26 enero 2012

YA A LA VENTA: "El retorno de Eurasia" un libro para comprender los cambios que está viviendo el mundo actual

Autores: VV.AA. (coordinado por Francisco Veiga y Andrés Mourenza)
Editorial: Península
ISBN978-84-9942-129-2
Páginas496 pgs.
P.V.P. 28,50€
Formato Rústica con solapas. 15,10x23,00x3,10cm

---

Desde hoy, 26 de enero, se puede encontrar en las librerías de toda España el libro El Retorno de Eurasia (1991-2011): Veinte años del nuevo gran espacio geoestratégico que abrió paso al siglo XXI, una obra colectiva coordinada por el profesor Francisco Veiga y el periodista Andrés Mourenza, que cuenta con la participación de una plétora de expertos sobre el terreno.
Eurasia, un término de resonancias orwellianas, evoca el lejano concepto del Gran Tablero de Ajedrez y las partidas geoestratégicas entre los Imperios Ruso y Británico del siglo XIX. Pero, la caída de la URSS y con ella el final de la Guerra Fría, ha abierto a una relación fluida el corredor entre Extremo Oriente y Europa, “haciendo realidad la reconfiguración de Asia y Europa en un nuevo macrocontinente”.
Es en esta zona donde diversos analistas y estrategas consideran que se jugarán –y de hecho se juegan ya- las principales partidas de las política internacional del siglo XXI, pues en ella confluyen intereses vitales de las grandes superpotencias–EEUU, China, Rusia, UE- y otras potencias regionales, tales como Irán, Turquía o Israel. No en vano, el centro de este vasto área (la zona comprendida entre Irán, el Mar Caspio, el sur de Rusia y Asia Central) produce la mayor parte de los recursos energéticos consumidos no sólo por Europa, sino también por inmensos países en desarrollo y sedientos de energía como China o India.
Y es que, esta región, en muchos casos prácticamente desconocida para el público hispano, abre la mente a las preguntas:
¿Qué cambió en el mundo con la revolución islámica en Irán? ¿Qué luchas se libran tras la aparentemente unitaria fachada del hermético régimen iraní? ¿Dominan los religiosos, los pragmáticos o los nacionalistas?
¿Por qué Afganistán es conocido como la tumba de los Imperios? ¿Cuáles son las razones del fracaso de las sucesivas estrategias de intervención militar en esta zona?
¿En qué experimentos políticos tiene su origen la táctica estadounidense de la inducción estratégica que se ha utilizado incluso en la llamada Primavera Árabe? ¿Cómo se gestaron las llamadas Revoluciones de Colores?
¿Cuál es la política energética de China para los próximos años y qué consecuencias tendrá ello en la región? ¿Cuáles son las estrategias que dividen a rusos y chinos en la Organización para la Cooperación de Shanghái?
¿Está el gobierno islamista moderado de Turquía cambiando su política de alianzas con Occidente para mirar hacia Oriente? ¿Qué hacen ingenieros turcos remodelando las capitales de Asia Central y mediando entre estos gobiernos y las grandes compañías occidentales?
¿Son los desconocidos regímenes de Asia Central estados monolíticos herederos de su pasado soviético o aún los clanes y las tribus de las estepas juegan su papel ancestral en un mundo globalizado?
¿Qué busca un estado como Israel en la lejana India? ¿Qué relación hay entre los grupos islamistas que se han instalado en el Cáucaso en la última década y la guerra ruso-georgiana del verano de 2008?
A estas incógnitas y otras muchas hemos procurado dar respuesta desde el equipo formado entre los miembros del laboratorio de ideas Eurasian Hub que hemos participado en esta obra, un libro escrito siguiendo técnicas de cooperación en línea entre diversos expertos hispanos (periodistas, académicos, diplomáticos y expertos militares) repartidos por todo el globo. Se trata de un relato didáctico, sin por ello rehuir al análisis en profundidad, que trata de acercar la visión de los estados, pueblos y actores de la zona al lector hispanohablante para una mejor comprensión del mundo en el que vivimos. Y se ha hecho de forma independiente, huyendo de los clichés presentes en muchos análisis superficiales de la realidad de estos países, gracias a la concurrencia de autores que conocen de primera mano los países y temas de los que hablan gracias a su trabajo sobre el terreno y su conocimiento de las lenguas locales (ruso, persa, turco, hebreo, árabe...).
---
LOS AUTORES
Ana Cardenes (corresponsal de la Agencia EFE en Jerusalén y, anteriormente, periodista en varios países de Asia, entre ellos India y Afganistán), Arturo Esteban (experto en Defensa y Servicios de Inteligencia que ha participado en varias misiones internacionales), Carlos González Villa (investigador de la Universidad Complutense especializado en los Balcanes y el espacio postsoviético), Daniel Iriarte (periodista de ABC y residente en Estambul desde 2009 que ha cubierto extensamente la región de Oriente Medio), Pablo Martín (militar de carrera que ha participado en los contingentes en Afganistán, Irak, Pakistán y Líbano, además de estar especializado en el sistema político iraní), Carles Masdeu (historiador y experto en la política exterior estadounidense en Eurasia), Ricardo Mir de Francia (corresponsal de El Periódico de Catalunya en Washington, anteriormente corresponsal en Oriente Próximo), Agus Morales (corresponsal de la Agencia EFE en Pakistán y previamente trabajó en la India y Afganistán), Andrés Mourenza (periodista colaborador de la Agencia EFE y El Periódico de Catalunya en Atenas desde 2012, y, durante los seis años anteriores, corresponsal en Turquía), Nicolás de Pedro (investigador del CIDOB y experto en China y Asia Central, donde ha participado en misiones de observación electoral y estancias académicas), Antonio Pita (redactor de la Agencia EFE desde Jerusalén y experto en relaciones internacionales), Juan Sánchez Monroe (embajador de Cuba con destinos en la antigua Unión Soviética y Europa Oriental desde 1965, experto en historia de los pueblos eslavos y doctor en historia de la diplomacia), Luis Sánchez (historiador, experto en Europa del Este y antigua URSS y socio fundador de la asociación hispano-kirguís Sumalak), Francisco Veiga (historiador y profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona, experto en Europa Oriental, Balcanes y Turquía y colaborador habitual de diversos medios de comunicación).
---
ÍNDICE
- PRÓLOGO
PRIMERA PARTE
1979, LA SEMILLA LEJANA
1. Irán, la Revolución Islámica, 1979, por Pablo Martín
2. La invasión soviética de Afganistán y sus consecuencias, por Arturo Esteban y Agus Morales
SEGUNDA PARTE
EL NUEVO ESPACIO DEL ASIA CENTRAL
3. Estrategias para Eurasia: el retorno de Mackinder, por Carles Masdeu
4. El espacio exsoviético del Asia Central: Estados, clanes, linajes, por Juan Sánchez Monroe
5. Empiezan las revoluciones de colores, por Carlos González Villa
TERCERA PARTE
NUEVOS Y VIEJOS ACTORES
6. El 11-S y sus consecuencias: Afganistán y AfPak, por Agus Morales
7. Llegan los turcos, por Andrés Mourenza
8. La incógnita china, por Nicolás de Pedro
9. El búnker iraní, por Pablo Martín
CUARTA PARTE
ESCENARIOS INESPERADOS
10. El Cáucaso: de la herida chechena a la Guerra de Georgia y el Califato, por Arturo Esteban
11. La eterna cuestión kurda, por Daniel Iriarte
12. Las inesperadas revoluciones kirguisas, por Luis Sánchez
13. El protagonismo israelí, por Antonio Pita, Ana Cardenes y Ricardo Mir de Francia
- EPÍLOGO: Eurasia: fijando el concepto, por Francisco Veiga
---
¿DÓNDE ENCONTRARLO?
En las principales librerías de España. También podéis encargarlo online en la web de la editorial Península, y en diferentes páginas especiales, por ejemplo aquí o aquí.
LEER EL PRIMER CAPÍTULO ONLINE

23 enero 2012

"La génesis del alevismo: el otro islam de Turquía" en formato e-book

El laboratorio de ideas Eurasian Hub inicia una colección de publicaciones académicas en formato e-book con la publicación de este título mío: "La génesis del alevismo", una descripción histórica, sociológica y teológica de los orígenes de las creencías de los alevíes, los que son considerados los otros musulmanes de Turquía. Para descargarlo sólo tenéis que pinchar aquí y para leerlo online aquí.

07 enero 2012

Prisión preventiva para el exjefe del ejército turco por golpismo (El Periódico)

ANDRÉS MOURENZA
BARCELONA
El exjefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas turcas Ilker Basbug ingresó ayer en prisión de forma preventiva imputado por su presunta participación en un plan golpista contra el Gobierno que dirige el islamista moderado Recep Tayyip Erdogan. La decisión fue tomada por un tribunal de Estambul tras un interrogatorio de siete horas que se prolongó hasta bien entrada la noche del jueves al viernes.
A Basbug, el militar turco de mayor rango juzgado hasta la fecha por un tribunal civil, se le acusa de haber dado su visto bueno al llamado Plan de Lucha contra el Conservadurismo, que comportaba la creación de 42 páginas web con propaganda antigubernamental y contra la cofradía religiosa dirigida por el teólogo musulmán Fethullah Gülen (comparable por sus ideas e influencia al Opus Dei católico). El plan está ligado a la trama Ergenekon que, según la Fiscalía, es un «grupo terrorista» formado por militares, policías, periodistas, políticos ultranacionalistas y académicos que, a través de atentados y asesinatos, pretendía sembrar el caos para así justificar un nuevo golpe de Estado del Ejército turco, que ha derrocado a cuatro gobiernos en los últimos 50 años.
El general, que dirigió las Fuerzas Armadas entre el 2008 y el 2010, trató al principio de su mandato de no inmiscuirse en la guerra judicial entre Gobierno y militares pero, cuando las detenciones comenzaron a mermar ciertas capacidades operativas del Ejército, no se privó de denunciar lo que consideraba una «guerra psicológica» contra el estamento castrense.
LEGALIDAD / Basbug alegó el jueves que si hubiese querido derrocar al Gobierno habría aprovechado su puesto al frente del segundo mayor Ejército de la OTAN, con 711.000 soldados, en lugar de limitarse a crear páginas web. No obstante, dijo que siempre ha preferido actuar «dentro de la legalidad». Además tildó las acusaciones de «tragicómicas» por cuanto fue el propio Gobierno al que supuestamente quería derrocar quien lo nombró en el cargo. «No cabe duda de que es un valioso compañero de trabajo. Nosotros lo nombramos y durante años ha trabajado junto a nuestro Gobierno», reconoció el viceprimer ministro Besir Atalay, quien se negó a valorar la detención puesto que, según dijo, se trata de una acusación «muy técnica».
La oposición socialdemócrata y nacionalista acusó al tribunal que ha enviado a Basbug a la cárcel de haberlo hecho siguiendo «directrices políticas» del Gobierno. En cambio, un portavoz de la Comisión Europea juzgó el caso como «una oportunidad para reforzar el imperio de la ley», aunque advirtió a Ankara contra el excesivo uso que hace de las medidas de prisión preventiva. Muchos de los acusados en la trama Ergenekon llevan más de dos años entre rejas en espera de sentencia.
139 GENERALES DETENIDOS
La investigación de Ergenekon comenzó en el verano de 2007 y, desde entonces, se han abierto 15 juicios sobre el caso, de los que varios se juzgan en tribunales aparte de la trama principal como ocurre con el llamado Plan de Lucha contra el Conservadurismo. Cientos de personas permanecen encarceladas en espera de los veredictos, entre ellas 139 generales y almirantes, 58 de los cuales se encontraban en activo en el momento de su arresto.

30 diciembre 2011

Turquía mata "por error" a 35 civiles kurdos en Irak

Andrés Mourenza
El Gobierno turco admitió ayer que los bombardeos de su Ejército en la frontera con Irak mataron a 35 civiles al haberlos confundido con militantes del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Los hechos se produjeron el miércoles cuando aviones no tripulados detectaron a un grupo de personas en territorio iraquí que se dirigían hacia la provincia turca de Sirnak. «Entre las 21.37 y las 22.24 fueron objeto de un bombardeo con nuestros aviones», reconoció el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.
Ayer, cuando comenzaron a llegar las noticias desde el sureste, estalló el escándalo: los muertos no eran «terroristas» del PKK, sino simples contrabandistas de tabaco, que además pertenecían casi todos a la misma familia.
De hecho, según explicó el portavoz del partido en el Gobierno, Hüseyin Çelik, entre los fallecidos se hallan varios miembros de la Guardia Rural (un cuerpo paramilitar formado por kurdos leales a Ankara) e incluso uno era hijo de un militar veterano, lo que certifica una vez más las incontables denuncias de asociaciones de derechos humanos de que las fuerzas de seguridad destacadas en la región kurda están involucradas en actividades ilegales.
El incidente echa por tierra la afirmación con la que el Ejército turco culmina todos sus comunicados sobre los bombardeos aéreos: «Como siempre, se ha puesto el máximo cuidado para no dañar objetivos civiles». Diversas organizaciones ya habían acusado al Ejército turco de matar al menos a media docena de civiles en el norte de Irak durante el verano, algo que la jerarquía cas- trense calificó entonces de «propaganda» a favor del PKK.
PROTESTAS / En numerosas ciudades se celebraron improvisadas manifestaciones de condena y muchos tenderos cerraron sus negocios en señal de protesta contra el Ejército. En Estambul, cientos de personas se concentraron en la céntrica plaza de Taksim exigiendo dimisiones aunque fueron dispersados por la policía con gases lacrimógenos y 30 manifestantes fueron detenidos.
«Volvemos a ser testigos nuevamente de cómo, de forma racista, se masacra a la humanidad», criticó Asiye Kolçak, dirigente del partido kurdo BDP. De ahí que tanto la formación en el Gobierno –el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP)– como el Ejército hayan anunciado que se abrirá una investigación.
Los últimos comunicados del PKK recibidos por este periodista alertan de un aumento significativo de las operaciones militares en las provincias kurdas y de al menos 19 bombardeos aéreos turcos en territorio iraquí sólo en el mes de noviembre.
Precisamente ayer se anunció la muerte de un soldado turco también en la provincia de Sirnak, dondes desde principios de semana han muerto 27 miembros del PKK en combate, según Ankara.

24 diciembre 2011

La respuesta de Erdogan a la ley francesa sobre el Genocidio armenio: Francia masacró a los argelinos (El Periódico)

Andrés Mourenza
Atenas
"Francia masacró a cerca del 15% de la población de Argelia a partir de 1945. Eso es un ge-nocidio". Con estas duras palabras incriminó ayer el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, al Estado francés, elevando la tensión un grado más después del anuncio de sanciones tras la aprobación el jueves en el Parlamento francés de una ley que penaliza la negación del genocidio armenio. Es un tono que comparten gran parte de los turcos, a juzgar por los titulares de la prensa: incluso la más liberal y menos nacionalista tildó el voto francés de «estúpido» y «miserable».
Erdogan, además, animó al presidente Nicolás Sarkozy a «preguntar a su padre» sobre los desmanes cometidos por los franceses en Argelia. Según los turcos, Pal Sarkozy, padre del actual mandatario francés y húngaro de nacimiento, fue entrenado en torno a 1945 en Sidi Bel Abbès, en los cuarteles de la legión extranjera en Argelia, aunque luego fue declarado no apto para el servicio poco antes de ser enviado a Indochina. El líder turco recordó también el origen judío sefardí de la familia materna de Sarkozy, acogida por el Imperio otomano cuando miles de hebreos fueron expulsados de la España de los Reyes Católicos.
Pal Sarkozy aseguró ayer que no «había estado jamás en Argelia». «Nunca pasé de Marsella. Y estuve durante cuatro meses en la legión», dijo. «Basta con comprar mi libro Tanta vida; están todos los documentos; todo esto es ridículo», añadió.
RACISMO E ISLAMOFOBIA / Erdogan acusó a París de utilizar «el odio hacia musulmanes y turcos» por motivo electoralistas: «Esta votación muestra claramente hasta qué punto el racismo, la discriminación y la islamofobia han alcanzado un peligroso nivel en Francia y en Europa».
Pero Sarkozy tampoco se quedó callado e instó a los turcos a «respetar» las creencias de los franceses. «Francia no da lecciones a nadie, pero tampoco le gusta que se las den. Francia establece sus políticas de un modo soberano», dijo en declaraciones a la prensa durante el funeral del expresidente Václav Havel en Praga: «Francia no pide permiso. Tiene sus propias opiniones y respeta los derechos humanos y la memoria».
El presidente turco, Abdullah Gül, denunció ayer que durante toda la semana Sarkozy se ha negado a atenderle al teléfono: «Los jefes de Estado hablan entre ellos incluso en tiempos de guerra». Gül criticó los «prejuicios» franceses respecto a Turquía y reclamó que París se retire del llamado Grupo de Minsk, en el que, junto a Rusia y EEUU, trata de mediar por una paz entre Armenia y Azerbaiyán.
La disputa amenaza con dañar el diálogo entre Turquía y Armenia
El duelo de egos entre Erdogan y Sarkozy amenaza con dañar algo mucho más importante: el diálogo iniciado en el 2008 por Turquía y Armenia. Aunque el proceso ha sido aparcado, por las presiones de Azerbaiyán, el deshielo turco-armenio es imprescindible para la población de la paupérrima república caucásica.
Atrapada por el oeste y el este a causa del cierre de sus fronteras con Turquía y Azerbaiyán, sus únicas salidas por tierra son Irán y Georgia, pero este último país mantiene muy malas relaciones con el tradicional valedor de los armenios, Rusia.

23 diciembre 2011

Turquía rompe con Francia porque penará negar el genocidio armenio (El Periódico)

Andrés Mourenza
Atenas
El Gobierno turco ordenó ayer congelar toda relación política y militar con Francia después de que el Parlamento francés aprobase una ley que penaliza con un año de cárcel y una multa de 45.000 euros la negación del genocidio armenio: la matanza de cerca de un millón de armenios a manos del Imperio Otomano durante la primera guerra mundial, que Turquía no reconoce y achaca a los desmanes típicos del conflicto bélico. La norma, muy esperada por la amplia comunidad armenia francesa, fue apoyada por todas las fuerzas políticas con la contada excepción de un puñado de diputados que, a título individual, presentaron objeciones.
«¿Hay libertad de expresión en Francia? No. (...) A partir de ahora Francia no puede hablar más de Voltaire o de Montesquieu». Esta fue la airada reacción del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien afirmó categóricamente que en la historia de su país «no hay genocidios», y puso como ejemplo que en Turquía habitan 100.000 armenios, algunos de ellos ciudadanos turcos y otros inmigrantes sin papeles de la República de Armenia.
TABÚ HISTÓRICO / El tema del genocidio siempre ha sido tabú en Turquía y varios intelectuales, como el premio Nobel Orhan Pamuk o el periodista Hrant Dink (asesinado en el 2007), fueron llevados a los tribunales por defender su existencia. Sin embargo, en los últimos años se ha producido un mayor debate sobre la cuestión armenia, e incluso el 24 de abril, Día de Recuerdo del Genocidio, asociaciones turcas y armenias rememoraron juntos a las víctimas en Estambul. Estas organizaciones siempre se han mostrado contrarias a que terceros países se entrometan en el debate, pues dificultan el ya de por sí complicado diálogo.
Ahora, en una aserción de su nuevo poderío regional –y también del propio Erdogan como hombre fuerte del país–, los turcos pretenden tomarse la revancha cancelando todo proyecto junto a Francia. Turquía no participará en maniobras bélicas conjuntas, impedirá a los barcos de guerra franceses atracar en sus puertos y los aviones militares deberán solicitar permisos especiales para sobrevolar el país euroasiático. Además, los turcos boicotearán una cumbre económica bilateral prevista para enero. El embajador turco en París regresará hoy a Ankara para revisar lo que, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores turco, supone «un golpe a una amistad de siglos».
Con todo, hacía ya tiempo que las relaciones franco-turcas no iban por buen camino, principalmente debido a la cerril oposición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, a que Turquía entre en la Unión Europea y a la personal enemistad entre los orgullosos líderes de ambos países. Algo que contrasta con los negocios entre dos estados que, en 2010, superaron los 14.000 millones de euros. Un millar de empresas francesas operan en Turquía, entre ellas una planta de producción de Renault –la mayor fuera de territorio francés –en consorcio con OYAK, compañía propiedad de los militares turcos.
«SENTIDO COMÚN» / De ahí que el ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, reaccionase inmediatamente con un llamamiento «al sentido común y la mesura», ya que Erdogan advirtió de que estas «sanciones» contra Francia son solo una primera fase, y que habrá más si la ley –que aún debe pasar por el Senado– es finalmente ratificada.
Ya en 2006 se aprobó en primera instancia una medida similar –que luego fue paralizada– y Turquía vetó la participación de Gaz de France en el gasoducto paneuropeo Nabucco, además de congelar momentáneamente las relaciones militares.
En una muestra de enfado, se cambió el nombre a La Calle Francesa, una animada zona de bares de Estambul, por el de La Calle Argelia, en recuerdo al sufrimiento del país norteafricano bajo la colonización francesa. En cambio, el propio Erdogan se mostró entonces contrario a un llamamiento al boicot de los productos franceses alegando que Francia era un importante socio comercial. Sin embargo, ahora la Europa sumida en la crisis es cada vez un pastel menos apetitoso para la boyante economía turca.

07 diciembre 2011

Turquía: Filtros bloquean las páginas de Facebook (EFE - El Telégrafo)

Turquía acaba de poner en marcha un polémico sistema de filtros voluntarios en Internet con el objetivo oficial de salvaguardar a la infancia de contenidos digitales nocivos, pero que algunos sectores consideran como una herramienta de censura.

La principal polémica se debe a que la aplicación de algunos de esos filtros ha bloqueado el acceso a redes sociales, en un país que ocupa el quinto puesto por número de usuarios de Facebook y donde el 90 por ciento de los internautas tiene cuenta en esta red social. Además, ha llamado la atención que los usuarios del llamado "filtro familiar" no hayan podido abrir páginas de marcas de ropa interior como Victoria's Secret o de preservativos como Durex.

Sin embargo, el ministro de Información, Binali Yildirim, ha negado que el Gobierno esté tratando de imponer la "censura" en Internet, tal y como han criticado asociaciones de cibernautas. "El objetivo es proteger a los niños de contenidos perjudiciales. Internet es una gran bendición pero, igual que las medicinas, puede tener efectos adversos. Cuidar a los niños de este tipo de daños es tarea del Estado", declaró.

El sistema ha tenido un impacto menor del que se esperaba cuando se comenzó a redactar el proyecto, el pasado agosto. Entonces se propuso hacer obligatorio a todos los usuarios el uso de alguno de los cuatro filtros -familiar, infantil, nacional y estándar-, pero la medida despertó tantas críticas que finalmente sólo se han aplicado los dos primeros y de forma voluntaria. Así, el sistema de filtros ha tenido escaso éxito y el pasado 22 de noviembre, día de su entrada en vigor, sólo se hicieron 3.000 peticiones para instalarlos, según el Organismo de Tecnologías de la Información y Comunicación (BTK).

Los escasos usuarios del nuevo sistema han inundado las oficinas del BTK con correos electrónicos y llamadas pidiendo que les dejen entrar a las webs bloqueadas y el organismo se ha visto obligado a prometer revisar sus filtros.

El profesor Mutlu Binark, experto en nuevos medios, ha sido uno de los más críticos con la nueva medida y ha llamado a los cibernautas a "resistirse" ante la nueva medida. "Con este nuevo sistema, se despoja a los individuos de su capacidad de razonar y elegir libremente", ha denunciado. Igualmente, la Fundación Bianet, que ha denunciado la nueva regulación en los tribunales, lamentó que sea "el BTK y no los padres quien decida lo que es dañino para sus hijos".

Algunos intelectuales consideran que el nuevo sistema tiene que ver con la influencia que ejerce sobre el Gobierno el teólogo Fethullah Gülen. En abril pasado Gülen criticó la falta de controles en Internet y que los usuarios de los cibercafés, extendidos hasta en el medio rural, participen en "chats ilegítimos comparables a la prostitución".

De acuerdo a la página digital "Engelliweb" un total de 15.506 páginas webs están actualmente bloqueadas en Turquía, el doble que hace un año. La mayoría son de contenido pornográfico, pero también las hay de grupos políticos izquierdistas o nacionalistas kurdos.

En este asunto, Turquía ofrece un panorama contradictorio, pues en los últimos años también se ha incrementado, de 2 millones en 2000 a más de 35 millones en 2010, el número de usuarios y los trucos que se emplean para poder acceder a las páginas prohibidas.

21 noviembre 2011

Pluralismo, crisis y clientelismo en los medios griegos (Capçalera)

Open publication - Free publishing Artículo publicado en el número 153 de Capçalera, la revista del Col·legi de Periodistes de Catalunya. Mi artículo sobre el periodismo y los medios de comunicación griegos se puede leer en la página 71

13 noviembre 2011

Secuestran un ferri en el Mar de Mármara: ¿obra del PKK? (EFE - El Día)

Andrés Mourenza,
Estambul
El ministro de Interior turco, Idris Naim Sahin, confirmó hoy que el secuestrador que mantuvo retenido durante doce horas un barco y su pasaje en el mar de Mármara y que murió hoy en la operación de rescate era miembro del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). El ministro dijo a la cadena NTV que el joven militante responde al nombre de Mensur Güzel, nació en 1984 en Diyarbakir, la principal ciudad de la región kurda de Turquía, poseía estudios universitarios de posgrado y pertenecía a la estructura juvenil del PKK en la provincia de Kocaeli, donde fue secuestrado el barco. "Hemos estudiado muy detenidamente la psicología del terrorista", aseguró Sahin, quien felicitó a todos los cuerpos de seguridad policial y militar que participaron en la "exitosa operación" de rescate de los secuestrados y que acabó con la muerte del pirata.
El transbordador rápido "Kartepe", de propiedad municipal, cubría el trayecto entre dos localidades del golfo de Izmit, situado en la parte más oriental del mar de Mármara, cuando fue secuestrado ayer, en torno a las 17.45 horas locales (15.45 GMT). En ese momento se desconocía el número de los secuestradores y qué armas llevaban, tal y como reconoció en rueda de prensa el ministro de Transporte, Binali Yildirim. La confusión se debió a que el secuestrador -finalmente resultó ser sólo uno- requisó los teléfonos de todos los pasajeros, redujo al capitán y dijo que formaba parte de un grupo de cinco personas y que poseía explosivos. El ministro del Interior confirmó este último extremo y afirmó que los equipos especiales se incautaron de tres bombas caseras que contenían 450 gramos de explosivo A4 cada una.
En un principio, el militante del PKK dirigió el transbordador en zig-zag en dirección oeste y, según explicó el ministro, pretendía llegar a la orilla de Bostanci, un distrito residencial de la orilla asiática de Estambul. Sin embargo, tres barcos de la Guardia Costera, en los que viajaban también equipos especiales de la base naval de Gölcük (cercana al punto donde se produjo el secuestro), maniobraron para forzar a que el barco llegase hasta las cercanías de Silivri, en la orilla europea de Estambul, zona que las fuerzas de seguridad consideraban más "apropiada" para llevar a cabo el rescate. Allá, el buque se quedó sin combustible por lo que el secuestrador hizo llegar a los guardacostas un mensaje a través del capitán del barco pidiendo "fuel, comida y bebida", informó anoche el ministro Yildirim.
"Hemos esperado a que el terrorista se cansase psicológica y físicamente", explicó el ministro de Interior. Así, aguardaron al "momento correcto" para la intervención, en torno a las 5.45 de la mañana (3.45 GMT), de un equipo compuesto por fuerzas antiterroristas de la policía y comandos de operaciones especiales del Ejército. De acuerdo con Sahin, la intervención -que fue televisada desde la orilla por varios canales- se produjo cuando una lancha de la Guardia Costera se acercó al barco para hacer entrega del agua y los alimentos exigidos por el secuestrador. "Nosotros nos hallábamos en el piso de abajo mientras que el secuestrador estaba arriba (en el puente de mando) con el capitán. Los comandos entraron adonde estábamos y nos pidieron máximo silencio", explicó a NTV uno de los secuestrados tras el desenlace de la operación que, según otro, duró unos diez minutos.
El delegado del gobierno en Estambul, Hüseyin Avni Mutlu, aseveró que se puso "extremo cuidado" en la operación y que el estado del personal -4 tripulantes y 2 marineros en prácticas- y los pasajeros -otras 18 personas- es "bueno". El ministro de Interior opinó que el secuestro fue una acción "propagandística" del PKK. "Lo lamento por el joven secuestrador, al que los terroristas seguramente engañaron para llevar a cabo este acto. Era un chico educado, con estudios universitarios. Pero no ha habido otro remedio que actuar como lo hemos hecho. Hemos tratado de que se entregase pero no ha querido", afirmó.
Sahin informó de que se han practicado "varias" detenciones, entre ellas las del compañero de piso que alquiló junto a Mensur Güzel un apartamento en la localidad de Izmit (provincia de Kocaeli) el pasado 1 de agosto. El PKK no ha reivindicado todavía la acción y según la agencia de noticias Firat, cercana al grupo armado kurdo, el secuestrador no portaba explosivos por lo que califica la muerte del joven de una "ejecución".

11 noviembre 2011

Turquía vuelve a temblar, con al menos diez nuevas víctimas mortales (EFE - El Día)

Al menos diez personas murieron hoy en el este de Turquía donde la tierra volvió a temblar anoche, sólo 17 días después de un fuerte terremoto en la misma zona que causó más de 600 víctimas mortales y miles de heridos.
Según el último balance de las autoridades turcas, el nuevo seísmo, ocurrido en la provincia de Van, dejó diez personas muertas, una de ellas de nacionalidad japonesa, mientras que 28 pudieron ser rescatadas con vida de los escombros de edificios colapsados. La mayor parte de estos supervivientes fueron ingresados debido a la gravedad de las heridas sufridas, indicó la Agencia de Gestión de Catástrofes y Situaciones de Emergencia del Gobierno turco. Al menos 15 de ellos fueron trasladados en helicópteros a Ankara, la capital de Turquía, que se encuentra a más de 1.200 kilómetros de distancia.
Eran las 21.23 hora local del miércoles (19.23 GMT) cuando un terremoto de 5,6 grados de magnitud en la escala de Richter golpeó la provincia de Van, con el epicentro situado en la localidad de Edremit a cinco kilómetros de profundidad. Pero en Edremit y en otras localidades apenas se registraron daños, al contrario que en la cercana capital provincial de Van (unos 300.000 habitantes), donde unos 25 edificios se vinieron abajo. La mayoría de los edificios destruidos ya habían sufrido daños severos en el seísmo de 7,2 grados de magnitud del pasado 23 de octubre y habían sido evacuados, por lo que nadie se encontraba en su interior en el momento del nuevo terremoto. Sin embargo, dos hoteles, el Bayram y el Aslan, que aparentemente no habían sufrido desperfectos, se desplomaron, dejando atrapados a varios de sus clientes.
En el hotel Bayram "no se percibían muestras de que hubiese sufrido daños. No había grietas, ni azulejos, ni vidrios rotos. Y lo habían renovado el pasado año", recordó hoy en declaraciones una periodista española que se alojó en ese establecimiento hace dos semanas, como muchos otros informadores y voluntarios que acudieron a Van tras el terremoto de octubre. Tras ser rescatado de entre las ruinas, el propio propietario del hotel, Aslan Bayram, explicó a la cadena CNN-Türk que él y su familia estaban residiendo en él pues temían que su hogar no fuese seguro debido a las constantes réplicas del anterior terremoto. Bayram aseguró que cuatro arquitectos habían examinado el hotel y los posibles daños, pero no detectaron problemas.
Según informó CNN-Türk, la japonesa Miyuki Konnai, que había venido de su país para ayudar a los damnificados del terremoto del 23 de octubre, fue rescatada con heridas, pero consciente. Por la mañana se localizó a su compañero, el doctor Atsushi Miyazaki, quien fue rescatado con vida aunque en estado muy débil, por lo que se le efectuó un masaje cardíaco durante 15 minutos, pese al cual finalmente falleció en el hospital. Mientras, dos periodistas de la agencia de noticias privada turca "DHA" aún permanecen bajo los escombros de ese hotel.
"Estoy seguro de que, a pesar de todo, estos edificios que se han caído habían sufrido daños el 23 de octubre", afirmó hoy el director del Centro Sismológico Kandilli de Estambul, Dogan Kalafat. "Lo más triste es que un terremoto de magnitud 5,6 no debería ser causa de desplomes ni de pérdidas humanas. Pero (lo que ha pasado) no es una sorpresa. Si estos edificios se hubiesen construido con medidas antisísmicas, ahora no estaríamos hablando de pérdidas humanas", criticó el experto.
Las nuevas muertes han encendido los ánimos de la población de Van, de mayoría kurda, que hoy organizó una protesta contra la visita de varios ministros del Gobierno central. Los manifestantes se quejaban de que el delegado del Gobierno en Van, Münir Karaloglu, hubiese dicho a los vecinos de la ciudad que regresasen "a las casas que no se han caído", ya que no había suficientes tiendas de campaña ni casas prefabricadas para alojar a los damnificados del anterior seísmo. La policía se empleó con dureza contra la protesta y dispersó a los manifestantes con porrazos y lanzando gas lacrimógeno, algo que finalmente terminó afectando a los propios trabajadores de los equipos de rescate.

06 noviembre 2011

La encrucijada de la deuda Europea: así no vamos bien

Andrés Mourenza
Puedo entender que durante la época de bonanza, la gente no hiciera caso de los 'radicales' cuando criticábamos el despilfarro en ciertas infraestructuras inútiles y el abuso en la construcción de líneas de Alta Velocidad; cuando opinábamos que el Plan Bolonia, si se aplicaba mal -como se ha hecho-, iba a suponer un encarecimiento de los estudios y una elitización de la universidad; cuando decíamos que las políticas económicas y laborales dictadas por la UE no nos beneficiaban en absoluto; puedo entender que, entonces, muchos se fiasen más de aquellos economistas, tecnócratas y políticos que nos tachaban de agoreros y de ignorantes sobre Economía.
Lo que no me entra en la cabeza es que después que esos mismos economistas, tecnócratas y políticos no hayan sabido ver las dos crisis (si bien parte de una misma) que se nos han venido encima en los últimos años, sigamos en manos de ellos y apliquemos, para salir de la crisis, las mismas recetas que nos arrojaron a ella.
La crisis de la deuda europea no se va a resolver dando a Grecia nuevos paquetes de 'ayuda', porque estas ayudas no son sino préstamos que se entregan a Grecia a un interés superior que a otros estados. Valga recordar que en mayo de 2010, la deuda soberana helena se situaba en el 110 % del PIB (igual que la italiana actualmente), mientras que ahora -varios 'rescates' europeos mediante- la deuda griega supone más del 160 % del PIB. Gracias a la llamada condonación del 50 % de su deuda acordada el pasado 27 de octubre (que no es tal condonación, pues exige la recapitalización pública de varios bancos afectados, otro día lo explicaremos con más detalle) se prevé que la deuda de Grecia vuelva a reducirse al 120 %... ¡en 2020! Es decir, Grecia habrá perdido una década para volver al punto de partida. Estará igual o incluso peor, porque entre tanto, a cambio de recibir los préstamos europeos y del FMI, habrá tenido que poner de rodillas a su economía a base de recortes sociales.
Señores... esto no va a funcionar. Incluso desde una lógica económica liberal, las exigencias que se están haciendo a Grecia carecen de sentido. Sin inversión privada (pues los inversores internacionales 'recelan' de la inestabilidad griega y los locales tienen los dedos pillados por la falta de liquidez); sin un Estado que promueva la inversión productiva pues se le exige superávits presupuestarios primarios (actualmente es de 3.000 millones de euros) para poder dedicarse a pagar la deuda y sus intereses; con un desempleo galopante; con los sueldos y las pensiones congelados para los más afortunados, reducidos para el resto; con las pequeñas y medianas empresas en quiebra... ¿cómo carajo pretenden que su tan alabado "Consumo" no vaya a pique? La economía se estancará y, de este modo, el Estado recaudará cada vez menos impuestos o elevará los indirectos (como ya está haciendo), ahogando a las familias de clase media y baja. Y se verá obligado a hacer nuevos recortes, dedicando todo su esfuerzo económico a pagar la deuda y los intereses de ésta hasta que, más pronto o más tarde, termine por declararse en suspensión de pagos.
Tras tres días en Grecia observando la tragicomedia política y las impresentables presiones que se han hecho sobre el ya ex gobierno de Papandreu (¿o qué es sino un chantaje la amenaza europea y del FMI de no entregar el dinero de préstamos ya pactados anteriormente -a cambio de un tremendo precio político y social para los griegos- si Papandreu no retiraba el referendo sobre el acuerdo del 27 de octubre?) he podido ver cómo la situación es muy grave en Grecia. No sólo las dificultades económicas han aumentado para la gran parte de las familias trabajadoras, la pobreza y la miseria se están extendiendo con rapidez. Y si continuamos aplicando las mismas medidas, no sólo Grecia sino también Portugal, Irlanda y España seguirán el mismo camino.
Actualmente estamos en manos de dirigentes con muy poco o ningún contacto con la economía real de los millones de personas sobre las que gobiernan, y lo digo con cierto conocimiento de causa, pues en los últimos siete años he conocido a unos cuantos políticos de diversas nacionalidades. Son gente, la mayoría, que jamás ha trabajado en un empleo que podría considerar habitual la gran parte de la población. Que en su vida han sabido lo que significa trabajar en un empleo precario, o el drama del paro, o el embargo de su vivienda. Gente que, o bien ellos o bien sus hijos, se han educado en en escuelas y universidades no ya privadas, sino extremadamente elitistas. La madrugada del sábado, después de la votación de la cuestión de confianza al gobierno de Papandreu, comentaba mi colega Yannis Chryssoverghis que casi todos los políticos griegos que han dirigido Grecia en los últimos años han cursado sus estudios o sus doctorados en la London School of Economics. ¿Qué les enseñan en tan afamada escuela?
Horas antes, mientras esperaba para entrar en el parlamento, conversaba con un periodista brasileño que me decía: "En cierto modo, esto es hasta gracioso para nosotros. Es lo que pasó en Latinoamérica en los noventa: la crisis económica, las recetas del FMI, las presiones exteriores, la caída y crisis de gobiernos...". Si los planes de choque ya se demostraron fallidos en Sudamérica hace no mucho tiempo, ¿por qué seguimos nosotros la misma receta?
Escrito en Atenas el 5 de noviembre de 2011
----------
MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA SITUACIÓN SOCIAL POLÍTICA Y ECONÓMICA DE GRECIA: "Grecia en la encrucijada", por Andrés Mourenza. En El Periódico de Catalunya

02 noviembre 2011

CONFERENCIA AFPAK EN ESTAMBUL - Karzai: "No volveremos a hablar con los talibanes hasta que tengan teléfono" (EFE - Heraldo de Aragón)

El presidente afgano, Hamid Karzai, explicó este martes en Estambul que su país no volverá a dialogar con los talibanes "hasta que no tengan un teléfono al que llamar", a la vez que dejó la puerta abierta a reanudar las negociaciones con Pakistán.
El asesinato del expresidente afgano y jefe de las negociaciones de paz, Burhanuddin Rabbani, el pasado 20 de septiembre en su propia casa de Kabul supuso un duro golpe a la estrategia que se había abierto con el diálogo entre el gobierno y la insurgencia talibanes. "Hasta el asesinato de Rabbani estábamos plenamente dedicados a la negociación con los líderes talibanes, estuviesen éstos en Afganistán, Pakistán o cualquier otro lugar. Al mismo tiempo estábamos comprometidos en un proceso (de diálogo) con Pakistán", certificó Karzai. "Pero la persona que vino como un enviado de los talibanes resultó ser un terrorista suicida", dijo en referencia al atentado. "No podemos seguir hablando con suicidas. Hasta que no tengamos un número de teléfono, una dirección, una puerta a la que llamar, no podremos reanudar el diálogo", aseguró.
Aún así, Karzai se mostró partidario de reanudar las conversaciones con Pakistán, país al que Afganistán y Estados Unidos han acusado de ayudar a los insurgentes. De hecho, con la mediación turca, ambos países acordaron este martes en Estambul cooperar en la investigación para esclarecer el asesinato de Rabbani compartiendo información entre sus servicios secretos, según anunció el presidente de Turquía, Abdullah Gül, al término de la sexta Cumbre Trilateral Turquía-Afganistán-Pakistán. "Esperamos que la cooperación entre ambos países sobre el asesinato de Rabbani pueda llevar a un nuevo entendimiento", manifestó Karzai. "El asesinato de Rabbani se llevó a cabo para detener el proceso de paz y ambos presidentes coinciden en ello. Por tanto, el proceso de paz debe continuar", dijo Gül animando a las partes a reanudar el diálogo.
Aunque el líder afgano reconoció "avances" en los contactos bilaterales tras la llegada de un "gobierno democrático" a Pakistán en 2008, señaló que, el hecho de que sea necesaria la mediación de Turquía para juntar a las delegaciones paquistaní y afgana, "indica la dificultad de la situación en la región". El presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, dijo por su parte que "se ha llegado a un punto en que tiene que haber una solución regional para Afganistán". Aunque "amigos de lejos quieran ayudarnos, puede que no entiendan nuestra cultura", comentó en una velada referencia a EEUU, país con el que las relaciones se han deteriorado hasta un nivel sin precedentes. Por ello, se mostró más partidario de que sea Turquía quien medie entre las autoridades de Kabul e Islamabad, pues, como "país musulmán", "podría estar en mejor lugar para ayudar".
Zardari dio a entender que se están produciendo ciertos avances a pesar de la lentitud del proceso. "La situación es muy compleja en la región. Los ejércitos de la OTAN llevan 10 años ahí y, si fuese fácil, ya la habrían arreglado", explicó.

Un editor y una académica encarcelados en Turquía por supuestos lazos con PKK (EFE - La Información)

Un tribunal turco ordenó hoy prisión preventiva para 23 personas, entre esas un conocido editor y una experta constitucional, por su supuesta relación con la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), considerado el entramado urbano del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Los medios turcos coincidieron en expresar su sorpresa por la decisión del tribunal de ordenar encarcelar a Ragip Zarakolu, un conocido editor y periodista, y a Busra Ersanli, profesora y experta en la Constitución. Unos 700 intelectuales turcos han firmado una declaración de protesta contra la detención de ambos, por considerarla un acto que "daña la democracia y la paz" del país. Selahattin Demirtas, presidente del pro-kurdo Partido de la Paz y la Democracia (BDP), informó en el momento de la detención de Ersanli, el pasado viernes, que ésta era miembro de una comisión del partido y que la formación pensaba enviarla como representante a una comisión del Parlamento que se encarga actualmente de redactar una nueva Constitución que sustituya a la presente, aprobada durante el gobierno de la Junta Militar (1980-1983). Ersanli "ha tenido un papel activo en la preparación de la nueva Constitución. Se trata de una cuestión crítica y afectará a los trabajos de preparación de la Constitución. Si las detenciones y los arrestos continúan de la misma manera, el BDP se quedará sin cuadros que enviar a la comisión constitucional (del Parlamento)", dijo Demirtas.

En la última operación contra la KCK fueron detenidas más de 50 personas, de las que 23 fueron hoy imputadas y enviadas a prisión preventiva, mientras que continuaban los interrogatorios judiciales del resto. Según el último informe de progresos sobre la adhesión de Turquía a la Unión Europea, unas 2.000 personas han sido arrestadas bajo la acusación de pertenencia a la KCK, aunque el Ministerio del Interior turco reduce esta cifra a 605 arrestados.

El columnista del diario 'Milliyet' Hasan Cemal, que anteriormente defendía al gobierno conservador de Recep Tayyip Erdogan, criticó hoy las detenciones de dos "valientes activistas pro derechos humanos" como Ersanli y Zarakolu y escribió que "las libertades y el sistema de derechos humanos ha sido dañado en este país".

El PKK ve correcto que ETA haya dejado las armas y haría lo propio de obtener una autonomía como la vasca (EFE - ABC.es)

Por Dogan Tiliç - Ankara
El grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) considera "correcta" la decisión de ETA de abandonar las armas y asegura que podría hacer lo mismo si los kurdos obtuviesen en Turquía una autonomía similar a la del País Vasco. Así lo señala Murat Karayilan, líder del PKK después del encarcelado Abdullah Ocalan, en una entrevista concedida al diario Rudaw, del norte de Irak, y de la que se hacen eco hoy la mayoría de los medios turcos.

La decisión de ETA de poner fin a la lucha armada ha sido "correcta y positiva", dice el cabecilla de los rebeldes kurdos, y califica asimismo de "positivas" las políticas del Gobierno de España hacia ETA. Las declaraciones de Karayilan se han publicado pocos días antes de que el presidente de la región autónoma del Kurdistán Iraquí, Masud Barzani, visite Turquía el jueves próximo, invitado por el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien la semana pasada indicó que podría tratar con Barzani sobre eventuales operaciones conjuntas contra las bases del PKK en el norte iraquí. En alusión a ello, Karayilan opina que es imposible lograr que los luchadores kurdos iraquíes, conocidos como "peshmerga", y los rebeldes del PKK luchen unos contra otros, y señala que Barzani viaja a Turquía para tratar sobre una posible solución política a la cuestión kurda.

"Barzani busca una solución política a la cuestión kurda (en Turquía). Nosotros consideramos importantes esos intentos suyos, y deseamos una solución política permanente basada en el diálogo. Yo confío en los políticos kurdos y sus palabras", dijo Karavilan, según citan hoy los diarios turcos. También subraya que el PKK ha mantenido algunas conversaciones, directas e indirectas, con el Estado turco en los últimos cinco años, pero han sido interrumpidas por Erdogan y ahora Barzani intentaría restaurarlas.

El PKK se alzó en armas en 1984 y desde entones más de 45.000 personas han muerto en una guerra no declarada entre sus miembros y las fuerzas de seguridad turcas.

01 noviembre 2011

El número de muertos por el terremoto de Van en Turquía supera los 600 (EFE - El Nacional)

La cifra de muertos a causa del terremoto que asoló el pasado 23 de octubre la provincia turca de Van asciende a 601, mientras que los heridos que hubieron de recibir cuidados en los hospitales por la misma causa son 4.152. Así lo informaron ayer los medios turcos, que citan los últimos informes de la Agencia de Gestión de Desastres y Situaciones de Emergencia (AFAD) del Gobierno de Ankara.
Mientras, se pone punto final a los trabajos de rescate, que hoy sólo continuaban en dos puntos de Ercis, la localidad más afectada por el seísmo de 7,2 grados en la escala Richter. Según informó la cadena NTV, en esos dos edificios derrumbados los equipos de rescate trataban de localizar a media docena de personas, aunque las posibilidades de encontrarlas con vida son muy escasas. Desde el inicio de la catástrofe, los equipos de rescate han salvado a unas 200 personas.
Según dijo el domingo el viceprimerministro turco, Besir Atalay, unas 35.000 carpas y tiendas de campaña han sido distribuidas en la zona del seísmo, de las cuales más de 3.500 llegaron del exterior. Debido a las bajas temperaturas en Van, los supervivientes necesitan más casas prefabricadas para refugiarse hasta que puedan ser albergadas en nuevas viviendas, las que no parece que puedan estar listas hasta dentro de un año. De acuerdo con un plan del Gobierno para rehacer todos los edificios que no estén preparados para soportar terremotos, en toda Turquía se prevé derribar entre 5 y 10 millones de viviendas en los próximos 10 años.