03 noviembre 2006

Mehmet Alí Birand: "La UE debería avergonzarse de Chipre"

Traduzco una columna del periodista turco Mehmet Ali Birand publicado en los diarios Posta, Milliyet online y Turkish Daily News sobre la situación de las negociaciones entre la UE, Turquía y Chipre y que refleja el estado de opinión turco sobre dicha cuestión. Para despejar dudas, cabe señalar que Birand no es para nada nacionalista, sino más bien liberal y europeísta. Mehmet Alí Birand
Antes de la votación del Plan Annan [sobre la reunificación de Chipre, en 2004], pensaba personalmente que los turcochipriotas estaban frente a una oportunidad histórica e hice todo lo posible para asegurar que el plan resultase exitoso. Creía que así, la República Turca del Norte de Chipre (KKTC) podría permanecer en pie. La KKTC hubiese entrado en la Unión Europea junto a los grecochipriotas y, por tanto, el tema de Chipre no sería un obstáculo para las aspiraciones europeas de Turquía. Aún mantengo la misma opinión. La razón por la que pensaba esto es porque creía que la UE se tomaba seriamente este asunto. Las instituciones de la UE y sus países miembros hicieron promesas a la parte turca. Si el plan resultaba aprobado, tendríamos delante un mundo de oportunidades. Esta idea hizo que los turcochipriotas respaldasen abrumadoramente el plan [Annan] en referéndum. Todavía creo que el apoyo turcochipriota al plan fue correcto porque permitió a Turquía comenzar las negociaciones de adhesión. Los turcochipriotas arguyen que ellos han hecho todo lo que podían. Los grecochipriotas, por su parte, están a punto de salir ganando gracias a su astucia. Rechazaron el Plan Annan en referéndum y le cerraron la puerta a la UE en sus propias narices. Pero a la vez que engañaron a la UE, se aseguraron un puesto en ella [entró el 1 de mayo de 2004]. Ahora quieren que la parte turca, que creía en la Unión Europea, sea castigada. Eso es demasiado. Sí, legalmente, Turquía tiene cumplir los acuerdos que ha firmado y finalmente abrir sus puertos [a la República de Chipre]. Sin embargo, ese día aún no ha llegado. No puede acceder a esta demanda a través de tamaño chantaje. No, la UE no puede usar una política tan infantil. Si el único objetivo es suspender las negociaciones con Turquía, no tienen por qué utilizar esas argucias de principiante. Pueden buscar otras excusas mucho más simples que conseguirían el mismo resultado. La Unión Europea está perdiendo su credibilidad. Quizás no se estén dando cuenta, pero lo que están haciendo es situar a Turquía fuera de la UE y perdiendo el apoyo de los turcos. La política del líder grecochipriota, Tassos Papadopoulos, es bastante obvia. Y las demandas del líder turcochipriota, Mehmet Ali Talat, se limitan a facilitar el fin del aislamiento de la República Turca del Norte de Chipre. Turquía no debería mostrar ninguna flexibilidad respecto a una política tan idiota. Si Europa tiene una pizca de visión o de autoestima, debería poner fin a esta vergüenza. Debería parar de amenazar a Turquía para que abra sus puertos. Debería posponer este tema hasta que se encuentre una solución. Si no, veremos que su intención real no es establecer unas buenas relaciones con Turquía, sino dañarlas. Padopoulos quiere controlar la KKTC El presidente del Chipre Griego, Tassos Papadopoulos, es un individuo muy afortunado. Accedió a la presidencia justo cuando más podía sacar partido de su puesto. Incluso intenta ganar un segundo mandato capitalizando ciertos temas con los que no tiene nada que ver. El otro único líder que consiguió chantajear de esta forma a Europa para que le aceptase como miembro, que yo sepa, fue el presidente de Malta, Don Mintoff, en los años ochenta. Podríamos resumir la política de Papadopoulos, tras la adhesión de Chipre a la UE, con una sola frase: “Tomar el control de la República Turca del Norte de Chipre”. Simplemente, si hacemos una lista con las declaraciones que ha hecho hasta ahora y evaluamos sus relaciones con la parte turca, llegaremos a la misma conclusión. Su único objetivo es provocar que la parte turca se rinda. Se podría justificar a Papadopoulos en sus políticas. Tiene derecho a explotar esta situación en provecho de su país. En cambio, Turquía debe asegurarse de que no consigue lo que quiere. No podemos hacer otra cosa. La apertura de los puertos y aeropuertos al comercio con el Chipre Griego sin el fin del aislamiento de la KKTC –o al menos algunas facilidades– sería equivalente a dejar que Papadopoulos tomase el control [de la parte turca]. Talat está en lo correcto. Turquía debe resistir. Si es necesario, Turquía incluso podría dejar que se enfriasen algo las relaciones con la UE a cambio de resistir a la presión. Pero no debería permitir que estas estratagemas consigan resultado. Papadopoulos no debería conseguir un segundo mandato de una forma tan rastrera. Turquía no puede dejar la isla entera a merced de Papadopoulos.

2 comentarios:

Peré Juliá dijo...

Se agradece la traducción, «dostum», aunque sea perezoso en mis comentarios, que no en vano te transmito cuando nos vemos ;), siempre es un placer todos y cada uno de tus artículos...en cuanto al asunto de la UE, me he «turquificado», y ya formo parte de una amplia opinión que no precisa con tanta necesidad tal ingreso, Turquía por sí sola se basta, y si es necesario, los rusos y los iranies arriba y abajo no son «moco de pavo», creo que el Profesor Veiga ha escrito algo al respecto hace poco...

Un saludo y que no le de mucho el fresco aire de Estambul a tu pie ;)

Peré Juliá dijo...

Errata por omisión:
[...siempre es un placer LEER todos y cada uno de tus artículos...]