19 abril 2011

Golpe a las elecciones: Importantes candidatos kurdos y el partido izquierdista ÖDP no podrán presentarse

La Comisión Electoral Suprema (YSK) de Turquía anunció hoy que no podrán presentarse a las elecciones legislativas de junio importantes candidatos kurdos, entre ellos Leyla Zana, a la que el Parlamento Europeo concedió en 1995 el Premio Sajarov de Derechos Humanos. Según la televisión CNN-Türk, la YSK eliminó a doce aspirantes independientes a los comicios del 12 de junio, alegando que las condenas que han cumplido por diversos casos "afectan a sus competencias como candidatos".

De ellos, siete han sido apoyados por la principal formación nacionalista kurda de Turquía, el Partido de la Paz y la Democracia (BDP). El BDP se presenta a los comicios con candidatos independientes, ya que estima que de otra forma no podría entrar en el Parlamento. La ley exige un umbral del 10 por ciento de los votos a nivel nacional para que un partido entre en la cámara y el techo electoral del partido kurdo se halla en torno al 6 por ciento. Los aspirantes independientes que son vetados, al contrario de aquellos que se presentan por listas de partido, no pueden ser sustituidos, lo que reducirá las posibilidades de que el BDP consiga un número importante de escaños.

La decisión ha sido acogida con sorpresa por los medios del país, ya que entre los candidatos eliminados se encuentran también Gültan Kisanak y Sabahat Tüncel, que ejercen de diputadas en el Parlamento. El paso por la cárcel de Kisanak, que es considerada miembro de la facción más moderada del BDP, se limita a entre 1980 y 1982, durante la Junta Militar, cuando cientos de políticos (incluidos muchos de los actuales parlamentarios) estuvieron en prisión. Tüncel se presentó a los pasados comicios generales de 2007 desde la cárcel, donde cumplía condena por sus supuestos lazos con el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), y, tras su elección, hubo de ser liberada gracias a la inmunidad parlamentaria que le concede su acta de diputada.

En estas elecciones, el BDP ha presentado a media docena de candidatos que se encuentran actualmente en prisión. Otros partidos han designado a aspirantes en la cárcel, la mayoría acusados de pertenencia a la presunta red golpista "Ergenekon", a los que la YSK no ha presentado reparos.

En 1994, Leyla Zana fue arrestada y acusada de pertenecer al PKK, tras serle levantada la inmunidad parlamentaria, junto a otros diputados kurdos, entre ellos Hatip Dicle, que también fue vetado hoy por la comisión electoral. Zana estuvo diez años encarcelada y fue reconocida como prisionera de conciencia por Amnistía Internacional. Tras su salida de prisión en 2004, gracias en buena parte a la presión de la Unión Europea (UE) y las sentencias del Tribunal de Estrasburgo, contribuyó a la refundación del movimiento nacionalista kurdo, que ahora tiene una veintena de diputados en el Parlamento de Ankara. Desde entonces, Zana ha sido acusada en varias ocasiones de apología del terrorismo por diversos discursos, como el que dio en 2008 en Diyarbakir, en el que dijo: "Los kurdos tiene tres líderes: (el presidente de Irak) Yalal Talabani, (el presidente del Kurdistán iraquí) Masud Barzani y (el líder del PKK) Abdullah Öcalan".

En declaraciones a la cadena NTV, la exdiputada nacionalista kurda Aysel Tugluk criticó la decisión de la comisión electoral y alertó de que "impedirá" la consecución de una "solución política" al conflicto kurdo, que se ha cobrado 45.000 vidas desde 1984. Selahattin Demirtas, uno de los dirigentes del BDP, anunció que su partido recurrirá esta decisión ante los tribunales y que, si no se soluciona el problema, boicoteará las elecciones, pues las considerará "no democráticas".

La Comisión Electoral Suprema (YSK) de Turquía ha prohibido presentarse a las elecciones generales del próximo 12 de junio al izquierdista Partido de la Libertad y la Solidaridad (ÖDP), informó hoy la cadena CNN-Türk.

El ÖDP turco está afiliado al Partido de la Izquierda Europea (PIE), con 16 escaños en el Parlamento Europeo, aunque en Turquía tiene un apoyo electoral reducido, en torno al uno por ciento. Según la web del periódico "Gerçek Gündem", el veto a la formación izquierdista tendría que ver con cuestiones administrativas, aunque la YSK tiene previsto ofrecer mañana más información sobre la exclusión de este partido.

Pocas horas antes de conocerse la prohibición del ÖDP, se supo que la comisión electoral había anunciado el veto a doce candidatos independientes, siete de ellos apoyados por la principal formación nacionalista kurda, el Partido de la Paz y la Democracia (BDP). Entre los aspirantes vetados se encuentra la Premio Sajarov de Derechos Humanos Leyla Zana. Tanto la eliminación de los candidatos kurdos como la del ÖDP ha provocado sorpresa en los medios de comunicación turcos. La mayoría de analistas considera que el Gobierno debe actuar para impedir que las cosas vayan a mayores, ya que el BDP -cuarto mayor partido del país- ha anunciado que boicoteará las elecciones en caso de que no se le permita presentar a todos sus aspirantes.

2 comentarios:

Jesus el Rocker dijo...

Si que Erdogan es un poco hijoputa pero parece como que le tienes cierta simpatía a los kurdos ¿No? No lo entiendo. Por otra parte felicidades por el blog, lo leo cada semana.

NdT dijo...

Hola Jesús, me alegra mucho que los lectores -y más los asiduos- intervengáis.
Aquí va mi respuesta, no te aburras:

Es cierto que Erdogan se acercó a los kurdos durante la primera legislatura. De hecho, en las elecciones de 2007, el AKP superó en votos a los nacionalistas kurdos del entonces DTP (ahora BDP). Pero a partir de 2008 esa luna de miel comienza a resquebrajarse... vuelve a crear esperanza con la "iniciativa kurda" en 2009, que luego se queda en agua de borrajas. Luego llega la ilegalización del DTP (ojo, judicial, no por parte del gobierno); el juicio al KCK, por el que imputan a más de un centenar de activistas kurdos, entre ellos alcaldes electos del DTP-BDP. Más desilusión para los kurdos.

La decisión la ha tomado la Comisión Electoral Suprema (YSK), cuyos miembros son designados, entre jueces, por los altos estamentos de la judicatura. Por tanto, es presumible que sean jueces 'kemalistas'-nacionalistas; pero también es cierto que el AKP lleva más de 8 años en el poder y que los suyos copan los altos puestos del Estado y también están en la judicatura, aunque menos.