09 febrero 2010

El gobierno turco anula el polémico protocolo EMASYA que daba poderes extraordinarios a los generales (EFE - Las Provincias)

El ministerio del Interior de Turquía anuló hoy un polémico protocolo que daba poderes exclusivos a las Fuerzas Armadas turcas, informó la cadena de televisión NTV.
En su camino hacia la adhesión a la UE, Ankara ha reducido considerablemente el poder de los militares en Turquía, pero este estamento sigue aún interviniendo en la política y el Estado Mayor no se priva de comentar las decisiones del Ejecutivo. El llamado Protocolo de Cooperación para la Seguridad y el Orden Público (EMASYA), firmado en 1997 entre ese ministerio y el Estado Mayor del Ejército, permitía a los militares recoger información y actuar contra lo que considerase "amenazas internas" sin ningún control de la administración civil."No puede ser que exista algo como el protocolo EMASYA", afirmó de forma contundente el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en una reunión con periodistas el pasado fin de semana. Además, Erdogan adelantó que su gobierno revisará la política de seguridad nacional, en línea con las reformas que exige la Unión Europea para someter a los militares al control civil.
A pesar de que el polémico protocolo ahora anulado fue firmado en 1997, el debate sobre su contenido no se abrió hasta el mes pasado, cuando el diario liberal "Taraf" publicó documentos de las Fuerzas Armadas que detallaban un plan para un golpe de Estado en 2003. Ese complot tenía como objetivo crear el caos en Turquía y derribar al Gobierno de Erdogan mediante atentados en mezquitas, el derribo de un avión militar turco en el Mar Egeo para forzar un enfrentamiento con Grecia y el encierro masivo de intelectuales críticos con el Ejército. El plan, que está siendo investigado por la Justicia, fue firmado por ex altos cargos militares cuyos nombres también han sido asociados a otros planes golpistas descubiertos durante la investigación de la red Ergenekon. Uno de ellos, Çetin Dogan, alegó que ese plan se trataba de un simple ejercicio sobre situaciones supuestas y dentro de la política de prevención de "amenazas internas" comprendidas por el protocolo.
Desde el inicio de la democracia en Turquía en la década de 1950, el Ejército ha intervenido en cuatro ocasiones (1960, 1971, 1980 y 1997) para forzar la caída de gobiernos democráticos.
El pasado 22 de enero, el Gobierno de Erdogan sufrió un duro golpe al anular el Tribunal Constitucional una reciente reforma que permitía juzgar al personal militar en tribunales civiles, a la vez que impedía a las cortes castrenses juzgar a civiles en tiempos de paz. Y otra noticia que nos da una idea del papel de los militares en Turquía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi todo esto lleva años que me huele a conspiranoia, y creo que ya lo veremos. Hablado con decenas de turcos y turcas el tema, y les parece un abuso, que un partido de la misma categoria que el PP español, intente dar pequeños coletazos contra el ejército, que son los que realmente posibilitaron la existencia de Turquía, si hubiera sido por esos "islamistas" cobardes son los mismos que se convirtieron al islam con las invasiones arabes, y de no haber ganado la guerra el ejercito turco, se habrian convertido al cristianismo, por segunda vez, la ideología del enemigo.

NdT dijo...

Ya estás con lo mismo de siempre, Yamal. No voy a entrar en tu discurso, que me parece sin pies ni cabeza y mal hilado.
Pero bueno, aquí se hace referencia a un protocolo que daba poderes extraordinarios a los militares para actuar. Si you fuese turco, no desearía que ese protocolo estuviese en vigor.
Por cierto, según las encuestas, el nivel de confianza de los ciudadanos turcos en el ejército ha descendido considerablemente en los últimos meses (aunque sigue siendo una de las instituciones más valoradas).

Anónimo dijo...

Hola Andrés, no dudo que estés mas informado que yo. Es mas que obvio.

Pero solamente he trasladado la espantosa unanimidad que se da entre la gente turca que conozco, que suelen ser unos diez o quince como minimo cada año (yo es que les hablo en turco si los veo por la calle, y luego tengo la suerte de que suelo caerles bien)

Para ellos, una casta de adoradores al servicio de intereses extranjeros, no deberian tener derecho ni siquiera a dañar minimamente la imagen del ejercito.

El AKP por ser conservador y algo tradicionalista, sabemos que está al servicio aunque sea parcialmente de la ideologia islamica, que es una ideologia no muy acorde con los principios republicanos.

No paran de decirme la gente que conozco, que asociaciones financiadas por el gobierno de EEUU pagan un sueldo a las mujeres pobres para que se pongan el pañuelo en la cabeza, para debilitar y polarizar la sociedad del pais.

Es sospechoso que muchas militantes de ponerse el pañuelo en la cabeza, como Merve Kavakçi tuvieran la nacionalidad de EEUU.

Entonces yo me pregunto ¿que queremos? una Turquia bananera sin valores, anarquica como Italia, o como España, en los brazos de los reaccionarios y sin posibilidad de progreso alguno??

O queremos la Turquia jacobina y brillante a la que nadie se atrevía a levantarle la voz??

A mi me gustaría que se dieran los dos casos. ¿por que no podemos tener una Turquia jacobina, que respete a las ideologias fantasticas hasta cierto punto pero sin dejarse dominar por ellas y dentro de la UE?

Yo intento no estar totamente de ningun lado, y aunque me veo arrastrado poderosamente del lado republicano y laico, y totalmente apartado del lado magico-islámico, creo que se puede articular un marco en el que manden en el pais los que tienen que mandar sin que las minorías fantasiosas pierdan ningun legítimo derecho a existir.