26 marzo 2009

Declaración de principios éticos y periodísticos

Soy de la opinión del genial escritor y periodista gallego Manuel Rivas, quien, en uno de sus libros, decía que es imposible que exista el periodismo objetivo. La objetividad es imposible, simple y llanamente, porque nuestra educación no es objetiva, porque las empresas –públicas o privadas- en las que trabajamos tienen sus propios interes y porque el individuo es subjetivo por naturaleza. En cambio sí que creo, tal y como decía Rivas, en la honestidad periodística.
La honestidad, en periodismo, implica que el periodista agota todas las fuentes a su alcance –dentro de sus posibilidades materiales y temporales- para confirmar que el hecho del que informa se acerca lo máximo posible a la realidad. El ordenamiento jurídico español respecto al derecho de la información es, también, de la misma opinión. Las diversas sentencias del Tribunal Constitucional y de otros tribunales constatan que, siendo imposible afirmar qué es y qué no es objetivo o verdadero, sólo es posible juzgar una información por el trabajo que existe detrás de ella: que el periodista haya consultado el mayor abanico de fuentes dentro de sus posibilidades, que se haya guiado por hechos verosímiles y que haya buscado, ante todo, aproximarse a la realidad, o a lo que entendemos por ella, lo máximo posible.
La gente que me conoce y también todos aquellos lectores que se han acercado a este blog (y a los que tanto agradezco que lo hagan), saben de sobra cuáles son mis ideas. También saben, probablemente, que, a la hora de escribir noticias y trabajar como periodista, procuro mantener mis ideas personales a raya todo lo que me es posible, intentado que no interfieran con lo que cuento como periodista para los medios de comunicación en los que trabajo.
Ahora bien, un blog, y este blog en concreto, es algo diferente. En el blog caben las ideas personales, las opiniones, que aparecen mezcladas con el texto noticioso, pero bien separadas en aquellos artículos en que la fuente noticiosa es externa, pues mis opiniones son mías y nada más que mías, y para nada es mi intención perjudicar a otros medios de comunicación que no tienen nada que ver con ellas (con mis opiniones).
La concepción liberal del periodismo, que no necesariamente comparto al cien por ciento, explica que el periodismo es “el cuarto poder”. Que gracias a la libertad de prensa con la que, supuestamente, nos hemos dotado en ciertos estados regidos por una democracia liberal, los medios de comunicación pueden prevenir, informando, los abusos en la actuación de los tres poderes clásicos del estado. Estirando este razonamiento, podríamos concluir que el periodismo también debe vigilar los excesos de otro de los poderes de facto, el poder económico.
Prácticamente nadie ha intentado interferir en el contenido de este blog tachando de inadmisible su contenido. Lo cual me parece absolutamente normal dado que su público es relativamente reducido. Sin embargo, es lamentable, o quizás esclarecedor, que los dos únicos actores que lo han hecho hayan sido dos grandes compañías privadas.
El objetivo de este blog es informar, desde una óptica personal, sobre lo que acontece en Turquía y las amplias regiones que la circundan y así lo seguirá haciendo. Pese a quien pese, Noticias desde: Turquía continuará publicando lo que le plazca sin atender a presiones externas.
Atentamente,
Andrés Mourenza

9 comentarios:

dudo dijo...

(ole tus coj... !!)
y nosotros leyéndote, compañero.
gracias por seguir informando.

Luis Lidón dijo...

"Si los perros ladran es señal de que avanzamos", ya lo dijo ese loco genial. Andrés, siempre es un lujo leerte, pero además tu actitud dignifica el oficio. Suscribo tus palabras, respaldadas por la Constitución y el sentido común.

Antonio Sánchez Solís dijo...

Andrés,
Un incómodo periodista llamado Francis Claud Cockburn dijo una vez que no hay que creer nada hasta que no sea oficialmente desmentido. Luego, hay un simpático texto llamado Constitución Española, con un molesto artículo 20 que reza: "Se reconocen y protegen los derechos... a expresar y difundir libremente los pensamientos ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción". Como periodistas, hemos de rescatar la sacrosanta "objetividad" de quienes abusan de ella para cubrir la mentira oficial, John Pilger dixit. Y tras la pedantería de las citas, una de mi cuño: con dos cojones, compañero. Un placer trabajar contigo. Antonio Sánchez Solís.

ENRIC dijo...

Merhaba Andrés,

Ah ! sí, sí, sí ! Ahora estoy a muerte contigo! ¡con un par y frente a ese tanque “Jonuta” de Tian'anmen, Dîyarbekir o Alcorcón con el valor de proclamar la libertad de voz, opinión, palabra y expresión. Si nos quitan eso pasaremos a ser acelgas o pedruscos en el camino, cantos rodados inservibles incluso para pinchar la rueda del corrupto o del genocida en su liviano camino hacia la bendición del dólar, del poder y la redención frente la historia.
Hoy (hoy que Turquía le va a meter un varapalo a España luchando frente al balón... jejejeje...) a rakı y al yaprak dolması invito yo !

Un cordial saludo camarada !

NdT dijo...

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo, de verdad.

Toni Salado dijo...

Ni un paso atrás Andrés! Tu blog es de los pocos que informan, en el sentido auténtico de la palabra. Espero tu crónica de las locales turcas, creo que la izquierda ha recuperado terreno al AKP...

NdT dijo...

Gracias Toni.
El problema en Turquía es que la izquierda es prácticamente inexistente, no llega al 1 por ciento de los votos.
Si te refieres al Partido Republicano del Pueblo (CHP), que es un partido que mezcla el centroizquierda, un laicismo a mi parecer mal entendido y el nacionalismo, sólo ha conseguido el 20 por ciento de los votos, mientras que el AKP ha conseguido el 40.
Eso sí, el CHP ha conseguido acercarse mucho al AKP en Ankara y en Estambul aún no se saben los resultados definitivos porque los dos candidatos están muy cerca. Si ha aumentado los votos en estas dos ciudades es porque ha elegido a dos candidatos que han abandonado esa paranoia del CHP de ver en una supuesta "agenda islamista oculta" del AKP todos los males del país -algo que sólo le permitía atraer los votos de la burguesía urbana laica y nacionalistas, es decir, los 'pijos'- para enfocarse en un discurso que no ataca al islamismo del AKP sino a su corrupción. Y en eso sí que ha conseguido recoger votos del centroizquierda.

aracne dijo...

El buen periodismo es honesto y riguroso. El periodismo llamado 'objetivo' sencillamente no existe, es un invento de aquellos a quienes no les interesa que se contradigan sus dogmas. Tu blog es magnífico, y cuando te desanimes, recurre a 'Los cínicos no sirven para este oficio': el periodismo, si tiene alguna utilidad, es darle voz a quienes no la tienen. Ánimo!

cesar dijo...

Amén.

Esta entrada es de marzo y yo no soy periodista, pero me apetecía decirlo jeje