junto a países musulmanes como Irán, Pakistán, Bangladés, Egipto, Indonesia, Malasia y Nigeria, en oposición al G-8. El D-8 fue aparcado tras el golpe militar que desalojó a Erbakan del gobierno en 1997 y ha sido sustituido, durante el mandato de Erdogan, por un sistema de alianzas múltiples que pretende quebrar el oligopolio ejercido por las grandes potencias (EEUU, UE, Rusia y China), aliándose con potencias emergentes como Brasil, Venezuela, Irán, India o Sudáfrica. Pero no lo hace porque pretenda alejarse de Occidente, sino porque la Turquía de Erdogan quiere ganar peso internacional y así poder dirigirse al resto de potencias de tú a tú, una vieja aspiración desde los tiempos del Imperio otomano.
Defensa palestina
Para conseguir atraer a los países del entorno a su esfera de influencia, Erdogan despliega un discurso antiimperialista y anima a los países del norte de África y Oriente Próximo a democratizarse. Al mismo tiempo abandera la ayuda humanitaria a Somalia, criticando el desinterés de los poderes occidentales, y el apoyo al reconocimiento de Palestina (en Egipto ha dicho que «Turquía no reconoce la legalidad del bloqueo a Gaza» y que espera ver «ondear la bandera palestina en la ONU» ). De esta forma ha seducido al pueblo árabe y fuerza a sus dirigentes a escucharlo. Erdogan sabe que si los países de Oriente Próximo son dirigidos por la voluntad popular, serán más cercanos a Turquía que a Estados Unidos o Israel.
Pero por mucho que Erdogan lo niegue, la reconstrucción de la esfera de influencia turca en los territorios que antes constituían el Imperio otomano es en sí misma una táctica imperialista, empezando por la ya extendida colonización de los productos de consumo y las inversiones turcas, que ya es vastísima en las calles de Oriente Próximo, los Balcanes y el Cáucaso.

13 septiembre 2011

Erdogan trata de aíslar a Israel con su visita a la cuna de las revueltas árabes (El Periódico)

ANDRÉS MOURENZA El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, partió ayer hacia El Cairo en la primera etapa de una gira diplomática que le llevará a los escenarios de las revueltas árabes –Egipto, Libia y Túnez– con un claro objetivo estratégico.
Erdogan pretende ganarse –además de al pueblo, entre el que disfruta de gran popularidad– a las nuevas autoridades de estos países ahora que se produce un realineamiento político en Oriente Próximo y el Mediterráneo derivado de las revoluciones populares y las disputas entre Turquía e Israel. Ayer, el primer ministro turco volvió a cargar contra el Gobierno israelí, de quien dijo que había incurrido en un casus belli cuando asaltó la denominada Flota de la Libertad el pasado año –provocando la muerte de nueve turcos–, algo que si no llevó a la guerra fue por la « grandeur de Turquía», que «supo manejar el incidente con paciencia». «Incluso Occidente ha comenzado a mirar de otra manera a Israel», afirmó durante una entrevista con la cadena Al Jazira.
INFLUENCIA / La situación es tensa en la región pues a nadie se le escapa que la casi ruptura de relaciones con Israel en protesta por la negativa de Tel-Aviv a pedir perdón por el ataque a la flotilla ha influido en el reciente asalto a la embajada de Israel, que tampoco se ha disculpado –o, al menos, no lo ha hecho con la contundencia exigida por El Cairo, aunque el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, expresó su pesar por el incidente– por la muerte de cinco policías egipcios a manos del Ejército israelí el pasado agosto.
De ahí que, para no caldear más el ambiente, Erdogan haya decidido cambiar de localización su discurso de la célebre plaza de Tahrir por la más tranquila Universidad de El Cairo y aparcar su anunciada visita a Gaza. «Estamos haciendo lo que debemos. No somos partidarios de crear tensiones innecesarias y lo estamos discutiendo con nuestros hermanos egipcios. Iré a Gaza tarde o temprano», explicó Erdogan. De hecho, el líder de Hamás y primer ministro de facto de la franja de Gaza, Ismail Haniya, aseguró que su Gobierno está haciendo los preparativos necesarios para la visita de la delegación turca: «Si finalmente viene, será un momento histórico».
Además de con las autoridades de cada país, el primer ministro turco mantendrá contactos con los ministros de Exteriores de la Liga Árabe. El ejemplo de una Turquía musulmana, democrática, con una economía en expansión y que se permite criticar abiertamente a Israel es visto como modelo por no pocos ciudadanos y políticos de la región. Tal y como afirma Gideon Levy, columnista del diario israelí Haaretz , a las nuevas autoridades egipcias no les queda más remedio que seguir la política turca hacia Israel si no quieren verse asediados de nuevo por el pueblo, que rechaza la alianza forjada con Tel-Aviv por el depuesto dictador Hosni Mubarak. «Israel quedará más aislado a partir de ahora», asegura el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu. Desde luego, es uno de los objetivos primordiales de la gira de Erdogan.
---
LOS INTERESES ECONÓMICOS
Junto a Erdogan viajan 280 empresarios que tratarán de sacar partido de la gira. Antes de las revueltas árabes, firmas turcas, sobre todo dedicadas al textil, se habían instalado en Egipto, Libia y Siria para aprovecharse de la mano de obra barata, ya que en Turquía ha aumentado el poder adquisitivo de los trabajadores. En Libia, los turcos componían la segunda comunidad extranjera, con más de 25.000 personas e intereses en diversos sectores, y ahora Turquía –mal posicionada en el reparto de los hidrocarburos– aspira a liderar la reconstrucción de infraestructuras y edificios destruidos durante la guerra.
El comercio con el norte de África y Oriente Próximo se ha multiplicado por seis desde que Erdogan llegó al poder en l 2002. La UE, aunque ha reducido su importancia, sigue siendo el principal socio comercial de Turquía.

07 septiembre 2011

Turquía incrementará su presencia naval por la disputa con Israel

ANDRÉS MOURENZA
ESTAMBUL
«Ahora, nuestros barcos se verán más en las aguas del Mediterráneo Oriental». Con esta frase, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, dejó ayer claro que su país pretende preservar lo que considera «el derecho a la libre navegación» por todos los medios, incluidos los militares, ya que el ataque a la flotilla el año pasado –el incidente que ha provocado la casi ruptura de las relaciones con Israel– se produjo en aguas internacionales. «Israel siempre ha jugado el papel de niño consentido y creía que iba a poder continuar haciéndolo. Pero Turquía defenderá sus derechos», afirmó Erdogan.
Según los medios turcos, el Gobierno de Erdogan prevé aumentar de una a cuatro el número de fragatas en esta zona del Mediterráneo y escoltar a los convoyes con ayuda humanitaria que se dirijan al bloqueado puerto de Gaza. Las aguas pueden caldearse pues en la misma zona está Siria, que supuestamente utiliza barcos para apoyar la represión de las protestas. También, el Líbano e Israel, de una parte, y Chipre y Turquía, de otra, mantienen contenciosos sobre los límites de sus aguas territoriales y el derecho a las prospecciones de hidrocarburos.
EL COSTE / A partir de hoy, además de las relaciones diplomáticas turco-israelís, quedarán congeladas las relaciones militares y el comercio en el sector de Defensa, que suponen un buen pellizco para Israel, que vende a Turquía tecnología punta militar. «Las consecuencias serán costosas para nosotros, porque Turquía es una de las economías más importantes de la región», se lamentó el gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer. Pero también supondrá que Ankara no podrá encontrar repuestos para los aviones no tripulados Heron, que utiliza para vigilar al grupo armado kurdo PKK, y que su programa de modernización de cazas quedará en suspenso, pues ambos dependen de empresas israelís.
Durante una rueda de prensa con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, Erdogan advirtió que, si Israel insiste en no pedir perdón, «habrá nuevas sanciones». La tensión podría favorecer a España, que desde hace meses trata de vender embarcaciones militares a Turquía.

Turquía frente a Israel: gas inflamable (Eurasian Hub)

El sonado rifirrafe entre Israel y Turquía, que prácticamente ha terminado en ruptura diplomática, sucede en un momento especialmente delicado para toda la zona de Oriente Medio y el Norte de África (MENA). Y quizá deberíamos decir que ha tenido lugar, precisamente, como reflejo de esa situación. A consecuencia de la deriva que va tomando la “Primavera Árabe”, acompañada de cierto contagio entre la población palestina pero también, y sobre todo, entre la propia ciudadanía hebrea, el gobierno israelí, en plena huida hacia adelante, se enroca en actitudes numantinas. Por su parte, el ejecutivo turco también ha sobrerreaccionado, intentando aprovechar la situación favorable que cree tener para disputar a Israel la hegemonía en la zona del Próximo Oriente, llevado por su creciente percepción de potencia regional a la que le ha aupado su expansión económica de los últimos años. Ankara supone que en caso de que se produzca alguna forma de intervención occidental en Siria, su posición en el tablero le reserva un protagonismo, sin el cual no van a poder pasarse ni la OTAN, ni los Estados Unidos, ni la Unión Europea. Y eso, le guste o no a Tel Aviv. SEGUIR LEYENDO EN EURASIAN HUB

03 septiembre 2011

Turquía expulsa al embajador de Israel y reduce la relación al mínimo (El Periódico)

(versión ampliada)
Andrés Mourenza
Estambul
Turquía ordenó ayer la expulsión del personal diplomático de Israel y rompió prácticamente sus relaciones con Tel-Aviv debido a la constante negativa del Estado judío a pedir perdón por el ataque del pasado año a la «flotilla de la libertad», en que murieron nueve activistas turcos. La decisión se ha visto acelerada por la publicación del informe Palmer de la ONU que reparte las culpas del incidente entre ambos países, declara «legal» el bloqueo naval a Gaza, pero asegura que el asalto de los soldados israelís al buque Mavi Marmara fue «desproporcionado e ilógico».
«Las relaciones diplomáticas entre Turquía e Israel serán reducidas al nivel de segundo secretario de embajada», informó el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu. «Todos los empleados que estén por encima regresarán a sus países el miércoles», señaló. Parte de los diplomáticos israelís en Turquía serán expulsados y las legaciones diplomáticas no tendrán ni embajador ni ministro consejero ni encargado de negocios. «En la práctica, las relaciones se reducen a cero», explicó un experto en diplomacia.
La alianza militar, compraventa de armamento y maniobras conjuntas incluidas, quedó suspendida sine die. Además, Turquía amenazó con llevar el caso del bloqueo israelí a Gaza al Tribunal de La Haya y, por supuesto, apoyará la declaración del Estado palestino en la Asamblea General de la ONU de este mes.
Tras conocerse la noticia, fuentes del Gobierno israelí manifestaron su disposición a tratar de arreglar la situación aunque subrayaron que «no habrá disculpa», a pesar de que cuatro miembros del Gabinete habían tratado de convencer de lo contrario al primer ministro, el derechista Benjamin Netanyahu.
TENSIÓN / «Estas medidas son solo un primer paso», avisó el presidente turco, Abdulá Gül: «Turquía es el país más poderoso de la región y defenderá sus derechos y los de los oprimidos». Entre las disposiciones ordenadas está «tomar las medidas necesarias para garantizar la libre navegación en el Mediterráneo oriental», ya que el ataque a la flotilla se produjo en aguas internacionales. Esto podría suponer el despliegue de buques de guerra turcos, incrementando la tensión en el mare nostrum, pues Israel ha cortejado en los últimos meses a adversarios de Turquía.
Israel ha ofrecido a Grecia el apoyo del lobi judío para lograr la concesión de préstamos en los mercados privados y ha enviado un buen número de turistas hebreos. Con Chipre –la isla dividida entre el sur griego y el norte turco no reconocido internacionalmente– ha concluido acuerdos de prospecciones de hidrocarburos conjuntas en las aguas que comparten.
-----
EL PROBLEMA DE LOS HIDROCARBUROS CHIPRIOTAS / El gobierno grecochipriota llevaban años tentando a países de la región -principalmente Egipto y Líbano- para que le ayudasen a explorar el fondo submarino. Turquía había avisado a estos países de que no se metieran en negocios con los grecochipirones porque, según su interpretación de la legislación chipriota, el gobierno griego no puede llegar a acuerdos internacionales por sí solo. Exigía también que primero se llegase a un acuerdo de reunificación y luego se compartiese la riqueza nacional entre turcos y griegos de Chipre. Aún más, como garante de la isla -lo es junto a Grecia y Gran Bretaña según la constitución de 1960 aún en vigor- se reserva el derecho al uso de la fuerza si los grecochipriotas prosiguen con las prospecciones y llevan, así a cabo, una acción "unilateral" sin contar con los turcochipriotas.
En 2009 y 2010 Israel descubrió, respectivamente, los "campos" gasísticos bautizados como Tamara y Leviathan y que son algunas de las reservas offshore más grandes descubiertas hasta la fecha. Aunque Líbano reclama que parte de las reservas se encuentran en sus aguas territoriales -no definidas con Israel-, el Estado hebreo ha iniciado sus prospecciones y se espera que en 2012 comience a extraer gas de ellos. Este descubrimiento hizo que las autoridades greochipriotas se confirmasen en sus análisis de que podían hallar hidrocarburos en su fondo submarino -Tamar y Leviathan están muy próximos a las aguas territoriales chipriotas- aceleraron su búsqueda de socios. Israel -en parte por interés propio y, probablemente, también en parte dentro de su escalada de tensión con Turquía- llegó a finales del año pasado a un acuerdo con los grecochipriotas para delimitar sus aguas territoriasles, pues Nicosia y Tel Aviv nunca han mantenido muy buenas relaciones a causa del apoyo de los chipriotas a los palestinos y de sus estrechos lazos con Siria (que esta primavera le estallaron en la cara al gobierno de Demetris Christofias). Ahora, israelíes y grecochipriotas trabajarán juntos en proyectos de extracción que enervan a turcos, turcochipriotas y libaneses. La tensión está servida.

Un duelo de obstinación: el deterioro progresivo de las relaciones entre Turquía e Israel (El Periódico)

Cuando Erdogan interrumpió al moderador de un debate del Foro Económico de Davos en enero del 2009 para arremeter contra el presidente israelí, Shimon Peres, estaba furibundo. Al primer ministro turco le dolía que al israelí le dejasen 25 minutos para justificar el ataqueaGaza y a él solo 12 para criticarlo. Además, el Gobierno turco estaba muy enfadado porque su aliado israelí no le hubiese anunciado la intervención en Gaza unas semanas antes, en un momento en que Ankara mediaba para lograr la paz entre Siria e Israel.
A partir de ahí, todo fue de mal en peor. Los conflictos diplomáticos se sucedieron dando muestra de la obstinación de los líderes que gobiernan en dos de las principales potencias de Oriente Próximo. Hasta llegar al incidente de la flotilla, que supuso el punto de no retorno en unas relaciones que antaño habían sido estratégicas.
Desde principios de los 90, Ankara y Tel-Aviv forjaron una alianza cuya base eran los poderosos estamentos militares de ambos países. Los turcos compraban a Israel tecnología militar para luchar contra el PKK kurdo y compartían información sobre grupos islamistas, además de apoyar a Israel en los foros internacionales. Casi medio millón de turistas israelís tenían en Turquía un lugar seguro donde veranear.

01 septiembre 2011

ANDRÉS MOURENZA
ESTAMBUL
No hay tregua para la represión en Siria. Ni siquiera, en la festividad musulmana del Aid el Fitr, que comenzó ayer (30 de agosto). Mientras el presidente Bashar al Asad rezaba en la mezquita damascena levantada en honor a su padre, Hafez –quien gobernó Siria durante tres décadas con mano de hierro-, las fuerzas de seguridad reprimían con dureza todo conato de protesta. Al menos murieron siete personas.
La mañana comenzó a calentarse en diversas ciudades de la provincia de Deraa (sur) tras el rezo matinal. Los habitantes se dirigieron entonces a los cementerios –como es tradicional en esta celebración que sigue al mes de ayuno del Ramadán– y las marchas se convirtieron en manifestaciones de repulsa al régimen baazista y su represión. En esta provincia, además, muchas de las tumbas son recientes, pues ha sido la cu- na de las protestas antigubernamentales que comenzaron a mediados de marzo. Solo en la localidad de Deraa se congregaron unas 10.000 personas, según los opositores Comités de Coordinación Local. Sin embargo, la represión fue mayor en las localidades vecinas, más pequeñas, como Injil, donde murieron dos personas. También en Harah, no muy lejos de Deraa, fallecieron otras cuatro, víctimas de los disparos de las fuerzas de seguridad.
MEZQUITAS PROBLEMÁTICAS / La presencia de agentes de paisano de la Mujabarat –la policía secreta– fue numerosa en torno a las mezquitas consideradas problemáticas. En los suburbios de la capital, Damasco, las fuerzas de seguridad también se emplearon con dureza. «Se escucharon disparos de artillería pesada en el distrito damasceno de Qaboun, donde se produjeron 5 heridos», informaron los Comités.
La séptima víctima mortal de ayer se produjo en Homs (centro), otra de las ciudades que más actividad antigubernamental ha registrado en los últimos meses. Cerca de Homs, en dirección norte, tropas apoyadas por carros de combate y vehículos blindados rodearon Rastan, una localidad suní de donde procede buena cantidad de los soldados rasos del Ejército sirio –dirigido por oficiales de la minoría alauí-nusayri a la que pertenece la familia Asad– que han desertado en las últimas semanas. En otra ciudad donde se han registrado deserciones, Deir al Zour, fronteriza con Irak, se han producido combates en los últimos días. Según grupos de derechos humanos libaneses, en los últimos dos días varias decenas de sirios han huido a través de la frontera con el Líbano.
Mientras en la ONU se debate la adopción de una nueva condena al régimen de Asad, un portavoz del Gobierno sirio explicó ayer a periodistas rusos que se ya están aplicando las reformas prometidas por el presidente, que convertirán a Siria en «un país democrático con un sistema multipartidista». Pero los hechos contradicen a las promesas que salen de Damasco.

La UE acuerda decretar un embargo sobre el petróleo sirio (El Periódico)

ANDRÉS MOURENZA
Estambul
La Unión Europea (UE) alcanzó ayer (29 de agosto) un principio de acuerdo para imponer sanciones al sector petrolero de Siria y así forzar al presidente Bashar al Asad a que ceda en su violenta represión de las protestas. Representantes técnicos de los Veintisiete se reunieron ayer para concretar có- mo se llevará a cabo esta medida, ya que el 95% de las exportaciones de crudo sirias van destinadas a países de la UE. Un diplomático que participó en la reunión aseguró a la agencia France Presse que hay «consenso político» entre los socios comunitarios, por lo que la medida entrará en vigor en los próximos días.
La cuestión era debatida desde mediados de mes tras la adopción ya de cuatro rondas de sanciones europeas cuyo objetivo fueron altas personalidades del régimen y empresas vinculadas a ellas. Sin embargo, el hecho de que grandes empresas europeas tengan intereses en el sector ha ralentizado su aprobación.
Según un documento portuario citado por el Wall Street Journal, el principal cliente extranjero del crudo sirio el pasado mes fue la compañía semiestatal italiana ENI, que ha aumentado sus importaciones debido a la paralización de la producción en Libia. También la francesa Total, la anglo-holandesa Royal Dutch Shell, la austríaca OMV y la española Repsol compraron hidrocarburos sirios. En total, el crudo sirio no supone una gran parte del comercio energético europeo, pero, unido a la situación de Libia y otros productores de Oriente Próximo, «cualquier pérdida del volumen de crudo sirio puede poner en peligro las operaciones de refinado europeas», según un análisis de Barclays Capital.
INVERSIONES / Eso sí, en el momento en que el embargo entre en vigor, el régimen de Asad recibirá un duro golpe, ya que las exportaciones de crudo suponen entre un tercio y un cuarto de los ingresos del país. El siguiente paso para acorralar a Damasco sería la imposición de sancio- nes a una serie de bancos y empresas de telecomunicaciones y la prohibición a los ciudadanos de la UE de invertir en Siria –como ya ha hecho EEUU– pero no hay consenso en Bruselas. Los inversores europeos en Siria sostienen que, si no invierten ellos, dejarán vía libre a la influencia de las empresas rusas y chinas.
Rusia envió ayer a Siria al viceministro de Exteriores, Mijail Bogdanov, para transmitir a Asad el mensaje de que «la violencia de ambas partes debe detenerse» y que se debe iniciar un proceso de «diálogo y reformas». Con todo, Moscú, que se ha negado a que la ONU emita una condena clara de la represión en Siria, también dijo que su posición respecto a Damasco no cambiará.

22 agosto 2011

El conflicto kurdo entra en una nueva espiral de violencia (El Periódico)

Eran en torno a las 9 de la mañana del pasado miércoles cuando las fuerzas militares de Hakkari recibieron la noticia de la presencia de miembros del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en la carretera que une las localidades de Hakkari y Çukurca. Se trata de una zona, a escasos kilómetros de Irak, de escarpados desfiladeros que conectan, pico a pico, con los montes Kandil, ya en la frontera entre Irán e Irak, y que vive en un estado de total confrontación entre la población kurda local y las fuerzas militares turcas allí estacionadas.
Cuando acudieron los dos primeros blindados del Ejército los guerrilleros kurdos hicieron detonar sendos explosivos aunque sólo consiguieron alcanzar a uno de los vehículos. Al recibir la noticia, un convoy militar con apoyo de helicópteros Sikorsky acudió al lugar, donde los militantes del PKK tenían preparada la emboscada: volaron por los aires otro blindado BTR de 5 toneladas, matando a todos sus ocupantes. En total 9 solados fallecieron y 11 resultaron heridos. Al día siguiente, en la provincia vecina, Siirt, hubo dos nuevos atetandos: 2 gendarmes murieron y 4 civiles resultaron heridos.
La audacia del ataque indica la determinación del PKK, que en el último mes ha acabado con la vida de más de una treintena de miembros de las fuerzas de seguridad. Cada día, desde el sudeste (aunque ocasionalmente también de algunas zonas montañosas de las regiones del Mediterráneo Oriental y el Mar Negro, donde el PKK ha logrado infiltrar comandos) llegan noticias de nuevas emboscadas, atentados o secuestros. Según el diario conservador Zaman otras de las razones son las filtraciones de los servicios secretos turcos, que ponen en peligro la seguridad de las operaciones militares en la zona.
“A partir de ahora se han terminado las palabras. Nuestra paciencia de Ramadán se ha acabado. Ha llegado el momento de actuar. Jamás rendiremos estas tierras a los miembros de la organización terrorista y separatista”, respondió el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, al ataque. Y el contraataque no se hizo esperar: los cazas turcos volvieron a penetrar en espacio aéreo iraquí para bombardear las posiciones del grupo en las montañas Kandil y otras áreas de la frontera turco-iraquí. “Nos esperábamos el ataque, no ha sido una sorpresa. Cada año hay ataques aéreos y nosotros somos un movimiento guerrillero con 30 años de experiencia. Además, no lograron causarnos bajas”, aseguró un militante del PKK a la agencia pro-kurda Firat.
El conflicto kurdo está entrando en una nueva espiral de violencia y eso que, tan sólo hace dos años, parecía posible llegar a un acuerdo de paz. El gobierno y Abdullah Öcalan, el líder histórico del PKK que permanece encarcelado desde 1999, anunciaron sus hojas de ruta; se otorgaron nuevos derechos a los kurdos y miembros de la guerrilla regresaron a territorio turco para reintegrarse en la vida política. Pero la presión de los sectores turcos más nacionalistas –entre partidos políticos, jueces y militares-, la lentitud del gobierno y el maximalismo de los nacionalistas kurdos impidieron aprovechar la oportunidad. Aún así, las negociaciones continuaron al máximo nivel y el jefe de los servicios secretos turcos, Hakan Fidan, se entrevistó con Öcalan.
Sin embargo, el llamado “Juicio KCK”, por el que han sido imputados decenas de representantes electos kurdos acusados de mantener vínculos con el PKK, y el hecho de que la Justicia haya impedido la excarcelación de 5 candidatos del Partido de la Paz y la Democracia (BDP) elegidos diputados en las elecciones del pasado 12 de junio –y que, por tanto, gozan de inmunidad parlamentaria- ha tensado el ambiente. Los miembros del BDP se han negado a recoger el acta de diputado y el pasado 14 de julio anunciaron una autonomía de facto para el Kurdistán turco. La decisión no tuvo trascendencia práctica alguna sino la de tensar aún más la cuerda con Ankara, precisamente el mismo día que el PKK mataba a 13 soldados en una emboscada en la localidad de Silvan (provincia de Diyarbakir), el mayor ataque de los rebeldes kurdos desde 2008.
Erdogan respondió al BDP asumiendo las tesis de los nacionalistas más reaccionarios -“En este país no está permitido hablar de autonomía”- y les acusó de seguir los dictados del PKK. Para tratar de ganar puntos, Öcalan envió entonces un mensaje al gobierno: “Nadie, aparte de mí mismo, puede lograr que el PKK deje las armas. Si me dejáis, puedo lograr solucionar el tema en una semana. Si no, los combates serán 10 veces más duros que el de Silvan”. A cambio de su mediación, exigió que se le pusiese en libertad.
Sin embargo, sólo unos días después, en un gesto que aún extraña, el histórico líder kurdo anunció que abandonaba todo intentos de mediación pues se sentía “utilizado” tanto por el gobierno de Ankara como por el actual mando del PKK en Kandil. Desde entonces las autoridades turcas han impedido la visita de los abogados de Öcalan y la pasada semana, la Justicia inhabilitó durante un año a 4 de sus letrados. Ankara ha quemado los puentes con el dirigente del PKK con mayor capacidad para lograr una tregua.
“¿Por qué el PKK ha vuelto a atacar al Estado?”, se pregunta el veterano columnista Can Dundar: “¿Pretende así reforzar la posición de Öcalan? ¿O es que ahora el PKK actúa fuera del control de Öcalan?”. De hecho, muchos son los analistas que diferencian dos corrientes dentro del PKK: la llamada ‘turca’, más favorable a llegar a un acuerdo con Turquía, y la que conforman los kurdos de Siria, partidarios de la guerra total, aunque sea contra Ankara y no contra Damasco, que reprime a los kurdos aún con más crueldad.
Aunque las señales que envía el gobierno de Ankara indican que la lucha se recrudecerá –con las consecuencias negativas que tendrá para la convivencia entre turcos y kurdos- Erdogan ha prometido que la acción antiterrorista “respetará los estándares democráticos y el estado de derecho”. La oposición socialdemócrata ha prometido apoyo al gobierno en la lucha antiterrorista, mientras que los ultranacionalistas turcos han pedido que Kandil sea “reducido al polvo”. “Algunos creen que se volverá a la década de los 90 –el peor periodo del conflicto kurdo, con continuas violaciones de derechos humanos- pero no es cierto. Continuará la democratización de Turquía al mismo tiempo que se lucha de forma más efectiva y no contra el pueblo (kurdo), sino sólo contra el PKK”, asegura Yalçin Akdogan, diputado del partido gobernante.
“Algunos están llamando a la guerra civil en Turquía. Si no comienzan de nuevo las negociaciones (con Öcalan) habrá peligro de guerra”, amenazó el presidente del BDP, Selahattin Demirtas: “Los que ordenan bombardear (en Irak) saben bien que el problema kurdo no está en Kandil, sino en Estambul, Diyarbakir y Batman y saben también que no lograrán sus objetivos”.
“Estamos a punto de rendirnos a la violencia. A pesar de todo creo que no debemos hacerlo”, escribió la periodista progresista Nuray Mert, muy implicada en el tema kurdo: “Si el Estado quiere, no hay duda de que podría barrer cualquier levantamiento. Pero esta vía ya se ha probado y los resultados son que aumentan la ira y los funerales”.
(Versión ampliada de un artículo escrito para El Periódico y publicado el pasado sábado)

20 agosto 2011

El ejército turco lanza 2 toneladas del bombas sobre las posiciones del PKK en Irak (EFE - Cooperativa.cl)

Las Fuerzas Aéreas del Ejército turco arrojaron la pasada noche dos toneladas de bombas sobre bases del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, informó hoy NTV.

De acuerdo a la cadena privada turca, las bombas utilizadas fueron MK-82 guiadas por láser y arrojadas en dos oleadas de ataques aéreos, cuyo principal objetivo fue el mando central del grupo armado en las montañas Kandil, situadas en territorio iraquí, junto a la frontera iraní.

En un comunicado, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía confirmó esta mañana el ataque, precisando que hubo bombardeos en la mañana y en la tarde de ayer, así como la pasada noche. Según el Ejército, los aviones turcos "regresaron a sus bases sin percances" después de haber "golpeado" 28 grupos de objetivos en las zonas de Kandil, por un lado, y, por el otro, en Hakurk, Avasin-Basyan y Zap, donde se supone que se hallan campamentos logísticos del lado iraquí de la frontera con Turquía. Al mismo tiempo y de forma coordinada, añade el comunicado, "se mantuvo bajo intenso fuego de artillería las mismas zonas". La cúpula militar asegura haber adoptado todas las "precauciones necesarias" para no dañar a la población civil.

El Consejo de Seguridad Nacional de Turquía decidió ayer implementar una "nueva estrategia antiterrorista" que reduzca las debilidades y filtraciones en los servicios de inteligencia, incorpore a los gobernadores provinciales a la coordinación de las operaciones, aúne los esfuerzos de la policía con los de las fuerzas militares, haga mejor uso de las modernas tecnologías y acelere la profesionalización del Ejército.

El jefe de la oposición socialdemócrata, Kemal Kiliçdaroglu, ha ofrecido su apoyo al gobierno pero ha advertido de que "la solución (al conflicto con los rebeldes kurdos) no puede ser sólo militar", sino que es necesario un "acuerdo social" entre todas las fuerzas políticas. En cambio, Devlet Bahçeli, líder del ultraderechista Partido de Acción Nacionalista (MHP, tercera fuerza parlamentaria), ha exigido que se lleve a cabo una operación militar terrestre en suelo iraquí semejante a la desplegada en febrero de 2008.

19 agosto 2011

El PKK mata a dos gendarmes y el ejército turco vuelve a bombardear en Irak (EFE - El Norte de Castilla)

El grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) atentó hoy (18 de agosto) en dos localidades de la provincia sudoriental de Siirt matando a dos gendarmes, mientras que el ejército turco bombardeó las posiciones de la organización en el norte de Irak, informaron los medios locales.
Según informaron la cadena CNN-Türk y la agencia pro-kurda Firat, el primer ataque se produjo en torno a las 20.00 hora local (17.00 GMT) en la capital provincial, Siirt, cuando militantes del PKK atacaron con morteros varios edificios públicos, entre ellos la principal comisaría de policía y el cuartel de la Gendarmería, un cuerpo militar de vigilancia rural. En este ataque se produjeron cuatro heridos civiles, según CNN-Türk.
Algo después, se produjo otro ataque contra el cuartel de la Gendarmería en Eruh, también en la provincia de Siirt y también con morteros y armas de largo alcance, en el que fallecieron dos gendarmes.
En torno a las 21.30 (18.30 GMT), una decena de cazas F-16 partieron de la base de las Fuerzas Aéreas de Turquía en Diyarbakir con destino al norte de Irak, donde, por segundo día consecutivo, bombardearon las posiciones del PKK, informó la agencia Firat y confirmaron las cadenas turcas NTV y CNN-Türk. Nuevamente el objetivo fueron los campamentos guerrilleros de Zap, Xinere, Hakurk, Sideka y Metina, en la parte iraquí de la montañosa frontera con Turquía, y las bases del PKK en las montañas Kandil, en la frontera irano-iraquí. Aún no hay datos sobre víctimas o heridos, pero durante el bombardeo de ayer el PKK no sufrió bajas, según dijeron fuentes del grupo armado kurdo a la agencia Firat.
En el último mes se han incrementado los ataques del PKK a objetivos turcos, con numerosos atentados y secuestros, y el número de bajas militares turcas supera ya la treintena.
En una reunión del Consejo de Seguridad Nacional de Turquía celebrada hoy se aprobó lo que el primer ministro turco, el conservador Recep Tayyip Erdogan, ha denominado una "nueva estrategia antiterrorista". Según han adelantado los diarios turcos, esta estrategia implica mejorar la coordinación y eliminar la burocracia para acelerar la capacidad de respuesta militar turca; implicar a los gobernadores provinciales en la lucha contra el PKK y enviar más agentes especiales a las zonas calientes del conflicto.
El PKK -grupo considerado terrorista por Turquía, la UE y EEUU- se levantó en armas en 1984 para exigir la independencia de los más de 12 millones de kurdos que habitan en Turquía y, desde entonces, unas 45.000 personas han muerto en la guerra no declarada entre fuerzas de seguridad turcas y los rebeldes kurdos.

Erdogan viaja a Somalia para ofrecer la ayuda turca (EFE - El Universal)

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, partió esta noche hacia Somalia para ofrecer la ayuda turca a este país del Cuerno de África en el que 3,7 millones de personas sufren la hambruna que azota a la región. La delegación turca tiene previsto aterrizar en Mogadiscio a primera hora de la mañana, donde se entrevistará con las autoridades somalíes y visitará un campo de refugiados cercano a la capital cuyo nombre no se ha hecho público por razones de seguridad.
Junto a Erdogan viajan a Somalia su esposa, Emine Erdogan, y una de sus hijas, además una nutrida delegación de empresarios -incluidos los presidentes de las principales patronales- y el ministro de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, quien, también acompañado de su mujer, continuará su gira africana con visitas a Sudáfrica y Etiopía. En el mismo avión que Erdogan irá el presidente de Somalia, Sheij Sherif Ahmad, quien ayer participó en Estambul en una reunión de emergencia de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) para tratar la hambruna en el Cuerno de África.
"Lo que ocurre hoy en Somalia no es sólo un examen para el pueblo somalí, sino para toda la humanidad. Para que en este examen gane la humanidad, todos debemos extender la mano fraternalmente. Porque lo que hoy ocurre en Somalia, mañana puede suceder en cualquier otro país", dijo ayer Erdogan durante la reunión de la OCI.
Pocos líderes de otros países se han atrevido a viajar a Somalia, debido a las condiciones de inseguridad imperantes, y tan sólo lo han hecho en los últimos tiempos el presidente de Yibuti, Ismail Omar Guelle, cuya visita a Mogadiscio culminó ayer, y el mandatario de Uganda, Yoweri Museveni, que el pasado mes de noviembre visitó ese territorio, donde están desplegadas tropas ugandesas en el marco de la misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM). "La visita que haremos junto al primer ministro incrementará la moral de la población local. Creo que es una visita muy importante para explicarles que no están solos. Y también será un ejemplo de visita para el resto de estados. La fraternidad se demuestra en estos momentos difíciles", afirmó el presidente de la Cámara de Comercio de Estambul, Murat Yalcintas, en declaraciones que hoy publica el diario 'Milliyet'. El líder de la oposición turca, el socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu, ha prometido visitar Somalia en las próximas semanas.
En los últimos años Turquía ha mejorado a pasos agigantados sus relaciones con África y ha abierto numerosas embajadas en un continente del que había estado ausente durante su historia republicana pero con el que le atan lazos históricos de la época del Imperio Otomano. De hecho, las ONG turcas se han volcado en el Cuerno de África durante este mes de Ramadán, para tratar de mitigar los efectos de la hambruna, que afecta a casi a cuatro millones de somalíes. Según el gobierno turco, durante este mes, los ciudadanos turcos han donado más de 214 millones de liras turcas (unos 84 millones de euros) para ayudar a África aunque, según dijo ayer Davutoglu, se espera que para final de mes superen los 200 millones de dólares (139 millones de euros). El gobierno turco también anunció que enviará 50.000 toneladas de harina de trigo a África para luchar contra el hambre y que diversas empresas estatales enviarán también sus excedentes de azúcar y té. Un avión de la compañía Turkish Airlines partió el miércoles de Turquía con 40 toneladas de productos humanitarios, entre alimentos y materiales para la construcción de hospitales móviles.
El Cuerno de África está inmerso en una devastadora hambruna que afecta a más de 13 millones de personas a consecuencia de las escasas lluvias y de los efectos del cambio climático en la zona, lo que en el caso de Somalia se ve agravado por el conflicto y la falta de un gobierno efectivo en el país.

18 agosto 2011

El Ejército turco ataca por tierra y aire posiciones del PKK en el norte de Irak tras el atentado de ayer (EFE - RTV Canarias)

El Ejército turco ha atacado por tierra y aire las posiciones del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, según un comunicado publicado hoy por el Estado Mayor en su página web. En esa nota el Ejército valora la operación aérea y terrestre con la que golpeó al PKK tras un atentado con varias víctimas la víspera en la provincia sudoriental de Hakkari, fronteriza con Irak.
Según el Estado Mayor, los cazas F-16 turcos -que según varios medios fueron 15 aparatos- bombardearon 60 objetivos de la "organización terrorista separatista" en las áreas de Hakurk, Avasin-Basyan, Zap y Metina, todas ellas en la montañosa frontera que separa a Turquía de Irak, aunque en territorio iraquí. Asimismo, atacaron la zona de Kandil, la cordillera situada en la frontera irano-iraquí donde se refugia el mando central del PKK.
"Tras completar con éxito su misión, nuestros aviones regresaron a sus bases sin sufrir pérdidas", asegura el comunicado militar. Además, antes de la operación aérea, fueron bombardeados 168 objetivos en las áreas de Hakurk, Avasin-Basyan y Zap con artillería pesada desde el lado turco de la frontera.
Los militares turcos aseguraron que pusieron cuidado en bombardear sólo objetivos del PKK y no dañar a civiles. "Las Fuerzas Armadas turcas continuarán luchando con decisión hasta neutralizar a la organización terrorista separatista, que utiliza el norte de Irak como base segura para atacar a Turquía", asegura el Estado Mayor.
Por otro lado, la cúpula castrense aclaró que en el atentado de ayer fallecieron un total de nueve miembros de las fuerzas de seguridad -ocho soldados y un miembro de la Guardia Rural- y no once o doce, como han publicado los medios turcos. Otros 15 soldados resultaron heridos de diversa consideración, de los cuales uno se encuentra en estado crítico.
La cúpula militar, el Gobierno y el presidente turco, Abdullah Gül, se reúnen hoy en un Consejo de Seguridad Nacional ordinario, aunque debido a la situación ha adquirido carácter de urgencia. En él se discute desde las 13.40 hora local (10.40 GMT) la lucha antiterrorista tras el atentado de ayer y, de acuerdo con algunos analistas turcos, se valora la posibilidad de realizar una operación militar terrestre en Irak, tal como ocurrió en febrero de 2008.
De acuerdo al diario "Zaman", progubernamental y contrario al Ejército, Turquía sufre filtraciones de información de sus servicios secretos, de las que se aprovecha el PKK.

16 agosto 2011

Turquía confirma que el dirigente del PKK capturado por Irán no es Karayilan (EFE - La Vanguardia)

El ministro del Interior turco, Idris Naim Sahin, afirmó hoy (15 de agosto) que el dirigente del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) detenido por Irán no es Murat Karayilan, a quien Turquía considera 'número dos' de la organización tras el encarcelamiento en 1999 del histórico líder Abdullah Öcalan.

Algunas agencias de noticias iraníes señalaron ayer de que las tropas iraníes había capturado al 'número dos' del PKK, lo que llevó a los medios turcos a especular con que podría tratarse de Karayilan, aunque posteriormente diversos ministros turcos y la agencia de noticias Firat, ligada al grupo kurdo, desmintieron la información. "Se trata de otro terrorista, otro dirigente del terrorismo, con el mismo nombre pero distinto apellido. De ahí el malentendido", explicó hoy Sahin.

El diario 'Milliyet' aventuró hoy la posibilidad de que el detenido sea Murat Saçakli, nombre en clave por el que se conoce a uno de los comandantes de alto rango del Partido por una Vida Libre en el Kurdistán (PJAK), organización hermana del PKK que actúa contra el régimen de Teherán y, supuestamente, recibe fondos de Estados Unidos e Israel.

En las últimas semanas las tropas iraníes han atacado posiciones y campamentos kurdos afines al PJAK en territorio de Irán e Irak y han asegurado que proseguirán su ofensiva hasta "aniquilar" a este grupo.

10 agosto 2011

La temporada de las circuncisiones (El Periódico)

Alí guarda una foto en la que tiene una cara de espanto. Mira hacia abajo con preocupación, hacia sus piernas tapadas con una toalla bajo la cual se perciben las manos del doctor. Es del día de su circuncisión.
El verano es la época de las circuncisiones en Turquía. Los padres aprovechan que sus hijos disfrutan de las vacaciones escolares y tienen más tiempo para recuperarse, pues en este país euroasiático la circuncisión tiene lugar normalmente entre los 7 y los 9 años, algo más tarde que en los países árabes y mucho después que los judíos, que son circuncidados en su octavo día de vida. Y, sean laicos o religiosos, la práctica totalidad de los jóvenes turcos pasan por la navaja. Es el primer paso para «convertirse en un hombre», como les aseguran a los chiquillos sus padres, hermanos mayores o kirve (una especie de padrino del circuncidado) para infundirles valor.
Una de las imágenes más tomada por los turistas extranjeros que pasean por el barrio de Eyüp para admirar la mezquita y el mausoleo donde está enterrado el que fuera portaestandarte de Mahoma, es la de «esos niños vestidos de principito». Los pequeños sultanes que abarrotan la gran mezquita son los hijos de familias conservadoras que van a recibir la bendición antes de pasar por el quirófano.
Y no solo eso: muchos acuden allá porque el Ayuntamiento de Eyüp ha anunciado que este año pagará de su bolsillo la circuncisión de 500 chavales de familias desfavorecidas. En la mayoría de los casos, las familias urbanas acuden con sus hijos a los hospitales públicos o clínicas privadas donde la operación se lleva a cabo con anestesia local y bajo condiciones higiénicas.
Pero en las zonas rurales y entre las familias menos pudientes –una operación, más el banquete posterior y los regalos al niño, puede superar los 1.000 euros– se acude a los tradicionales sünnetçi (circuncidadores), personas sin preparación médica que se transmiten la artesanía de la navaja de padre a hijo.
Alí pasó por las manos de Kemal Özkan, quizás el más famoso doctor de Estambul encargado de estos menesteres. Tanto, que se le conoce como el Rey de las Circuncisiones, y a su clínica la ha bautizado pomposamente con el nombre de Palacio de la Circuncisión. El hombre cuenta ya casi con 80 años pero asegura que no le tiembla el pulso y acomete su oficio con felicidad, además de ser un apologeta de las técnicas más modernas de circuncisión y un azote de aquellos sünnetçi sin formación que no cumplen las más elementales normas de higiene.
Con todo, y a pesar de que se muestre orgulloso de su circuncisión como todos los turcos, Alí es incapaz de ocultar que aquel día sintió un miedo increíble a perder su infantil miembro. Pero peor lo pasó Murat, quien se hubo de enfrentar a la navaja con ya 11 años, pues en su familia esperaron a que el hermano pequeño entrase en edad de circuncidar. Para reducir gastos. Como ocurre en las comuniones.

09 agosto 2011

Crónica desde Tirana: La metástasis de la crisis en los Balcanes (El Periódico)

Skanderbeg espera impertérrito la llegada de la crisis, sobre su caballo de bronce y su pedestal de piedra. La estatua del héroe nacional albanés, que venció a los conquistadores otomanos en 24 batallas durante el siglo XV, aguarda en medio de los cascotes de las interminables obras que se han emprendido en la principal plaza de Tirana. Anteriormente uno de los pocos lugares objetivamente bonitos de la capital de Albania, nadie sabe a ciencia cierta cuál es el plan de remodelación de la Plaza Skanderbeg, del mismo modo que nadie puede estar seguro de quién ganó realmente las elecciones locales del pasado mayo, en las que el primer recuento dio la victoria al alcalde socialista por 10 votos, y el segundo, al oponente conservador por 95 papeletas.
Albania es un país curioso, se podría decir que incluso surrealista. Pasó de ser el régimen más estalinista de Europa al neoliberalismo rampante. No hay generación que, en estas circunstancias, sea capaz de no volverse loca y, aún así, en los comercios de recuerdos se pueden comprar tazas con los rostros del antiguo presidente comunista Enver Hoxha, que sembró el país de búnkeres y lo aisló del resto del mundo, o bien de Sali Berisha, el político conservador que promovió las estafas piramidales que arrojaron el país a la ruina y el caos en 1997 y que, a pesar de todo, desde 2005 ha vuelto a gobernar.
La corrupción es un cáncer en Albania del que se aprovechan los políticos de uno y otro color. Cada vez que cambia el Gobierno, cambian también desde el ministro al portero de todas las instituciones gubernamentales, como ocurría en la época de la Restauración Española.
Berisha, por ejemplo, ha utilizado su posición para colocar a su gente de los clanes conservadores del norte, especialmente de Tropojë, de donde procede, y a quienes los albaneses del sur, más progresistas, tildan de «chechenos».
Aun así, ayudado por el crecimiento entre el 2005 y el 2008 y la ayuda estadounidense, Berisha está decidido a lavar la cara de Albania, uno de los países más pobres de Europa y el único donde se erigen estatuas a George Bush. Se han mejorado las carreteras y en Tirana se han pintado de colores las fachadas de los grises edificios heredados del periodo comunista, aunque no se han molestado en arreglar sus grietas. Pero el dinero parece haberse terminado.
La prensa albanesa se pregunta si la crisis griega no se convertirá en la metástasis de los Balcanes: Albania vive de las remesas de su más de 600.000 emigrantes en Grecia y su algo menos de medio millón en Italia. Sin ese dinero, el país podría hundirse. Si cae Albania, la supervivencia de Kosovo, cuya arteria principal está indisolublemente ligada a Tirana, será aún más improbable. La precaria estabilidad política en los económicamente frágiles estados de los Balcanes Occidentales –donde además están presentes numerosos bancos griegos– podría saltar por los aires.

05 agosto 2011

Grecia cava un foso para frenar la inmigración desde Turquía (El Periódico)

La nueva idea de Grecia para evitar que los inmigrantes indocumentados penetren en su territorio es excavar un inmenso foso en la frontera con Turquía, según se desprende de un reportaje publicado por el rotativo ateniense To Vima. La información ha sido confirmada a este periódico por fuentes de la región.
Ambos países comparten una frontera terrestre de algo más de 200 kilómetros que delimita el río Maritsa (Evros, en griego) a excepción de 12,5 kilómetros en los que ningún accidente greográfico impide el paso. Durante 2010, este lugar se convirtió en el principal agujero por el que inmigrantes y refugiados tratan de acceder a la Unión Europea.
Unos 128.000 sin papeles lograron cruzar la frontera, lo que llevó a Bruselas a establecer una misión de vigilancia del Frontex y al Gobierno griego a aprobar la construcción de un «muro antiinmigrantes», idea que finalmente desestimo a causa de las críticas de las oenegés y de la agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).
EXCESIVO PRESUPUESTO / Sin embargo, ahora ha secundado un plan del Ejército griego –una institución ya criticada por su excesivo presupuesto en un país tan pobre y económicamente en crisis– de características demenciales. El foso, del que ya se han construido 14 kilómetros en torno a la población de Orestiada, tendrá una longitud de 120 kilómetros, una amplitud de 30 metros y una profundidad de 7 metros.
Además, será rellenado con agua, añadiendo un nuevo obstáculo a los inmigrantes que buscan llegar a la UE por Grecia y que ya ahora deben sortear numerosos peligros: los perros de los agricultores turcos, las corrientes del río Maritsa, los alambres de espino y las palizas de la policía griega, cuyos centros de detención han sido fuertemente criticados por su hacinamiento y malas condiciones higiénicas.
La primera oenegé en reaccionar contra el nuevo proyecto griego ha sido la alemana Pro Asyl, según la cual el foso «no hará sino incrementar el coste humano que pagan los refugiados por cruzar la frontera».
To Vima asegura que otras de las funciones del foso serán contener una hipotética invasión turca –a pesar de que ambos países hace años que superaron sus disputas y mantienen buenas relaciones– y hacer frente a las frecuentes inundaciones de la fértil llanura de la Tracia.
CARÁCTER ESTRATÉGICO / «Desde luego, se trata de un proyecto de carácter estratégico, aunque no se han dado muchos detalles sobre su función», explicó a este diario un periodista del lado turco de la frontera y testigo de las obras: «Pero si de lo que tratan es de detener a los inmigrantes, es una tontería, pues ahora ya cruzan a nado y en barca el río Maritsa, que es más ancho. ¿Qué más van a hacer? ¿Llenar el foso de cocodrilos?», se pregunta.
------------
MÁS INFORMACIÓN

El Gobierno turco gana otra partida en el control del poder de los militares (EFE - Tampa WVEA News)

Con el acuerdo cerrado hoy para recomponer la cúpula militar, el Gobierno islamista moderado de Turquía se ha apuntado un tanto más en su estrategia para reducir la influencia del Ejército sobre el poder civil.

El nuevo Jefe del Estado Mayor, anunciado hoy tras cuatro días de tensas reuniones entre militares y Gobierno, es Necdet Özel, antiguo jefe de la Gendarmería, un militar del que antiguos compañeros dicen que "no mete su nariz en el mundo de la política". Cuando el pasado viernes el Jefe del Estado Mayor y los comandantes de Tierra, Aire y Marina presentaron su renuncia por desavenencias con el Ejecutivo, Özel se mantuvo en su puesto, una decisión que ha sido ahora recompensada. En condiciones normales, Özel hubiese alcanzado el mando de las Fuerzas Armadas en 2013, por lo que las dimisiones del viernes no han hecho sino acelerar los planes del gobierno. Aunque las credenciales laicas y kemalistas de este general procedente de una familia de militares no están en duda, la oposición ha exigido saber qué se trató en las reuniones privadas que, en la última semana, mantuvo con el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

El nuevo organigrama del Ejército es el fruto de las semillas plantadas con las reformas iniciadas hace ya más de una década, en el marco del proceso de adhesión a la Unión Europea, y aceleradas desde la llegada al poder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado). El Ejército turco no ha dudado en interferir en la vida política de Turquía, incluso en derribar a Gobiernos elegidos democráticamente, en los golpes de Estado de 1960, 1971, 1980 y 1997. Pero si en el pasado eran los Gobiernos quienes caían si se producían desavenencias con el todopoderoso Ejército, la renuncia del viernes demuestran que se ha dado la vuelta a la tortilla, tal y como exigía Bruselas desde hace tiempo. De hecho, la relatora del Parlamento Europeo sobre Turquía, Rita Oomen Ruijten, saludó las dimisiones como algo que puede "reforzar la democracia".

Las dimisiones de los "pachás" -como se llama popularmente a los generales turcos- se produjeron en protesta por el elevado número de oficiales, unos 250, encarcelados y acusados de participar en presuntas tramas golpistas. Además, los altos cargos dimitidos reclamaban que varios oficiales imputados fueran ascendidos, algo que rechazaba de plano Erdogan. En este sentido, Özel fue el único alto mando que no participó en la visita que el Estado Mayor hizo en febrero a los oficiales presos. Ejército y Gobierno han pactado que 14 generales en prisión, imputados en un presunto complot golpista, mantengan su rango un año más, sin ser ascendidos, como pedían los militares, ni enviados a la reserva, como reclamaban Erdogan, y el presidente, Abdullah Gül. Aunque numerosos juristas y opositores al Gobierno de Erdogan critican el modo en que se están llevando las investigaciones de los supuestos golpistas, lo cierto es que las dimisiones y detenciones han favorecido "la mayor renovación de la cúpula militar de los últimos años", según los analistas citados por la cadena NTV.

Con todo, la renovación de la cúpula militar no significa que Erdogan haya conseguido plegar totalmente al Ejército a sus órdenes. Como comandante del Ejército de Tierra, y segundo en la cadena de mando de las Fuerzas Armadas, ha sido elegido el general Hayri Kivrikoglu, a pesar de que se trata de un militar contrario a los islamistas moderados y que, en el pasado, se ha negado a recibir al mismísimo presidente de la República. Otros candidatos a ese cargo eran aún más hostiles al Ejecutivo, como el general Saldiray Berk, imputado en una trama golpista, o Aslan Güner, que se ha negado a saludar a la esposa de Gül por ir tocada con un velo musulmán. En la nueva estructura, Güner ha sido destinado a un puesto menor al que tenía hasta ahora, como director de la Academia militar, y Berk ha pedido voluntariamente la jubilación.

02 agosto 2011

ANÁLISIS: La última revuelta de un ejército que pierde poder (EFE - Revista Atenea)

La dimisión el viernes de la cúpula militar turca, por sus desavenencias con el Gobierno islamista moderado, es la última revuelta, está vez pacífica, de un Ejército acostumbrado por décadas a ser el árbitro de la vida política y que ha visto como su autoridad se desvanecía en los últimos años.
No sólo se trata de unas Fuerzas Armadas de gran poder exterior, es el segundo mayor ejército de la OTAN, sino que internamente ha ejercido mucha influencia sobre el poder civil, derribando a cuatro Gobiernos en los golpes de Estado de 1960, 1971, 1980 y 1997. Desde que Turquía fue elegido candidato a la adhesión a la Unión Europea en 1999, las prerrogativas de los militares turcos se han visto reducidas, especialmente desde la llegada al poder en 2002 de la formación islamista moderada del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP). El AKP ha reformado las leyes permitiendo que los militares puedan ser juzgados en tribunales civiles y actualmente 250 oficiales de alto rango se encuentran imputados, y muchos en prisión preventiva, en diversas tramas golpistas.
Precisamente, la razón de la dimisión de los comandantes del Ejército el viernes, se halla en la tensión que entre el Gobierno y Estado Mayor sobre promociones en la alta oficialidad, que tenían que debatirse el lunes en el Consejo Militar Supremo (YAS). El ya exjefe del Estado Mayor, Isik Kosaner, quería que 17 militares imputados fuesen promocionados, algo a lo que se opusieron tanto Erdogan como el presidente de la República, el también islamista moderado Abdullah Gül, quienes pedían su paso a la reserva. Pero lo que colmó la paciencia de los "pachás", como se conoce popularmente a los generales turcos, fue la orden de arresto emitida el viernes sobre 22 personas, incluidos siete generales y almirantes acusados de "propaganda antigubernamental".
"La forma en que (los militares detenidos) han sido mantenidos en prisión preventiva, fuera de las normas del derecho internacional, es inaceptable", criticó Kosaner en su carta de renuncia. "No me ha sido posible defender los derechos del personal a mi cargo", alegó como justificación de su dimisión y la de los comandantes del Ejército de Tierra, la Marina y las Fuerzas Aéreas. Según fuentes militares citadas por el diario ´Radikal´, Kosaner y sus "pachás" ya amenazaron con la dimisión en febrero, cuando se dictó prisión preventiva para 163 militares imputados en una trama golpista y, de nuevo, el 30 de mayo, tras el arresto del general Bilgin Balanli, el militar de mayor rango detenido hasta ahora.
La cuestión es que Turquía se ha quedado apenas sin generales con graduación para dirigir las Fuerzas Armadas, algo esencial en un país que libra una guerra contra el grupo armado kurdo PKK, mantiene tensas relaciones con Chipre y con Armenia y tiene vecinos problemáticos como Irak, Siria e Irán. Además, las Fuerzas Armadas turcas participan en las misiones de la OTAN en Afganistán y Libia y están inmersas en un programa de modernización armamentística que podría concluir con la compra de un escudo antimisiles. Aún así, Estados Unidos ha calificado la crisis en la cúpula militar turca como un "asunto interno" y, por boca del portavoz de la Secretaria de Estado, Mark Toner, manifestó que su "confianza" en las instituciones turcas es "plena".
Cambio generacional
El que está llamado a ser nuevo jefe del Estado Mayor, el hasta ahora comandante de la Gendarmería, Necdet Ozel, es una persona que "no mete su nariz en el mundo de la política", según un antiguo compañero de armas citado hoy por el diario "Taraf". Por ello, la informadora del Parlamento Europeo sobre Turquía, Rita Oomen Ruijten, consideró que la situación puede "reforzar la democracia en Turquía". De hecho, el descabezamiento de la cúpula militar a causa de las dimisiones y las detenciones de oficiales, permitirá el ascenso de una nueva generación de militares al mando de las Fuerzas Armadas, desplazando a la generación de generales que hizo su carrera de golpe de Estado en golpe de Estado.

Gobierno y ejército se reúnen tras la dimisión de la cúpula militar (EFE - La Razón)

El Gobierno turco se reúne hoy (lunes) con los generales en activo para intentar rehacer la cadena de mando del Ejército, rota por la dimisión el viernes de cuatro miembros del Estado mayor y por la imputación de mandos en tramas golpistas. Aunque el cónclave tiene carácter ordinario, pues se trata del Consejo Militar Supremo (YAS) que se reúne cada agosto para decidir sobre la promoción de los altos mandos castrenses, las renuncias del viernes le confieren una dimensión extraordinaria.

El viernes, el jefe del Estado Mayor, Isik Kosaner, exigió su jubilación inmediata en protesta por el trato a los 250 oficiales de alto rango actualmente en prisión preventiva, acusados de complots golpistas. Según medios turcos, el gobierno quiere que 17 altos cargos del Ejercito imputados en una trama golpista pasen a la reserva en lugar de ser promovidos. A su renuncia siguieron la de los comandantes del Ejército de Tierra, las Fuerzas Aéreas y la Marina.

Tan sólo el jefe de la Gendarmería, Necdet Özel, se mantuvo en su posición alegando que las detenciones son una "cuestión judicial". Özel fue premiado con el ascenso inmediato a la comandancia del Ejército de Tierra, un puesto que le permitirá asumir la jefatura del Estado Mayor tras la reunión del YAS.

El descabezamiento de la cúpula castrense es palpable en que tan sólo 9 de los 14 generales que deberían participar en el YAS lo harán, debido a que 4 han dimitido y un quinto se encuentra detenido, acusado de conspirar para derribar al Gobierno. Además, varios de los generales que participarán en el cónclave deben aún afrontar juicios e investigaciones sobre diversas tramas golpistas.

Los mayores problemas se esperan para elegir al nuevo comandante del Ejército de Tierra, una vez que Özel ascienda a jefe del Estado Mayor, ya que los tres candidatos con mayores posibilidades son contrarios al Gobierno islamista moderado del primer ministro Recep Tayip Erdogan.

La Fuerzas Armadas turcas, el segundo mayor ejército de la OTAN, se autoproclaman defensoras del principio del laicismo oficial, la unidad y el orden de la República, y han derribado a cuatro gobiernos en otros tantos golpes de Estado en (1960, 1971, 1980 y 1997).

Está previsto que la reunión del YAS concluya el próximo jueves 4 de agosto y que las decisiones tomadas sean entonces presentadas al presidente de la República, el también islamista moderado Abdullah Gül, para su aprobación.