03 marzo 2008

Incursión militar turca en Irak: diario de la operación

Foto: las tropas turcas penetran a Irak a través de las nevadas cordilleras de la frontera turco-iraquí (Estado Mayor del ejército turco)

1er día: El Ejército turco lanza una amplia ofensiva terrestre contra la guerrilla kurda en el norte de Irak

ANDRÉS MOURENZA ESTAMBUL

Entre 3.000 y 10.000 soldados turcos, según las fuentes, han penetrado hoy en territorio iraquí. Tras haber amenazado en repetidas ocasiones con atacar el norte de Irak si no se actuaba contra las bases del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), los militares turcos, con el visto bueno del Gobierno de Ankara, han pasado a la acción. Desde el pasado diciembre, los cazas turcos han bombardeado las bases del grupo armado en las montañas del Kurdistán iraquí, y hoy la artillería turca ha vuelto a golpear la infraestructura de los rebeldes kurdos para preparar la incursión terrestre, destinada a evitar que "la región sea utilizada como santuario para los terroristas" y a contribuir "a la estabilidad y paz interna de Irak", ha indicado el Estado Mayor turco en un comunicado. Según fuentes iraquís, los soldados turcos se han adentrado varios kilómetros en las provincias de Dohuk y Erbil, donde se han registrado enfrentamientos con el PKK, que asegura haber matado a 22 soldados, sin que las autoridades turcas lo confirmaran. Malestar de la UE La Unión Europea ha reaccionado contra la operación por boca de su representante de Política Exterior, Javier Solana, quien afirma que la intervención armada "no es la mejor respuesta ante el terrorismo". Entre Ankara y Bagdad se han sucedidolos contactos y las autoridades iraquís han pedido contención a sus vecinos turcos. En cambio, el presidente del Gobierno Regional Kurdo, Masud Barzani, quien se ha opuesto continuamente a una intervención turca, se ha desplazado al norte de Irak para pasar revista a los peshmerga, su ejército de facto. Precisamente por eso, el Ejército turco ha precisado que regresará "lo antes posible" de Irak para evitar un choque con las tropas kurdas, algo que podría desestabilizar la única región en calma del avispero iraquí.

2º día: Turquía se blinda tras la amenaza de los kurdos de atacar ciudades

  1. El PKK llama a sus partidarios a la rebelión ante la intervención militar turca en el Kurdistán iraquí
  2. Las tropas invasoras se han adentrado 20 km y fuerzas locales preparan la defensa de la población
ANDRÉS MOURENZA ESTAMBUL
La intervención militar de Turquía en el norte de Irak y la resistencia que está encontrando han llevado a las fuerzas de seguridad turcas a incrementar ayer los niveles de alerta en todo el país por temor a acciones violentas de simpatizantes del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). El PKK llamó a sus seguidores a "rebelarse" en las ciudades de Turquía "ante esta agresión al pueblo kurdo", a la vez que acusó a las fuerzas políticas kurdas de Irak de "pasividad" por haber permitido la intervención turca. Según informó la agencia de noticias Firat, la policía turca reforzó el dispositivo de vigilancia policial en los barrios de mayoría kurda de las principales ciudades. "Tengo la esperanza de que no se cierren las vías de solución pacífica del conflicto kurdo. Pero si esas vías se cierran, los kurdos arderán de rabia", advirtió la política kurda Leyla Zana. El Parlamento del Kurdistán iraquí condenó en un comunicado "las acciones turcas alejadas de las normas de la ley internacional respecto a los países vecinos" y denunció que "la artillería turca, apoyada por aviones de guerra, ha infligido serias pérdidas en las áreas fronterizas de la región". ADVERTENCIAS INTERNACIONALES El ministro de Asuntos Exteriores turco, Alí Babacan, subrayó por su parte que el "único objetivo de la operación es el PKK" y destacó los esfuerzos diplomáticos de su país para obtener la aprobación internacional, algo que no parece estarle saliendo bien a Ankara a la vista de las advertencias recibidas por parte de la ONU, la UE y Rusia. "Hemos avisado repetidamente de que una operación militar en el norte de Irak, dada la tensa situación de la zona, podría provocar una escalada de violencia", afirmó el portavoz ruso de Exteriores, Mijail Kaminin. Irán, país donde actúa una organización hermana del PKK, el PJAK, recomendó a Turquía buscar la solución "en el diálogo". Estados Unidos fue el único país que mostró su apoyo a la operación. El enviado diplomático para Europa Matt Bryza aseguró que "EEUU ha accedido a las demandas turcas para derrotar finalmente a los elementos terroristas en el norte de Irak". La operación militar es, con todo, de menor envergadura que las que en 1992, 1995 y 1997 llevaron a 50.000 soldados turcos a entrar en Irak, sin conseguir acabar con el PKK. En el segundo día de invasión, los combates se situaron en 8 puntos diferentes a lo largo de la frontera turco-iraquí y los 10.000 soldados turcos continuaron avanzando en el nevado territorio de Irak de forma lenta pero tenaz. Si el viernes habían conseguido adentrarse 10 kilómetros, el sábado las tropas turcas se situaban ya 20 kilómetros en el interior de Irak. DURA RESISTENCIA La entrada de las fuerzas turcas se realizó a través de la montañosa zona de Çukurca y hacia los campos de Hakurk y Zap, las principales bases utilizadas por el PKK para sus incursiones en Turquía. Desde diciembre, los bombardeos de la artillería y los cazas se habían cebado especialmente en estos campamentos, pero los rebeldes kurdos están presentando mucha más resistencia de la esperada. Los muertos en el bando turco pueden ascender ya a 22, pues el Ejército informó de la muerte de 7 soldados y el PKK afirmó tener en su poder los cadáveres de otros 15. En el lado de la organización armada, el Ejército turco aseguró haber dejado a 79 militantes del PKK "inoperativos", en su peculiar lenguaje, aunque los rebeldes kurdos aseguraron haber perdido solo a dos hombres. Además, el PKK dijo haber derribado un helicóptero Cobra en la batalla en torno a Zap. Las autoridades kurdas iraquís pueden haber dado permiso a los militares turcos para llegar hasta el cuartel general del PKK en las montañas Kandil, fronterizas con Irán y a 150 kilómetros de Turquía. Una misión nada fácil teniendo en cuenta la resistencia del PKK y el ritmo del avance turco. Además, 10.000 peshmerga, tropas de facto del Kurdistán iraquí, se concentraron en Zakho y comenzaron a desplazarse hacia las zonas de combate bajo la consigna de no inmiscuirse pero sí "defender a la población civil", por lo que no es descartable que se produzcan fricciones con los turcos.

3er día: EEUU insta a Turquía a finalizar cuanto antes la incursión en Irak

  1. Los muertos ascienden ya a 30 en las filas turcas y 112 entre los kurdos
ANDRÉS MOURENZA ESTAMBUL
En el tercer día de incursión turca en el norte de Irak, Turquía recibió una dura advertencia de Estados Unidos, su principal aliado en la lucha contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte iraquí. El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, advirtió ayer a Turquía de que debe retirarse "lo antes posible". Poniendo como ejemplo la experiencia de EEUU en Irak y Afganistán, Gates aplicar "iniciativas políticas y económicas" para solucionar el conflicto con el PKK. Washington es el principal valedor de la intervención turca en el norte de Irak, gestada gracias a la información que el Pentágono ofrece a Ankara desde el pasado noviembre. PETICIÓN DE BARZANI Y por eso, el primer ministro del Gobierno regional kurdo de Irak, Nechirván Barzani, solicitó ayer al presidente de EEUU, George Bush, que detenga la operación turca y denunció que los ataques han provocado daños a la infraestructura local. Pero el portavoz del Gobierno iraquí, Alí al Dabbagh, consideró que el ataque "no ha dañado la soberanía iraquí". Los ataques de ayer se cobraron nuevas vidas y el Estado Mayor del Ejército turco reconoció en un comunicado haber perdido ya un helicóptero y 15 soldados, a los que habría que sumar los otros 15 cadáveres que el PKK dice tener en sus manos. Según fuentes turcas, el número de bajas en el PKK asciende a 112. Mientras, Turquía celebró los multitudinarios funerales de cuatro de los soldados fallecidos. "Estoy orgulloso de ser el padre de un mártir", afirmó Abdulá Kemer, padre de uno de los fallecidos. MÁS DUREZA Vistos los llamamientos de Washington, el Ejército turco elevó ayer la dureza de sus ataques para terminar rápidamente con la resistencia del PKK a lo largo de la frontera turco-iraquí. Cazas, helicópteros, artillería pesada y tanques apoyaron los ataques terrestres de ayer en la zona de Hakurk (este de la frontera) y Haftanin (oeste), mientras que la agencia Firat informó de que un convoy de 70 tanques del Ejército estadounidense se desplazó de Mosul hacia Duhok, cerca de las zonas donde se desarrollan los combates, sin que el mando de las fuerzas extranjeras notificase las causas de este desplazamiento. Dentro de territorio turco, el PKK perpetró varios ataques causando la muerte de un soldado.

4º día: La operación turca en Irak causa más de 170 muertos

ANDRÉS MOURENZA ESTAMBUL
Los resultados de la operación militar turca en el norte de Irak contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se cuentan por bajas. Ayer 2 soldados, 3 guardias rurales --cuerpo paramilitar kurdo leal a Ankara-- y 41 militantes del PKK murieron, según informó el Estado Mayor del Ejército turco. Los muertos en los cuatro días de incursión superan los 170 teniendo en cuenta los cálculos turcos, que afirma haber matado ya a 153 rebeldes kurdos. El PKK, por su parte, asegura haber acabado con 81 soldados turcos. El Ejército turco, que ha penetrado 25 kilómetros en el interior de Irak, tomó el control de varias poblaciones en torno a la frontera aunque en la tarde de ayer tuvo que evacuar una de ellas a causa de los ataques kurdos. Dentro de Turquía, se incrementaron los incidentes violentos. La protesta en Diyarbakir contra la operación militar finalizó con barricadas y el apedreamiento de varios locales pertenecientes a personas relacionadas con el Gobierno, como la cadena de supermercados BIM, que también sufrió ataques en Estambul. En la noche del domingo al lunes, simpatizantes del PKK quemaron seis automóviles en Esmirna y tres en Estambul, donde un minibús fue atacado con cócteles molotov porque su dueño portaba una bandera turca en el parabrisas. Según un portavoz del Gobierno de Ankara, no finalizará hasta asegurarse de que el PKK no tenga acceso a Turquía desde Irak. Una delegación turca visitará próximamente Bagdad para tratar el conflicto.

8º día: Turquía pone fin a la ofensiva y se retira de Irak

  1. Unos 30 soldados turcos y 240 rebeldes kurdos han muerto en los combates
 Soldados turcos patrullan en la frontera con Irak, ayer. Foto:  AFP / MUSTAFÁ OZER
Soldados turcos patrullan en la frontera con Irak, ayer. Foto: AFP / MUSTAFÁ OZER
ANDRÉS MOURENZA ESTAMBUL

Las tropas turcas se retiraron ayer del norte de Irak, donde desde hacía ocho días combatían a la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). El Estado Mayor informó de que los soldados regresaban a casa tras haber "cumplido los objetivos": destruir las instalaciones del PKK en el campamento de Zap y matar a 240 rebeldes. En el Ejército turco fallecieron 30 soldados. El ministro de Exteriores de Irak, Hoshyar Zebari, se felicitó por la decisión turca y viajó a la zona para verificar la retirada. "Se trataba de una operación limitada y ha sido un éxito militar. Lo que sucede es que los medios turcos exageraron las noticias levantando la preocupación internacional", declaró a este diario el analista Sedat Laçiner, presidente del think-tank USAK. El jueves, el presidente de EEUU, George Bush, reiteró a Ankara que debía salir de Irak "en cuanto alcanzase sus objetivos", pero los militares turcos aseguraron que, en su decisión de retirarse, "no hubo ninguna presión interna ni externa". Algunos comentaristas turcos arguyeron que el término de la operación podría haberse pactado antes de su inicio ya que Washington acordó en noviembre con Ankara ceder información sobre las posiciones del PKK en Irak a cambio de limitar las acciones turcas. Por ello, un ministro turco afirmó ayer que se producirán nuevas incursiones en Irak "cuando sea necesario". "OPERACIÓN CIVIL "Ahora necesitamos una operación civil que acompañe a la militar con reformas políticas, económicas y educativas en los territorios de mayoría kurda. El Gobierno ya la tiene preparada, pero está esperando al momento justo, dependiendo de las victorias militares", añadió Laçiner. Desde el inicio de la operación, los servicios meteorológicos de las cadenas de televisión turcas informaban a diario del tiempo en las zonas de combate para que las familias de los soldados supiesen en qué condiciones se encontraban sus hijos. Aunque el frío aminoró en los últimos días en la zona, la famosa cantante transexual y jurado del programa Popstars Alaturka, Bülent Ersoy, afirmó en directo que, de ser madre, "no enviaría a mis hijos a la guerra". El Consejo de la Radiotelevisión Turca emitió ayer una advertencia contra el programa musical, pero la cantante transexual recibió gran apoyo de los espectadores y de artistas turcos. "Si pedir una solución dialogada del conflicto kurdo, en lugar de muerte, es un crimen, que me cuelguen", afirmó Ersoy.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonito artículo.

Turquía ha reconocido a Kosovo rompiendo la integridad territorial de otro pais, como hizo con Chipre. Ha invadido un tercer pais para salvaguardad la suya propio. Mira que bién.

Esta semana hemos podido ver las víctimas civiles en Gaza. En esta invasión esto no ha sido posible en parte porque el gobierno de Kurdistan sur ha impedido el acceso a la zona en coflicto de periodostan extranjeros. Pero sin duda aquí también habra habido niños muertos.

Ha finalizado la invasión y ¿Que se ha solucionado? No veo nada. Lo que si han conseguido los militares turcos es retrasar más aún la incorparación de Turquía a la UE y dar más razones a los paises que se oponen a ello.

Un saludo a todo el mundo
jm

NdT dijo...

Hola JM, así me gusta, añadiendo leña al fuego del debate. Eso es bueno.

Voy a explicar aquí mi punto de vista aunque antes tengo que decir que no ha sido nada fácil cubrir este conflicto de 8 días porque, como bien dices, el Gobierno Autónomo del Kurdistán Iraquí (llamemos a las cosas por su nombre) no ha permitido el paso de periodistas y tampoco lo han permitido ni el ejército turco ni el PKK. Entonces, os preguntaréis ¿cómo se puede cubrir un conflicto y qué garantías tengo de que la información que has dado (Andrés) es cierta o no?
Bueno, he tratado de hacerlo lo mejor posible, siempre contrastando fuentes (aunque dos mentiras no hacen una verdad). Lo cierto es que ha sido una de las lecciones prácticas más fructíferas que he recibido sobre la propaganda de guerra. Y paso a explicaros mi método.
Por un lado teníamos a los medios turcos y al ejército, que cada día enviaba su parte de guerra. Y por otro lado estaban los medios cercanos al PKK y al nacionalismo kurdo. Como la agencia Firat, Roj TV, etc. También los medios kurdo-iraquíes son de bastante utilidad. Pero lo que hay que saber es siempre leer entre líneas porque cada grupo tenía unos intereses claros en la operación. Y en esto he de agradecer las enseñanzas de Dogan Tiliç, un gran periodista, colaborador desde Ankara de la Agencia EFE, y con experiencia en numerosos conflictos: Afganistán en los años 80, Irak en el 91, Nagorno-Karabaj en el 93, las guerras de la antigua Yugoslavia, el conflicto kurdo de los años 90…
Por ejemplo el número de víctimas de cada bando. ¿Cómo sabemos que no nos han mentido cuando los números no cuadraban por ningún lado? Por ejemplo, el ejército turco dio como víctimas finales: 240 militantes del PKK, 24 soldados y 3 guardias rurales –grupo paramilitar kurdo leal a Ankara- (a los que habría que sumar otros 3 guardias rurales de cuya muerte informó la agencia estatal turca Anadolu y que el ejército no mentó probablemente porque fue en el borde de la frontera). El PKK, a través de sus medios, informó de que mató a más de 100 soldados y sólo reconoció 5 ó 6 bajas.
1ª consideración: el número de soldados turcos muertos es con toda certeza el que ofreció el ejército por las siguientes causas: el ejército turco no puede ocultar muertos a las familias teniendo en cuenta que se trata de reclutas que hacen el servicio militar obligatorio. El PKK llegó a afirmar que tenía en su poder hasta 15 cadáveres de soldados turcos lo que podría haber sido cierto como ocurrió en el ataque de Daglica en octubre, pero si finalmente nadie los ha reclamado en Turquía es porque no existen. Aquí hay que tener en cuenta el papel de los medios de comunicación turcos: al existir un gran abanico de diarios de distinta ideología (de la ultraderecha a la izquierda radical y el nacionalismo kurdo), y bien al contrario que en España, los diarios se esfuerzan por conseguir buenas exclusivas y emplean a muchos periodistas en conseguir temas propios. Baste el ejemplo de la televisión NTV que mantenía a 6 enviados –uno de ellos el editor jefe que también hace periodismo, tomen nota en España- en diversos puntos del norte de Irak y fueron ellos quienes anunciaron la retirada del ejército turco, horas antes del anuncio oficial. Por tanto podemos concluir que el número de muertos en el ejército turco fue de unos 30. Lo que sí pudo ocurrir es que las bajas del ejército en lugar de producirse poco a poco como anunció el Estado Mayor turco, fuesen de golpe y los militares las presentasen poco a poco para no desmoralizar a las tropas.
En cuanto al número de muertes en el PKK, probablemente el ejército exagera con 240, pero tampoco son 5 como dice el PKK ya que las fuerzas turcas eran superiores militar y numéricamente y, además y sobretodo, contaban con el apoyo de la información del espionaje del Pentágono, que ofrece en tiempo real al ejército turco información sobre las posiciones del PKK. Por tanto, un número entre 100 y 200 sería el de las bajas del PKK.
Lo que más nos distrajo a los periodistas fue el comportamiento de ciertos medios turcos que, como afirmaba Sedat Laçiner en la entrevista, han exagerado bastante el alcance de la operación. En algunos diarios se afirmaba que la operación llegaría hasta Kandil, las montañas donde se encuentra el cuartel general del PKK, y que están situadas a 150 kilómetros. En ocho días es algo imposible de conseguir. Pero el ejército dijo tras la operación que su objetivo era única y exclusivamente el campamento de Zap en el este de la frontera turco iraquí. Esto no creo que sea del todo cierto ya que la entrada en Irak se realizó por diferentes puntos y se atacaron otros campamentos. Probablemente sólo en Zap consiguieron sus objetivos y de ahí la información. Creo que lo lógico es que desde el principio EEUU y Ankara (o en realidad los militares de cada estado) pactaron una operación de corta duración y que este modelo de ataque militar se repetirá a lo largo del año.
En cuanto a las víctimas civiles, parece que no ha habido. Por dos razones: la primera es que el PKK y sus medios afines no han informado de ello y ¿qué mejor para el PKK que presentar las atrocidades del ejército turco para ganar apoyo? La segunda razón es que los combates se produjeron en áreas deshabitadas y/o evacuadas desde el inicio de los bombardeos aéreos en el mes de diciembre, cuando si hubo algunas víctimas civiles. Lo que sí se ha dañado considerablemente es la ya de por sí precaria infraestructura civil de la zona. Y de esto informaron desde Erbil, y si no me equivoco lo recogí en un artículo, los dirigentes kurdo-iraquíes.

Preguntas, jm, si se ha conseguido algo. Desde el punto de vista militar, puede que debilitar al PKK. Pero desde el punto de vista político y social, al contrario. Ahora que entre los kurdos el apoyo a la lucha armada se había reducido considerablemente, el ataque militar al PKK lo único que ha hecho ha sido provocar rebrotes de violencia callejera, una especie de kale borroka a la kurda, con cócteles molotov lanzados a coches (ardieron una veintena en Estambul) y negocios de personas relacionadas con el gobierno del AKP (PJD, siglas en español). En cuanto a la UE no creo que afecte mucho excepto en lo de darle argumentos a esa galaxia de medios ensimismados con el “peligro musulmán”. Lo cierto es que Bruselas, aunque parece haber aceptado la operación, lo que en términos de diplomacia hacia Turquía significa no criticarla demasiado.