02 marzo 2007

Los generales tenían un plan: ¡Federal!

El mapa "federal" de Turquía diseñado por Evren, imagen de Sabah.
Las declaraciones del ex-general Kenan Evren, antiguo jefe de Estado entre 1980 y 1989 y dirigente del golpe de estado del 12 de septiembre de 1980, han supuesto un shock para la política turca. Evren desveló que durante los años ochenta existió un plan para convertir a Turquía en un país regional-federal dividido en ocho estados de manera que Ankara devolviese competencias a las Delegaciones del Gobierno que existen actualmente. Según Evren Ankara no es capaz de gobernar correctamente las 81 provincias turcas y este sistema sería mucho más racional. En cambio el militar aseguró que tras proponer en 1983 el plan al gobierno dirigido por el liberal Turgut Özal, este lo rechazó.
Según un mapa distribuído por el periódico Sabah, los estados hubiesen sido Estambul, Izmir, Konya, Kayseri, Erzurum, Adana, Diyarbakir y Ankara.
Además Evren se mostró partidario de que en las próximas elecciones los parlamentarios del DTP (pro kurdo) entren al parlamento, para lo que utilizarán listas independientes por no poder este partido superar el 10 por ciento de barrera electoral a nivel nacional.
Igualmente el ex jefe de Estado insinuó a Ankara que reconozca la posible independencia de una Región Kurda del Norte de Irak en caso de que se conforme como país independiente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente sorprendente. Siempre he pensado que los Estados Unidos tuvieron mucho que ver en el golpe de Estado de 1980 teniendo en cuenta el papel que desempeñó (el que fuera empleado del Banco Mundial) Turgut Özal en la "transición" a la normalidad democrática y las medidas de corte liberal que impulsó. Quizá la desintegración del Estado turco era otro de los planes del Departamento de Estado estadounidense y finalmente es posible que se decantaran por el "plan Ozal". ¿Qué opinas sobre esta posibilidad? ¿Tienes información sobre el papel que jugó Estados Unidos en el golpe de 1980?
Un saludo desde Málaga.

NdT dijo...

Sí que parece que los EEUU tuvieron mucho que ver en el golpe de 1980. De hecho se dice que los americanos, al enterarse de que los militares habían tomado el poder, dijeron: "Nuestros chicos han actuado". Y por supuesto Ozal contaba con el apoyo de los americanos.
Ahora bien, lo del plan "federal" de Turquía es otra cosa. Los militares pueden ser todo lo favorables a EEUU que se quiera, pero no se van a suicidar por ellos. La prensa turca ha dicho de todo: desde que el señor Evren está "chocho" y que se debería seguir dedicando a pintar en vez de hablar de política a la defensa del plan precisamente por aquellos que fueron encarcelados o perseguidos por el golpe (progresistas, liberales...). Un diario izquierdista, BirGün, afirmó en cambio que el plan no era más que un arreglo para que los militares tuviesen las manos aún más libres en la parte sureste de Turquía (durante parte de los ochenta y noventa bajo el estado de excepción).

Anónimo dijo...

La cuestión es que la supuesta descentralización habría servido para debilitar el estatismo kemalista en un contexto mundial donde la revolución derechista con Reagan y Tatcher a la cabeza está triunfando y las instituciones de gobierno mundial (BM, FMI) comienzan a proponer (imponer) a los gobiernos de todo el mundo medidas económicas de corte neoliberal. Este plan del que habla Evren tiene mucha lógica si lo analizamos desde una perspectiva de sumisión de las FF.AA. de Turquía respecto a Estados Unidos y en ese contexto mundial de hegemonía de la doctrina neoliberal, la cual choca de frente con lo que representaba el Estado fuerte kemalista. Es decir sólo desde una perspectiva de sumisión se puede entender que los militares fueran a impulsar o permitir un plan que debilitaba su poder. Un ejemplo concreto, más allá del conjunto de medidas adoptadas por el Partido de la Madre Patria, está en que Özal va a debilitar la kemalista TUSIAD (Asociación de Industriales y Hombres de Negocios Turcos) la cual basaba su poder en el intervencionismo estatal, apoyando con el respaldo de las instituciones financieras internacionales la aparición de la MUSIAD (Asociación Independiente de Hombres de Negocios) defensora del islam ilustrado y del liberalismo económico.
Saludos desde Málaga.