30 julio 2008

Atentado en el barrio obrero de Güngören, Estambul 3

Erdogan promete desenmascarar a los responsables del atentado

  1. La oposición critica la ambigüedad del Gobierno e insiste en acusar al PKK
  2. Los nacionalistas kurdos apuntan a la red golpista Ergenekon
Negras nubes planean aún sobre la autoría del atentado que el domingo causó la muerte de 18 personas y heridas a más de 150 en el barrio de Güngören de Estambul. La paternidad del ataque no ha sido reivindicada y la investigación todavía no ha llegado a resultados satisfactorios, lo que ha añadido más leña al habitual rifirrafe político de Turquía. El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, se comprometió a desenmascarar a los culpables. La principal fuerza de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (PRP, nacionalista laico), y sus medios afines dan por hecho que el ataque terrorista fue obra del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Los nacionalistas kurdos y el propio PKK señalan hacia la red golpista Ergenekon, en la que confluyen exmilitares y ultranacionalistas turcos. Y calla el Gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD, islamista liberal). En la comparecencia ante su grupo parlamentario, Erdogan prometió "desenmascarar el rostro que se esconde tras los atentados" y advirtió a los terroristas de que "no podrán cumplir sus sucios propósitos". Pero continuó sin concretar los sospechosos: "Serán nuestras fuerzas de seguridad quienes den a conocer su nombre". El líder del PRP, Deniz Baykal, que continúa empeñado en que los turcos salgan a la calle a condenar el terrorismo "como en España", criticó la posición ambigua de Erdogan y exigió "poner un nombre al terrorismo para poder condenarlo". "¿O es que no queréis condenar a los autores?", preguntó desafiante. RÉPLICA KURDA El líder de los nacionalistas kurdos democráticos, Ahmet Türk, censuró las palabras de Baykal: "¿A quién criticaréis en las marchas? ¿A los kurdos?". Türk volvió a negar que el PKK esté detrás de la matanza de Estambul. También ayer, aviones turcos bombardearon una cueva en la que se encontraban unos 30 militantes del PKK en las montañas Kandil, la zona del norte de Irak donde se encuentra el campamento central del grupo armado. Todo indica que este ataque no está relacionado con el atentado sino con las incursiones periódicas del Ejército turco en Irak. Mientras, la policía continúa sus investigaciones y el ministro del Interior, Besir Atalay, informó de que el explosivo utilizado en el atentado era TNT, a pesar de que varios diarios habían mantenido que se trataba de RDX, utilizado en varios atentados sin resolver. "Tenemos importantes datos. Confíen en nosotros", pidió el ministro. La policía ha requerido los vídeos de las cámaras de seguridad de los establecimientos del barrio, además de los que grabaron los vecinos. Según el diario Vatan, la policía busca a un joven con barba de entre 20 y 25 años que vestía una camiseta verde, y de acuerdo con el rotativo Yeni Safak, la policía descubrió en las imágenes de vídeo captadas por un teléfono móvil a un joven que rondaría la veintena corriendo segundos antes de que explotase el segundo artefacto.

El veredicto sobre el partido del Gobierno se espera esta semana

El Tribunal Constitucional se reunió ayer por segundo día consecutivo para debatir la ilegalización del partido de Erdogan, acusado por la Fiscalía de actuar contra el laicismo oficial. El periodista de NTV Gökhan Gerçek aseguró que el trabajo de los jueces ha avanzado mucho y pronosticó que el veredicto se conocerá en los próximos días si se absuelve al PJD o, en caso de que se decante por la ilegalización, el próximo viernes por la noche, para mitigar el efecto en la bolsa.

1 comentario:

javi dijo...

Tío, como me tienes acostumbrado a una actualización tan esporádica, me vas a hacer pegarme un buen rato aquí leyendo. Siempre se agradecen tus historias, que ayudan mucho a la comprensión de Turquía. Ojalá pudiera hacer yo lo mismo con los chinos, pero me harían falta años y años! Sigo intentándolo.
Un abrazo